6 mitos de la movilidad urbana

6 mitos de la movilidad urbana
Construcción del segundo piso en el Períférico.

Adriana Lobo, directora del Centro de Transporte Sustentable de México (CTS).

La seducción del automóvil disfrazada de modernidad, colapsó primero a la Ciudad de México y después a metrópolis como San Luis Potosí; León, Guanajuato; Monterrey, Nuevo León, entre otras.

¿Cuál fue la receta? Construir más vías rápidas, periféricos enormes, túneles y segundos pisos. Es la conclusión de Adriana Lobo, directora del Centro de Transporte Sustentable de México (CTS).

El CTS fue una de las primeras organizaciones en poner en la agenda pública el tema de la movilidad, hace nueve años.

“Llevamos, como país, cerca de 50 años apostándole de manera intensiva al modelo de desarrollo que aniquila la ciudad: la construcción de vías para los coches”, dice en entrevista.

Recuerda que cuando CTS estableció su oficina en la ciudad de México, no había proyectos serios de transporte público. Los que funcionaban eran el metro de Monterrey y el DF y el tren ligero en Guadalajara. “Del reordenamiento del transporte público no se hablaba”.

Por eso, insiste en que el país le apuesta a un transporte público multimodal, en el cual convivan los peatones, los ciclistas y el transporte público.

–¿Ve avances? se le pregunta

— Para empezar, el tema ya está en la agenda, y ya hay varias organizaciones que se dedican a proponer y debatir la forma de cómo movernos. Me parece que es un avance que en el DF se haya construido 95 kilómetros de Metrobús, si se termina la línea 4.

Este modelo, también conocido como Bus Rapid Transit (BRT), se trató de implementar en Guadalajara, Jalisco. Finalmente el proyecto se canceló el año pasado, debido a que los alcaldes de los municipios metropolitanos de Zapopan, Tlaquepaque y Guadalajara (todos del Partido Revolucionario Institucional) proponían que se implemente un metro y rechazaron el BRT porque consideraron que era una propuesta del Partido Acción Nacional (PAN), el partido del gobernador Emilio González Márquez. La metrópoli se quedó sin un medio eficiente de transporte,  a pesar de que ya estaba etiquetado para el proyecto cerca de 80 millones de dólares para el BRT.

CTS era uno de los impulsores del proyecto. “El peor escenario nos sucedió en Guadalajara. Ni BRT ni metro. Los actores políticos se enfrascaron en discusiones inútiles”, dice la entrevistada.

–¿Cuál es la situación en el DF?

–El gobierno de Marcelo Ebrard avanzó mucho en construir ciclovías, en la peatonalización de las calles y el Macrobús, pero también decide construir la vía rápida.

“El segundo paso es que los gobiernos logren entender que no se trata de hacer una cosa y la otra. Las vías no son la solución”.

Los mitos

Adriana Lobo ofreció la conferencia Ciudades bajas en carbono, en el marco del X Congreso Hacia ciudades libres de autos, donde refutó cada uno de los 6 mitos principales sobre la movilidad urbana que los gobiernos suelen promover.

Construcción del segundo piso en el Períférico.

1.- Más vías aseguran disminuir la saturación de vialidades, agilizar el tránsito, incrementando la velocidad promedio, mejorar la movilidad de las personas y generar un ahorro del tiempo de traslado de hasta un 50%.

CTS: Los datos oficiales indican que, de 2000 a 2011, creció el número de automóviles en un 46%, mientras que la población aumentó en un 13%.

El resultado es una ciudad fea, con cicatrices profundas y además, esto a provocado un crecimiento desordenado de las ciudades, y un aumento en la dependencia del automóvil.

2.- Las vialidades modernizan las ciudades y potencian la imagen urbana.

CTS: Las estructuras elevadas y grandes vialidades fragmentan el paisaje urbano y generan grandes sobras lo que puede potenciar el deterioro del entorno urbano y propicie la inseguridad. Y el valor de las propiedades disminuye en un 15%.

En la Ciudad de México, la pérdida del valor de las propiedades a menos de 400 metros del Periférico entre San Jerónimo y Viaducto, se estima en 4 mil millones de dólares.

3.- Más vías aseguran la generación de importantes fuentes de empleo y potencian la economía local.

CTS: Las obras de infraestructura generan empleos, pero temporales. La estimación del CTS es que por cada millón que se invierte en infraestructura para el automóvil, se generan apenas 7.5 empleos en promedio. En cambio, si la inversión se dirige en el transporte público, la cifra aumenta a 21.4 empleos.

Unidades para la línea 4 del Metrobús en la Ciudad de México.

4.- Más vías aseguran reducir el consumo de gasolina y las emisiones contaminantes.

Tampoco se cumple el escenario. El CTS señala que el sector transporte en México, produce 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y el transporte automotor representa el 90% de esas emisiones.

5.- Más vías aseguran una mejor movilidad y mayor calidad de vida para los ciudadanos.

CTS: Vivir cerca de autopistas urbanas a distancias de hasta 500 metros incrementa el riesgo de alergias y de bronquitis del tipo obstructiva.

Y, por cada hora empleada en el automóvil al día, hay un incremento del 6% de probabilidad de ser obeso. Por cada kilómetro caminado al día, las probabilidades de ser obeso se reducen un 4.8%.

6.- Más vías contribuyen a proteger la integridad de las personas.

CTS: Las altas velocidades incrementan los riesgos de accidentes. Hay 24 mil muertos por accidentes viales y 5 mil 631 peatones atropellados al año en México. Los accidentes viales en el país son la primera causa de muertes en personas de 5 a 35 años, la segunda causa de discapacidad y segunda causa de orfandad.

Lobo expuso que en las ciudades del llamado primer mundo, empiezan a demoler sus vías rápidas y segundos pisos. El ejemplo emblemático es Boston, que ha derribado algunas autopistas para construir jardines.

“El camino que se ha seguido hasta ahora es construir infraestructura vial para los autos, para luego demolerla y al final le apuestan al transporte público y peatones. Podemos evitar el paso intermedio”, finalizó.

Close
Comentarios
  • Qué buena nota y qué bueno que se enfatice que respecto a los cambios que necesitamos como sociedad, hay iniciativas excelentes que a veces por motivos políticos se frenan… ¿qué mas da si la propuso tal o cual partido? La gente debemos aprender a apoyar las iniciativas que nos favorezcan como ciudadanos. A mí me da mucho gusto que se estén ya implementando y que la gente disfrutemos de sus beneficios, que para eso pagamos impuestos. Sigamos exigiendo infraestructuras públicas que eleven nuestra calidad de vida.

  • Excelente manera de pensar, es bueno saber que hay gente capaz impulsando cambios positivos para la ciudad, le agradezco sinceramente su labor y ojala podamos evitar ese paso intermedio. Nada me daria mas gusto que ver el periferico lleno de jardines mientras nos movemos en medios de transporte mas modernos y efectivos.