Zacatecas, estampas del desempleo

La experiencia es requisito básico para un empleo. Víctor Manuel Espino la tiene pero lo rechazan. Su problema,  la  edad,  59 años.

-Cuando uno está viejo nadie te quiere contratar, se lamenta desde el 1.60 de estatura y complexión robusta de su figura. Sus 25 años de experto en finanzas, como contador hoy no cuentan.

Su último empleo fue en el Gobierno del Estado hace 2 años y medio, era auditor fiscal. Un recorte de personal le cortó sus ingresos.

-El mismo gobierno es el que te friega. Cuando estuve ahí me contrataron sin prestaciones, ni  derechos, ni seguro social.

Desde entonces, en 900 días intentó enrolarse en más de 10 empresas. La necesidad lo llevó a lo que él llama la -feria del desempleo- evento donde el gobierno priista  busca facilitar  que la gente obtenga un trabajo, aunque sea mal pagado.

Y es que aquí  el 73% de las 541 mil 914 personas ocupadas al  tercer trimestre de 2010, recibe de uno a dos salarios mínimos.

Víctor saca de su bolsillo una tarjeta de presentación en tonos gris y azul.

Avenida 5 de Mayo número 106, interior 4, Guadalupe, Zacatecas. Es la dirección donde se le puede encontrar. Ahí trabaja, sin trabajo. Es su casa habilitada como despacho, ahí  espera un cliente al cual sacar de apuros financieros, para él poder salir de los suyos.

Esloganes como “El Presidente del empleo”, de Felipe  Calderón, o frases hechas  como, “La generación de empleo es la prioridad”, del gobernador Miguel Alonso, para Víctor son mero discurso, como  columna vertebral para un invertebrado. “Toco  puertas y nomás no”, lamenta.

En Zacatecas hay  130 mil 777  empleos formales registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (MSS), que representan apenas el  24.3% de la  población ocupada.

“Podemos afirmar que la imposibilidad estructural de nuestro aparato productivo en la creación de empleo suficiente y adecuadamente remunerado constituye la raíz de muchos de nuestros problemas sociales como es el bajo ingreso per cápita, el desempleo, la migración y los altos índices de pobreza alimentaria patrimonial y de capacidades, acciones que además potencian la inseguridad”, señala el diagnóstico incluido en el  Plan Estatal de Desarrollo para los próximos 6 años.

-La insuficiencia estructural en la generación de empleo  constituye uno de los principales factores que impiden el mejoramiento del nivel de vida de la población-, señala el documento.

Alejandro García es residente en Estados Unidos. Por más de 20 años cultivó rosas en California, Texas, Iowa y Montana, y desde 2008  regresó al municipio de Miguel Auza, su tierra natal donde la inestabilidad a falta de un empleo se le hizo costumbre.

“Quiero construir mi propio taller de carpintería pero necesito  39 mil pesos  para echarlo a andar con lo básico”.

“Estamos viviendo una situación muy difícil, no hay alternativas, sólo hay una empresa en Miguel Auza pero paga 460 pesos a la semana, es  muy poco,  yo en  un partido de futbol como árbitro me gano entre 200 y 250 pesos”, dice Alejandro.

Durante 2 meses recibió capacitación para poner un changarro propio por parte de Gobierno del Estado, pero carece del capital necesario para su taller.

“Apenas se saca para los frijoles y la sopa  porque no hay trabajo y el  campo está muerto, además de la inseguridad que vivimos, en la Presidencia de pronto ofrecen trabajo pero nada más le dan empleo a los amigos de los funcionarios”, se queja.

Alcaldías, sostén de los pueblos.

Uno de los generadores históricos de empleo en Zacatecas ha sido el Gobierno estatal y  la mayoría de las 58 alcaldías, esto ante la carencia de empresas, e industrias en las regiones, así como la falta de rentabilidad de la actividad agrícola y ganadera.

“El gobierno del Estado no puede seguir siendo la principal fuente de empleo, no nos damos abasto”, reprochó el gobernador Miguel Alonso Reyes durante la puesta en marcha de la primera Feria Estatal del Empleo a la que acudieron jóvenes, mujeres  y profesionistas de toda la entidad en busca de un espacio laboral.

