Poder de cárteles no se mide por su presencia, responden a la SIEDO

Poder de cárteles no se mide por su presencia, responden a la SIEDO
Heriberto Lazcano y Joaquín Guzmán, de los criminales más buscados.

Un reporte realizado por Cuitláhuac Salinas, el actual titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), muestra que mientras la lucha nacional contra las drogas ha sido dominada por el cártel de Sinaloa y el de Los Zetas, estos últimos controlan ahora una mayor extensión territorial, aunque esto no implica que sean más poderosos.

Heriberto Lazcano y Joaquín Guzmán, líderes de Los Zetas y el cártel de Sinaloa respectivamente.

De acuerdo con una presentación reciente hecha por  Cuitláhuac Salinas en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, el poderoso cártel de Sinaloa ha perdido territorio contra el cártel más violento, el de Los Zetas. En un mapa que acompañó su exposición, el primero supuestamente operaba en 23 de las 32 entidades del país hace cuatro años, hoy opera en sólo 16. Mientras tanto, Los Zetas llegan ya a 17 entidades. Sin embargo, este análisis de la “presencia” de los cárteles en el país, ha sido duraente criticado por algunos analistas.

Hablar de “presencia” del crimen, peor que inútil

Alejandro Hope (@ahope71), bloguero de Animal Político y especialista en temas de seguridad, tiene una primera conclusión sobre el mapa presentado por el titular de la SIEDO: “es absolutamente idiota.”

La explicación de esta dura opinión es que entidades como Sonora, Chihuahua y Durango están erróneamente pintadas en partes iguales de verde (cártel de Sinaloa) y rojo (Los Zetas), cuando este último cártel no tiene presencia real en Chihuahua o Sonora, sólo por dar un ejemplo.

Otro detalle interesante para Hope es que el mapa toma por igual a entidades como Coahuila y Yucatán, por lo que erróneamente “caben en la misma categoría un estado que tiene masacres en bares y balaceras en vía pública, y una entidad con una tasa de homicidio similar a la de países europeos y sin un sólo secuestro denunciado en años.”

El error para Hope, es “contar todo como ‘presencia’ de la delincuencia organizada, desde una masacre, un plantío de marihuana, una epidemia de extorsiones o un enfrentamiento abierto entre grupos de delincuentes hasta un decomiso fortuito, una detención aislada o alguna sospecha semi-fundada de que alguien vinculado de alguna forma a algún grupo criminal pasó algún tiempo en un estado.”

Por lo tanto, “si ‘presencia’ es todo, ‘presencia’ es nada”, para @ahope71, puesto que se trataría entonces de “un concepto analíticamente vacío.”

Mapa de influencia de los cárteles por entidad, presentada por Cuitláhuac Salinas, titular de la SIEDO.

El análisis de Insight Crime

En un análisis de la agencia privada especializada en seguridad, Insight Crime (@InsightCrime), se retomó el análisis sobre el mapa presentado por Cuitláhuac Salinas, el cual muestra sólo las supuestas áreas de influencia de seis organizaciones :Los Zetas, cártel de Sinaloa, cártel del Golfo, de Tijuana, las reminiscencias de los Beltrán Leyva y los Caballeros Templarios.

Para InsightCrime, es de destacar que el mapa no registra “plazas” o corredores de tráfico, muchos de los cuales están supuestamente en manos de estos cárteles menores. Aun en plazas que no son dominadas por Sinaloa o Los Zetas, ambos grupos obligan a los grupos locales a permitirles mover su mercancía con “tarifas” favorables y con relativa facilidad. De hecho, en un testimonio reportado en diciembre, hecho por  un capo del cártel de Tijuana que fue capturado (“El Ruedas”), confirmó que existe un arreglo entre su organización y el cártel de Sinaloa.

Esta aparente concentración de poder en los dos principales grupos criminales en México no es nada nuevo y ha sido documentado desde al menos octubre pasado, cuando funcionarios federales anunciaron que el bajo mundo criminal del país es “dominado” por Los Zetas y el cártel de Sinaloa. Lo que sí es nuevo es la insinuación de que Los Zetas son más poderosos que su principal rival. Algunos analistas han considerado al cártel de Sinaloa, encabezado por “El Chapo” Guzmán, como la principal organización criminal del país, sin embargo, la pérdida de territorios frente al cártel encabezado por “El Lazca” sugiere la posibilidad de un cambio.

A pesar de lo anterior, en el análisis de Insight Crime, aún suponiendo que la presentación de Cuitláhuac Salinas representa el panorama del crimen en el país, el hecho de que Los Zetas estén presentes en mayor número de entidades que “El Chapo” no significa que sean más poderosos. Como ya ha analizado antes esta agencia, la naturaleza del control criminal varía en cada región y sólo porque un cártel controle la presencia física en un área, no significa automáticamente que ellos generen un control sobre el gobierno local.

Lo que es más, una presencia generalizada podría tener un efecto negativo en el poder de un cártel. A pesar de que algunos analistas ven en los cárteles grupos jerárquicos y homogéneos que pelean violentamente por el control de los territorios contra sus enemigos, cuando realmente son constituidos por pequeños grupos que toman decisiones principalmente en respuesta a cuestiones locales. Además, frecuentemente se forman pequeños feudos que no tienen nada que ver con las órdenes de los líderes. Así que tener una red particularmente grande, de base amplia podría atraer una atención innecesaria, invitando a una cacería enérgica por parte de las corporaciones de seguridad federales.

De hecho, esta podría ser la posición exacta en la que se encuentran actualmente Los Zetas. Desde hace tiempo se sabe que Los Zetas establecen el control directo del teritorio y de todas las actividades dentro de él. Andrew Selee, director del Mexico Institute de Washington DC, dijo a la agencia Associated Press en octubre pasado que: “Los Zetas han crecido efectivamente desde que se separaron del cártel del Golfo, pero si esto aumentará su habilidad de largo plazo para controlar y defender los territorios donde tienen presencia, es menos claro. En realidad, son mucho más débiles, mientras Sinaloa es jerárquico y compacto.”

Considerando esto, parece razonable sugerir que el cártel de Sinaloa, con una mejor estructura y una mayor voluntad  para hacer pactos, ha permanecido como el más poderoso cártel del país. Mientras tanto, Los Zetas, aunque tienen más territorio, no tienen las conexiones de “El Chapo” en todos los niveles de gobierno, incluyendo algunas fracciones de la Policía Federal y el Ejército.

Insight Crime*

Close
Comentarios
  • cruz

    a menos que el lazca le bautise el chiquito al compadre del chapo dicho con todo respeto para el comandante ciudadano presidente.[sip]