Sedena omite informar número real de bajas en combate al narco

Según consta en una investigación hecha por Animal Político, la Sedena no ha hecho pública la muerte de ocho de cada 10 soldados muertos en sus comunicados de prensa, la principal herramienta que el Ejército ha decidido emplear para informar sobre las bajas del crimen organizado y de sus propios elementos.

Sedena omite informar número real de bajas en combate al narco

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) omite informar en el día a día la cifra total de soldados muertos en enfrentamientos contra la delincuencia organizada.

Según consta en una investigación hecha por Animal Político, la Sedena no ha hecho pública la muerte de ocho de cada 10 soldados muertos en sus comunicados de prensa, la principal herramienta que el Ejército ha decidido emplear para informar sobre las bajas del crimen organizado y de sus propios elementos.

Entre julio del 2010 y enero del 2011, por ejemplo, el Ejército sólo ha aceptado la muerte de cinco soldados. En contraste, un documento oficial de la Sedena, obtenido vía Infomex, revela que en ese mismo periodo han muerto 41 militares.

Animal Político solicitó la versión de la Sedena, que optó por no dar una posición oficial y esperar la publicación de esta nota.

Contraste de cifras

Animal Político revisó cada uno de los boletines emitidos por la Sedena en ese periodo (siete meses, entre julio del 2010 y enero del 2011), separando las muertes de militares y los fallecimientos de delincuentes.

Esta base de datos se contrastó con una respuesta que el mismo Ejército dio a una solicitud de acceso a la información.

Los datos no cuadran

Los comunicados de prensa, cabe aclarar, se han convertido en el único reporte oficial sobre enfrentamientos, particularmente en las zonas de difícil acceso, ya sea por su condición geográfica o por la propia inseguridad.

Otra alternativa para medir los resultados del Gobierno en el combate a la delincuencia organizada es mediante la Ley Federal de Transparencia. No obstante, los tiempos de respuesta pueden ir desde 20 días hábiles -en el mejor de los casos- hasta seis meses, si es que interviene el Instituto Federal de Acceso a la Información y Datos Personales (IFAI).

De acuerdo a los comunicados, sólo cinco militares han muerto en esos siete meses. Según el reporte oficial, emitido por la solicitud de un ciudadano que pidió el número de soldados muertos desde el inicio del gobierno de Calderón hasta enero del 2010, en ese mismo periodo, en realidad han fallecido 41 militares.

Sólo en ese periodo, la Sedena habría omitido informar la muerte de 36 de sus efectivos.

Aun bajo el supuesto que hubieran muerto los 19 soldados que se reportan como heridos entre junio de 2010 y enero de 2011, la cifra de bajas sólo se elevaría a 24, es decir, 58% de las 41 muertes que la Sedena informa vía transparencia.

Si se consideran las bajas por accidentes que la Secretaría informa por boletines en el mismo periodo, la cifra sólo se elevaría a 27 bajas. Esto por la caída de un helicóptero en el estado de Jalisco, ocurrido el 7 de julio del año pasado. En el suceso murieron dos oficiales y un miembro de tropa.

Por una baja militar, hay 59 del narco

En esta investigación no sólo se encontró la disparidad entre las bajas militares reportadas y las que se pueden conocer mediante una solicitud de información. En los siete meses analizados, la diferencia entre muertos del Ejército y de presuntos criminales también es mayúscula. Mientras los soldados tienen cinco bajas, el crimen organizado tiene 295. Esto significa que por cada soldado caído en una agresión, mueren 59 vinculados al narcotráfico.

Un ejemplo de esto es el enfrentamiento ocurrido en una finca de Ciudad Mier, Tamaulipas, el 9 de septiembre del año pasado. El Ejército reportó 25 presuntos narcotraficantes muertos y en sus filas ni una muerte por contabilizar.

Si contrastar el número de bajas castrenses es posible gracias a la referencia del IFAI, someter a una comparación las bajas de los criminales es más complicado.

Cuando un ciudadano solicita a la Defensa una relación de las muertes de presuntos criminales, el órgano se limita a referir al solicitante a los boletines de prensa.

En una solicitud disponible en el sistema Infomex, distinta a la que informa de las bajas militares la Sedena explica al ciudadano que la obligación de informar sobre las muertes de criminales está cumplida, pues los comunicados se encuentran en internet. Sin embargo, entregó una lista con los comunicados que aparentemente informan de todas las muertes de narcotraficantes.

Animal Político se dio a la tarea de cotejar esa lista y encontró que no todos los comunicados referidos existen en la página de internet de la Sedena.

¿Dónde están los muertos?

Agosto de 2010 es el mes más dispar. El reporte entregado mediante la Ley de Transparencia da cuenta de nueve militares muertos, mientras que en los boletines, no hay uno solo en todo el mes.

Las únicas incidencias en agosto contra el personal militar fueron las heridas infligidas a tres soldados en un enfrentamiento que dejó 12 delincuentes muertos en Santiago Papasquiaro, Durango. En las demás refriegas (cinco en total) se reportan cero muertes, al menos, en boletines.

Otro mes con irregularidades graves es noviembre de 2010. Los comunicados de prensa emitidos en esos 30 días sólo informan de una baja militar. En contraste, la solicitud de transparencia reporta 11.

Esta diferencia indica que en noviembre del año pasado, nueve de cada 10 muertes contabilizadas al interior de la Sedena no fueron hechas públicas en comunicados de prensa.

La única muerte reconocida en noviembre ante los medios ocurrió el día 5. En plena zona urbana de Matamoros, Tamaulipas, un soldado de la octava zona militar fue abatido en los enfrentamientos previos a la muerte del capo del Cártel del Golfo, Ezequiel Cárdenas Guillen.

“Tony Tormenta”, alias de ese jefe de la droga, cayó abatido por la Secretaría de Marina, sin embargo, en las balaceras previas a su muerte participó el Ejército. En el tiroteo ocurrido entre las avenidas Pedro Cárdenas y Longoria, también murió el periodista del diario Expreso, Carlos Alberto Guajardo Romero.

Los muertos en gráficas

Comparativo octubre 2010 – marzo 2011 de muertes del Ejército, crimen organizado y civiles (según información de los comunicados de la Sedena).

Cifras totales de julio 2010.

Cifras totales agosto – septiembre 2010.

Cifras totales octubre 2010.

Cifras totales noviembre 2010.

Cifras totales diciembre 2010.

Cifras totales enero 2011.

Cifras totales febrero 2011.

Cifras totales marzo 2011.

Nota: Todas las cifras son con base en los comunicados de la Sedena.

Sedena omite informar número real de bajas en combate al narco, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Close
Comentarios
  • cruz

    QUE TIPO DE COMPESACION RECIBEN LOS FAMILIARES O SU FAMILIA.
    cuando cae en accion un soldado mexicano,razo,un oficial,o personal administrativo civil pero que trabaja para las fuerzas armadas mexicanas,.
    investigue DULCE RAMOS y luego nos informa gracias.