México entre las cinco ciudades más ruidosas de AL

México entre las cinco ciudades más ruidosas de AL
Buenos Aires, la ciudad más ruidosa del mundo. Foto: Noticias Audio.

Buenos Aires, la ciudad más ruidosa del mundo. Foto: Noticias Audio.

Aun cuando la ciudad de México se encuentra entre las cinco más ruidosas de América Latina, no existe el suficiente desarrollo de materiales aislantes de ruido para inmuebles urbanos, por lo que la ciudadanía ve comprometida su salud ante fuentes sonoras que rebasan los límites permitidos de sonido.

Ilhuicamina Trinidad Servín, especialista en acústica de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del IPN, indicó que ese rezago tecnológico de elementos amortiguadores para edificios e instalaciones diversas coloca a la población de la capital del país en vulnerabilidad frente a la contaminación acústica.

En un comunicado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) explicó que la contaminación acústica o auditiva es el exceso de sonido ocasionado por la actividad humana, la industria, el tráfico vehicular y aéreo, entre otras fuentes.

“La persistencia de estas condiciones ruidosas altera los escenarios normales del ambiente y pueden causar graves daños en la calidad de vida” expuso, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera en 70 decibeles el límite superior deseable de ruido en las ciudades.

Sin embargo, en el Distrito Federal “hay zonas de difícil aislamiento acústico, como son las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde la intensidad del ruido provocado por la llegada y salida de aviones asciende hasta 130 db y el umbral del dolor en el oído se ubica en los 140 db”, detalló.

El investigador mencionó que el sistema auditivo se resiente ante una exposición prolongada a la fuente de ruido, aunque sea de bajo nivel, y la contaminación acústica produce efectos psicopatológicos y psicológicos, además de afectar el sueño, la conducta, la memoria y la atención.

Trinidad Servín aseguró que “el ruido en las metrópolis es un problema que se puede abordar desde varias ópticas, pues además de ser un problema de de salud, es un asunto político e incluso ético”.

Añadió que se han hecho esfuerzos por parte de las autoridades capitalinas para atenuar las consecuencias perniciosas del ruido, sin embargo “las iniciativas comienzan bien, pero luego se abandonan los esfuerzos por contener la contaminación auditiva”.

Al respecto, el especialista en acústica mencionó que en el Distrito Federal, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) ha detectado que los decibeles en el centro de la Ciudad de México oscilan entre 67.1 y 72.9 decibeles.

Abundó que en zonas como el Eje Central Lázaro Cárdenas o la calle Bolívar; incluso se han detectado hasta 85 decibeles en el punto ubicado en Eje Central y Plaza Meave.

Otros parámetros de ruido indican que la realización de un concierto genera un ruido de 91 decibeles, en tanto que los automóviles producen una intensidad de 47 decibeles.

Sostuvo que el desarrollo de materiales absorbentes de ruido es una oportunidad para que generen iniciativas emprendedoras que proporcionen una solución a la necesidad de este tipo de materiales.

Close
Comentarios