Gobierno quiere diluir
al Movimiento por la Paz: Sicilia

Emilio Álvarez Icaza y Javier Sicilia. FOTO: Cuartoscuro

El Movimiento por la Paz con Justitcia y Dignidad denunció esta mañana la intención del gobierno federal por “diluirlo”, al intentar  que en el diálogo pactado con el presidente Calderón hace 3 meses participen otras agrupaciones, concediéndosele a las víctimas encabezadas por Javier Sicilia sólo 15 minutos de participación en este encuentro.

“Durante la semana -informó Emilio Álvarez Icaza-, se negociaron formatos de diálogo entre las víctimas del Movimiento por la Paz y el presidente Calderón, similares a las del encuentro sostenido el pasado el 23 de junio en el Castillo de Chapultepec”. Sin embargo, acusó, la Secretaría de Gobernación modificó este jueves la propuesta convenida, para que esta segunda reunión ya no sea únicamente con la agrupación que encabeza Sicilia, sino que se incluya a representantes de otros grupos civiles, entre las cuales “las autoridades frasearon a México SOS (de Alejandro Martí), Alto al Secuestro de (Isabel Miranda de Wallace) y Causa en Común (de María Elena Morera)”, las dos primeras de las cuales expresaron en meses pasados su apoyo a la estrategia de seguridad contra la cual se ha manifestado reiteradamente el Movimiento Por la Paz.

Álvarez Icaza aclaró que no se niegan a sostener reuniones ni a “caminar de la mano” con otros grupos civiles que representan a víctimas de la violencia, pero, señaló, “esta estrategia denota una clara intención de las autoridades por diluir la interlocución con el Movimiento por la Paz”.

En la propuesta de diálogo formulada esta semana por Gobernación, destacó, al grupo de Sicilia únicamente se les daría 15 minutos para exponer sus planteamientos, mientras que lo pactado hace 3 meses era un encuentro de amplia duración, durante el cual se evaluaran los avances en los acuerdos pactados con Calderón en ese entonces: seguimiento a casos concretos de crímenes impunes; reformas estructurales de cobertura a víctimas; ampliación de los espacios de participación ciudadana y democratización de los medios, entre otros, “sobre los cuales existía el compromiso de Calderón de presentar un informe, que sería debatido precisamente en este segundo encuentro en Chapultepec, pero tal documento, cuya fecha de entrega era el 15 de septiembre, nunca nos fue proporcionado”.

Por su parte, Sicilia condenó la intención del gobierno de enfrentar entre sí a las agrupaciones ciudadanas y aclaró que con Martí, Wallace y Morera “nos une una tragedia que no tiene ideología”, por lo que insistió en que no se niegan a dialogar en conjunto, sino a avalar el incumplimiento de los compromisos contraídos por el Ejecutivo federal.

Por ello, anunció que el próximo 7 de octubre, a las 10:00 horas, los integrantes del Movimiento por la Paz acudirán al Castillo de Chapultepec, en espera de ser recibidos en los términos prometidos por Calderón en junio pasado, y al presidente lo emplazaron a acudir a esta cita, pero sin la pretensión de eludir “su palabra empeñada”.

“La participación de otras agrupaciones en un  diálogos amplio puede darse –señaló-, en futuros encuentros cuyo formato sea avalado por todos los participantes”.

Consultada al respecto, María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, aseguró que fue apenas este jueves cuando la Secretaría de Gobernación se comunicó con ella para informarle que pretendía organizar una nueva reunión con los grupos civiles que desde 2010 coadyuvan en la vigilancia de programas de seguridad pública, pero aclaró que nunca le informaron que con esta reunión se pretendía soterrar el diálogo que, de forma independiente, habían entablado con el Movimiento Por la Paz.

La dirigente civil lamentó  “que el gobierno federal pretenda dividir a los grupos ciudadanos y que a Causa en Común, Alto al Secuestro y México SOS quieran utilizarnos en contra del Movimiento por la Paz”.

Morera señaló que “todas las organizaciones civiles debemos estar conscientes de que aunque cada cual tenga opiniones y agenda propia, ninguna es menos importante que las demás. Por eso, en todos los grupos ciudadanos debe caber la cordura e impulsar la agenda civil, sin alimentar las divisiones internas”.

Por ello, instó a las autoridades federales a cumplir con la cita que habían pactado con el grupo que encabeza Javier Sicilia y propuso que, posteriormente, “el diálogo se amplíe a las cerca de 40 organizaciones civiles que defendemos a víctimas de la violencia, y que desde 2010 mantenemos interlocución con las autoridades”.

Gobierno quiere diluir
al Movimiento por la Paz: Sicilia
, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Deja un comentario