El golpe a Stratfor acabó con su credibilidad: especialistas

Dos especialistas opinan sobre los escándalos en los que se ha visto envuelta la consultora estadounidense y su forma de hacerse de información

Los puntos más conflictivos de la semana según Stratfor.
Los puntos más conflictivos de la semana según Stratfor.

Después que Wikileaks evidenciara a la agencia Strategic Forecast (@Stratfor), con la publicación de 5 millones de correos electrónicos internos de la agencia de análisis geopolítico global, lo cual desatara duras críticas de espionaje contra Stratfor y sus prácticas para hacerse de información, la agencia respondió con una condena contra el robo de su información y por la publicación llevada a cabo por la organización fundada por Julian Assange.

Entre los escándalos revelados por la publicación están el espionaje de Stratfor contra una organización de activista formadas para concientizar a la sociedad y protestar contra uno de los mayores daños al medio ambiente, en Bhopal, India. Stratfor -en sus correos internos- manejó la posibilidad de que a Hugo Chávez le queda entre uno y dos años de vida,; que Israel ya habría destruído las instalaciones nucleares con fines bélicos de Irán; y que Brasil busca que Inglaterra quede marginado de su control sobre las Islas Malvinas. Definitivamente, sólo el tiempo permitirá verificar la validez de la información vendida por la agencia acusada de espionaje.

Para analizar el caso y sus implicaciones, Animal Político llamó a dos especialistas en materia de inteligencia y análisis de información internacional como son Alejandro Hope (@ahope71) y Mauricio Meschoulam (@maurimm).

Ni un peso a Stratfor ni ahora ni antes: Alejandro Hope

Alejandro Hope (@ahope71), analista, especialista en temas de drogas, titular del Proyecto Menos Crimen, Menos Castigo (MC2) y bloguero en Animal Político tuiteó -para resumir la filtración de Wikileaks sobre Stratfor- lo siguiente: “Después de leer lo que presenta @wikileaks, me queda la duda ¿por qué alguien le pagaría un sólo peso a @Stratfor?”, además Hope reiteró en entrevista con Animal Político que “ni ahora ni antes” le pagaría a Stratfor, pues considera que tienen “muy buena información y muy mal análisis.”

Tal vez el análisis de algunos funcionarios de Stratfor se ve influenciado por su origen en el aparato de inteligencia y militar de Estados Unidos, y tienden a ver al adversario como un ente monolítico y esto no es particularmente útil en un análisis”, comentó Hope, aunque son útiles también “porque tienen información que no tiene nadie más.”

Además, para el especialista, “los correo demuestran que Stratfor tiene muchas fuentes de información -pagadas o no- y que tienen acceso a información más o menos reservada.” Por otra parte, algo que en opinión de Hope también se revela es que “su análisis es muy lineal y poco sofisticado y pasan toda su información por un tamiz de guerra fría.”

En su lectura, @ahope71 afirma que aún antes de que Wikileaks filtrara la información sobre Stratfor, su visión era limitada y “absolutamente todo su análisis asume que los cárteles son actores racionales unitarios, que hay un sentido estratégico en lo que hacen o no hacen y esto no es necesariamente correcto.” Para Hope estamos ante un fenómeno mucho más complicado, “donde una buena parte de la violencia es inercial, no es expresiva y muchos menos estratégica, mientras la distribución geográfica se da más por oportunidades coyunturales que por un claro sentido estratégico de hacerse de plazas o de rutas.”

Hope explica que aunque tocan temas muy diversos los alrededor de 200 correos electrónicos de Stratfor publicados hasta el momento, el total es de 5 millones de mensajes, por lo que habrá que esperar aún para saber qué tanto podrán revelar los textos publicados por Wikileaks. Al momento, sobre México prácticamente no se ha publicado nada.

Con Wikileaks hay que tener algo de cuidado: Mauricio Meschoulam

“Con Wikileaks hay que tener algo de cuidado para saber qué es lo que se está rebelando y qué no, pues muchos medios y sus lectores tienden a elaborar generalizaciones y conclusiones apresuradas a partir de lo que estos documentos revelan”, comenzó su análisis  Mauricio Meschoulam (@Maurimm).

Para @Maurimm, “Stratfor es un think tank, esto es, una casa de análisis que busca obtener y procesar información para venderla a distintos tipos de clientes que ellos tienen”, sus lectores -según el especialista-  “van desde agencias gubernamentales, hasta empresas privadas o consumidores de información que les interesa un análisis más profundo de temas esencialmente geopolíticos y geoeconómicos.”

“La diferencia es que en lugar de meterte al New York Times”, comenta Meschoulam, “te metes a un análisis de Stratfor donde te van a decir quiénes son los actores, qué es lo que está en juego.”

En cuanto a las fuentes de Stratfor, de acuerdo con Meschoulam, generalmente la agencia las reserva como hacen otras casas de análisis o Think tanks.” Para el analista, esto es “muy normal” e incluso, a pesar de esto, la agencia es muy influyente aún en el sector público.

Cabe decir que “todo indica” que la información que Anonymous extrajo de la página de Stratfor es la que Wikileaks publica hoy, entre la que se encuentran correos electrónicos internos, el nombre de algunas de sus fuentes en diversas regiones del mundo, entre las que están algunos periodistas mexicanos, los cuales escriben para algunos periódicos mexicanos.

Entre los mencionados están el director editorial de Reforma, René Delgado, y los reporteros de de El Universal y El Economista, Ignacio Alvarado Álvarez y Ana Langner, respectivamente. En este tema, para @maurimm es esencial tener cuidado y evitar confundir a René Delgado con el periódico Reforma, como han hecho algunos medios.

Sin embargo, El Economista dijo a Animal Político que la reportera implicada sólo está encargada de la fuente que incluye revisar información de Stratfor, y explicó que el intercambio de correos entre ella y la agencia es estrictamente sobre información publicada por la agencia. El diario aseguró que su reportera en ningún momento ha sido fuente de Stratfor. Anoche me enteré de la mención de mi nombre en algunos correos internos de Stratfor, ventilados por Wikileaks.

Ignacio Alvarado, del diario El Universal, desmintió que haya sido informante de Stratfor alguna vez y comentó que la única correspondencia que sostuvo con sus empleados ocurrió en 2010, tras una convención de periodistas mexicanos y estadounidenses especializados en cobertura sobre crimen organizado, que se desarrolló en la Universidad de Texas, en Austin, convención a la que acudió como conferencista el director de Stratfor. Él, como todos los convocados, obtuvo las cuentas de correo personal de los asistentes. “Las semanas siguientes recibí una serie de correos de la agencia en los que promovían la venta de servicios, la única vez que respondí a uno de sus envíos, fue para decirles que no era yo la persona indicada para responder a tal solicitud y les sugerí buscar a los directivos del diario”, afirmó Alvarado en un correo electrónico. Finalmente, Animal Político pidió un posicionamiento a René Delgado a través de la cuenta de correo publicada por Wikileaks, sin haber recibido respuesta hasta el momento.

Close
Comentarios