El hartazgo del mandatario tiene su reflejo.

Margarita Duarte es alcaldesa  de Jiménez del Téul, el municipio que registra un 76% de su población con pobreza alimentaria, ahí la principal fuente de empleo es la Presidencia municipal.

“La presidencia sigue siendo la principal fuente de empleo hay  110 personas trabajando, tenemos el primer lugar en marginación, hay una opción de desarrollo con un potencial muy fuerte como el turismo pero no ha sido atendido.

“Para nosotros la única salida pudiera ser el autoempleo. Tratamos de apoyar a la gente que tiene iniciativa para impulsarlos en una actividad productiva pero no podemos, no hay recursos”, se queja.

En Sombrerete, municipio de larga tradición minera, ni siquiera esa actividad supera a la presidencia municipal como generadora de trabajo remunerado.

“La presidencia da 650 empleos y todo el recurso que nos llega se va en el pago de nóminas, lo ideal sería que tuviéramos empresas maquiladoras, estamos tratando de gestionar alguna”, dice el alcalde Daniel Solís Ibarra.

Según una evaluación elaborada por el Gobierno priista que se incluye como diagnóstico en el Plan Estatal de Desarrollo (2011- 2016), entre el periodo 2003 a 2009 en el estado se crearon un  promedio de 5 mil empleos anuales cuando el mínimo requerido es de al menos 8 mil  para mejorar la capacidad adquisitiva de los trabajadores. Aunque el secretario de Desarrollo Económico ha prometido 14 mil empleos anuales

Gustavo Uribe, alcalde del municipio de Pinos uno de los 5 con mayor extensión territorial y de población resume así la urgencia de alternativas:

“Hay mucha necesidad, lo que más requerimos en esta zona es empleo, la sequía está muy dura, no hay cosechas, no hay agua, la gente se está yendo para los Estados Unidos; se requiere el impulso a los  microempresarios para que capaciten a personal y en generación de inversiones, una alternativa pudiera ser el autoempleo”, dice.

Pepe es el reflejo de lo que el propio Gobierno del Estado reconoce en su diagnóstico económico de la entidad plasmado en el Plan Estatal de Desarrollo que a la letra señala:

“La mayor parte de las fuentes de empleo que se crean se caracterizan por su baja productividad así como por proporcionar un ingreso insuficiente para la satisfacción de las necesidades básicas de las familias”.

Para cambiarle la cara a la entidad el gobierno de Miguel Alonso Reyes plantea el impulso en la micro, pequeña y mediana empresa en el medio rural y urbano, la creación de un Banco de Proyectos para el Desarrollo Económico y el trabajo interinstitucional para un sistema de apertura rápida de empresas.

Incentivos municipales para empresas de nueva creación impulso a la creación y operación de franquicias y formación de capital humano para con las necesidades de desarrollo del Estado y la iniciativa privada

Elaboración de un sistema de información de proveedores especializados, gestión de recursos para nuevos productos artesanales y creación de cooperativas de consumo para compra y venta de productos básicos que incentiven el mercado interno.

De esto, a la fecha, nada se ha concretado en los hechos. Sólo hace un mes y medio se instaló la primera piedra de una empresa japonesa de industria automotriz con la promesa de crear mil empleos.

“Si la gente está en movimiento el gobierno está en movimiento”, dijo emocionado el gobernador ante empleadores de la entidad.

… Y las empresas no encuentran gente

Entrada Group,  es un consorcio dedicado a la elaboración de arneses, bocinas  y limpia parabrisas para autos modelo BMW y otros  aditamentos de uso industrial  que se exportan a Estados Unidos y Alemania desde el  municipio de Fresnillo.

Ahora esta industria ofrece 320 puestos de trabajo, el problema es que no encuentran personal capacitado para ocupar los cargos, buscan desde expertos en mecatrónica, robótica y tecnologías de la información hasta ingenieros de proceso y supervisores de producción.

