Más muertos en México en carreteras que por narco: The Economist

Más muertos en México en carreteras que por narco: <i>The Economist</i>
Accidente en una carrtera

Volcadura de un autobús en la autopista México-Cuernavaca. FOTO: Cuartoscuro

Seis de cada 10 muertes en autopistas de todo el mundo ocurren en sólo 12 países, uno de los cuales es México. Las cifras indican que unas 24 mil personas pierden la vida en las carreteras llenas de baches en México,  casi el doble de los que mueren a manos de las mafias de las drogas,  publicó The Economist.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que, junto con Perú y Venezuela, los mexicanos tienen las autopistas más peligrosas de América Latina, indicó en su edición correspondiente al pasado 8 de octubre.

En el caso de México, el principal problema son los conductores. En 14 de las 32 entidades de México, -en donde vive más de la mitad de la población-, las licencias  y permisos para manejar se entregan sin hacer exámenes prácticos.

En seis entidades, incluido el  Distrito Federal, no existen cursos o pruebas de cualquier tipo. Las licencias se entregan tan sólo con pagar 604 pesos, acusó The Economist.
El régimen laxo es “increíble” y casi todos los países de América Latina requieren de pruebas, dijo Roy Rojas, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una agencia de la ONU.

México no fue siempre tan irresponsable –agregó-,  ya que hasta 1990 los exámenes de conducir fueron casi universales pero perdió solidez por el pago de sobornos. Pero en lugar de luchar contra la corrupción, algunos estados simplemente desparecieron los exámenes con el fin de atraer ingresos.

Según The Economist el desprecio por la seguridad va más allá. Las carreteras en torno a las grandes ciudades de México tienen límites de velocidad de hasta 80km/h. En cambio, en Costa Rica el límite de velocidad urbano es 40 km/h.

Los conductores con cinturones de seguridad  y asientos para  niños son aún más raros. Un estudio de la OPS en 2008 estima que el jueves, viernes y sábados por la noche en la ciudad de México un total de 200 mil  personas conducen en estado de ebriedad.

Caseta de cobro México-Acapulco.

El uso del alcoholímetro ha ayudado a reducir el número de personas que conducen en estado de ebriedad, comentó a The Economist Genaro Vásquez, Fiscal General Adjunto de la Ciudad de México. Pero la nueva amenaza –según ese mismo entrevistado-  es enviar mensaje de textos mientras se conduce aún cuando está prohibido.

Desde el año 2004,  las autoridades capitalinas  ha negado la libertad bajo fianza a los detenidos por conducir en estado de ebriedad alcohol o por ocasionar accidentes. Sin embargo, algunos estados todavía tienen que establecer un límite de alcohol en la sangre.

Si tienen el  entrenamiento adecuado, los conductores de México son tan seguros como los de  cualquier otro país.

Un estudio estadounidense encontró que los camioneros mexicanos tuvieron menos accidentes en los Estados Unidos que sus homólogos estadounidenses. Eso podría obedecer  a que los transportistas mexicanos, junto con los taxistas y otros profesionales, tienen que superar una prueba antes de tomar el volante. Por ello, hasta que las pruebas sean universales, las carreteras mexicanas seguirán siendo letales.

Close
Comentarios
  • El principal problema son los conductores… Cafres del mundo, uníos! ¿Cuándo habrá cambios en nuestra cultura vial?