En la escuela, niños consumen
4 veces el azúcar permitida

Los niños mexicanos consumen hasta cuatro veces más del azúcar recomendada en el refrigerio escolar de acuerdo con los criterios que definiera el mismo Estado para abatir la obesidad infantil.

De acuerdo con el estudio “Calidad nutricia de los alimentos autorizados en los planteles escolares”, 86% de los productos que se venden en las escuelas cubren más del total de azúcar que se recomienda que un niño ingiera en la escuela y 36% excede el total de azúcar que un niño puede consumir en todo el día.

El estudio que realizó El Poder del Consumidor analizó 52 productos cuya venta para preescolar, primaria y secundaria es considerada válida dentro de los “Lineamientos para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los planteles escolares del país” y que lanzó el gobierno federal en mayo de 2010.

No se está haciendo nada por el peso de las empresas Coca Cola, Bimbo, Pepsico”, dice Alejandro Calvillo, presidente de El Poder del Consumidor.

De acuerdo con los criterios nutrimentales en que se basan los lineamientos, un producto para un niño de primaria no debiera exceder el 7% de azúcar, sin embargo hay algunos que superan  hasta 400% esta cantidad. Incluso, según la Asociación Americana del Corazón un niño entre 4 y 8 años no debe consumir más de tres cucharadas cafeteras de azúcar en todo el día y hay bebidas, como los yogurts para beber, que exceden por cuatro cucharadas esta cantidad.

Según Calvillo, por los comentarios y presiones de la industria procesadora de alimentos los criterios fueron reformados, es así que se venden presentaciones pequeñas de productos altamente azucarados de los cuales basta con consumir dos paquetes para exceder los límites tolerados.

De acuerdo con el estudio, la mitad de las bebidas que se expenden, superan la cantidad de azúcar no sólo para el refrigerio escolar, sino para todo el día.

Al vender productos que superan hasta en 400% la cantidad de azúcar recomendada, la autoridad viola y contradice sus propios lineamientos y no se consigue el propósito de los mismos, impulsar una cultura de hábitos alimentarios saludables.

En tan solo siete años, el porcentaje de niños y niñas con sobrepeso y obesidad se incrementó 40%. Pero la obesidad no es la única epidemia que amenaza la salud de los infantes.

“Hay una asociación directa de la ingesta de alimentos altos en azúcar, con un preocupante crecimiento en los índices de diabetes infantil en México”, dice Xaviera Cabada, nutrióloga y coordinadora del estudio.

El azúcar no es el único ingrediente cuyo consumo se excede a través de los productos que venden las escuelas, según el estudio 38% de las botanas que se expenden superan los 180 mg. de sodio establecidos como límite para el refrigerio escolar.

Según Cabada hay evidencias científicas que demuestran que el consumo de alimentos ricos en azúcar, grasa y sal provocan adicción a los productos que los contienen, haciendo comer compulsivamente y obstruyendo la sensación de saciedad.

“Es necesario aplicar medidas urgentes para combatir la epidemia”, dice Calvillo, pues, advierte,  el Estado está siendo superado en atender las enfermedades asociadas.

La organización presentará próximamente un estudio que analiza la presencia de aditivos artificiales en los productos que venden las escuelas y sus repercusiones en la salud.

Productos que exceden el límite de azúcar permitido por los lineamientos:

92% de las bebidas.

86% de los pastelillos, dulces y postres.

75% de los yogurts.

Referencias:

Estudio Calidad Nutricia Alimentos en Escuelas 1a Etapa

Related

Deja un comentario