“Resulta complicado encontrar gente con experiencia, buscamos especialistas en áreas muy específicas, requerimos personal altamente calificado y no encontramos”, señala Minerva Ramos   ejecutiva de la empresa en entrevista para Animal Político

A su vez, para la  empresa minera Gammon Lake tampoco ha sido fácil encontrar personal que cubra sus necesidades de producción.

“Ofrecemos  espacio para 20 ingenieros mineros, 10 geólogos y  80 operadores de máquina de pierna de preferencia con experiencia para no perder tiempo y no gastar recursos en capacitación. El sueldo para operadores es de 4 mil pesos libres por semana; a especialistas ofrecemos de  25 a 30 mil” explicó el reclutador Carlos Téllez.

El especialista en metalurgia comentó que en general les ha sido complicado reclutar personal por la falta de cultura minera que hay en el país.

“Quien está bien preparado en este ámbito se da el lujo de tener el patrón que quiera, aunque ahora hay un boom de esta actividad en el país se dificulta mucho encontrar personal y entre las mismas empresas nos peleamos por  la gente capaz”, explica el reclutador.

La empresa DSA manufacturing Company se dedica a hacer piezas textiles, por ahora sólo tienen 15 vacantes, emplean a un centenar de mujeres.

El  salario base es de 500 pesos semanales más un incentivo de cien pesos por puntualidad.

“La gente debe tener experiencia en costura, pero el problema es que a muchos no les gusta el salario, se les hace poco”, reconoce  Mirna Aída González encargada de Recursos Humanos.

En 2008, Zacatecas exportó en productos 703 millones de dólares, equivalentes al .24% de las exportaciones del país, mientras que en 2009 fueron mil 74 millones de dólares, que representó apenas el .46% del país. Los productos que más exporta la entidad son cerveza, papel y cartón.

Zacatecas es  la  séptima entidad con menor actividad manufacturera en el país, entre 1995 y 2009 creció 3.3%, genera 12.3 mil millones de pesos al año, que representa el .62% del Producto Interno Bruto PIB manufacturero en el país.

José de Jesús Reyes tiene 30 años y los últimos 60 días los ha dedicado a buscar empleo para poder mantener a su esposa y a la pequeña Lourdes de 7 meses. Ya se cansó, dice, de trabajar sin descanso y ganar sueldos miserables en trabajos eventuales como albañil.

“He tenido últimamente trabajitos eventuales en la obra, no hay de otra nos están caciqueando mucho,  me cansé de trabajar y que no me paguen lo suficiente,  he batallado mucho, la cosa está muy difícil”, reprocha al cuestionarse si parte de “su mala suerte” se debe a que apenas terminó la secundaria.

La Industria de manufactura del estado ocupa 29 mil 677 personas en 4 mil 969 unidades económicas (empresas), equivalentes al 1.14% del país; ocupa 5.98 personas promedio por unidad económica; 42. 44% menos en comparación con el promedio nacional que es de 10.39 personas.

Sulema tiene 4 meses buscando empleo, concluyó recién una carrera técnica comercial.

”Ahorita quienes me ayudan son mis papás con un bebé es muy difícil”, dice mientras con un brazo sostiene a su bebé que llora y con el otro llena una solicitud de empleo.

“Zacatecas debe insertarse eficazmente  en la economía global con  comercio, inversión, tecnologías y conocimiento  fortaleciendo  su competitividad y relaciones económicas con estados vecinos en una verdadera integración regional modernizando e incrementando  la productividad en agricultura ganadería minería y turismo”, señala el Plan Estatal de Desarrollo

María Antonieta Morales perdió su empleo de 900 pesos quincenales, que obtenía en la limpieza de una oficina, agradece que sus hijos ya se casaron  pues de lo contrario no podría mantenerlos.

“Estoy metiendo solicitudes donde puedo, se cierra una puerta pero Dios abrirá más”. Y así como toñita, muchos zacatecanos esperan que un empleo les abra las puertas de la tierra y no morir en el intento.

Related

Deja un comentario