Nueva Alianza tiene cosas controvertidas como todos los partidos: Quadri

Dice que quiere impulsar su candidatura presidencial por el Partido Nueva Alianza con las distancias bien marcadas entre él y el orden establecido.

Nueva Alianza tiene cosas controvertidas como todos los partidos: Quadri
Gabriel Quadri, candidato del Partido Nueva Alianza.

Gabriel Quadri, candidato del Partido Nueva Alianza.//FOTO: Dulce Ramos

Gabriel Quadri quiere impulsar su candidatura presidencial por el Partido Nueva Alianza con las distancias bien marcadas entre él y el orden establecido. En contraste, el partido que lo postula ha sido forjado por un grupo de poder vigente desde 1943. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

¿Se puede construir una candidatura alejada de los vicios políticos —como desea Quadri— cuando se representa a un partido con la impronta de la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo? El virtual candidato del PANAL cree que posible.

Todos los partidos tienen un estigma. Es imposible mencionar uno que no lo tenga. Unos más, otros menos, pero todos tienen una cruz en su parroquia. Todos tienen cosas controvertidas que les gustan a unos, y a otros no”.

A 24 horas de su nombramiento, Quadri de la Torre asegura que con su candidatura, el PANAL demuestra que no es más de lo mismo y que no está definido “por los prejuicios que pueda tener la gente”.

El economista de 57 años se ha presentado como un aspirante que presentará una campaña de cifras, argumentos y  con un “estilo espontáneo” alejado de los lugares comunes. Reconoce que no es “muy ducho” en cuestiones político-electorales y asegura que desconoce las ventajas y desventajas de ser el recién llegado al proceso electoral que culminará con la elección del 1 de julio.

“Quizás el no ser conocido tenga la ventaja de ser sorpresivo. Dirán: ‘¿Y este tipo de dónde salió? ¿Por qué habla tan directo y tan claro?’. A lo mejor es importante no venir de la partidocracia, pero seguro tiene algunas desventajas. Yo creo que eso lo tendrán que decidir quienes saben de estas cosas”.

—¿Y si lo hubiera invitado otro partido?

—Igual y hubiera aceptado… Depende de las condiciones— responde, pero se apresura a agregar que la postulación de una persona sin militancia en un partido es más fácil en algunos partidos.

“Nueva Alianza es un partido versátil y abierto donde hay menos competencia y transacciones políticas por puestos de elección popular. Es más fácil que se abran a cosas nuevas comparados con partidos donde hay tribus, corporaciones enormes con intereses encontrados, y hay que negociar con todo el mundo para repartir las candidaturas como si fueran un pastel. Aquí es distinto, y quizás por eso se dio”.

“No te voy a decir cuánto gano”

Desde las 6:30 de la mañana, Gabriel Quadri ha atendido a medios en la misma sala del partido donde se presentó el miércoles su candidatura. Comió –a medias—un plato de salmón asado con verduras y tomó refresco de cola.

Sus primeras 24 horas como aspirante presidencial, dice, han sido “divertidas”. Afirma estar agradecido con Mónica y Luis, así llama a la Secretaria General del PANAL, Mónica Arriola Gordillo y al Presidente, Luis Castro Obregón, por la postulación que, según dijo en su presentación, aceptó a cambio de nada.

“Vivo de mi trabajo”, dice cuando se le cuestiona cómo se gana la vida. Su sueldo como socio director de las empresas Sigea y Sigea Carbón supera los “ciento y tantos mil pesos” mensuales. “No te voy a decir cuánto gano, pero por mi estilo de vida te puedes dar una idea”, acota antes de dar una cifra estimada.

El candidato que busca hacer sinergia con los ciudadanos hartos de los políticos tradicionales, tiene en la muñeca izquierda un reloj suizo de la marca Tag Heuer que en el mercado supera los 2 mil euros (33 mil pesos). El armazón de sus lentes de pasta negros con vivos rojos de la marca Polo, se vende por encima de los 170 dólares (casi 2 mil 200 pesos).

En 2010, en medio de las negociaciones para el cierre del Bordo Poniente –vertedero de residuos sólidos del Distrito Federal—su empresa estuvo interesada en obtener la concesión de una planta de biogás que, hasta ahora, no se ha licitado.

“Era un gran proyecto que nunca se hizo y aún hoy no creo que se haga”, dice. Sus empresas, a lo largo de los últimos años, han sido contratadas por distintas entidades públicas para otorgar asesoría y soluciones en materia ambiental.

Su negocio le obliga a conocer al dedillo que un litro de gasolina Premium cuesta poco más de 10 pesos (10.69 establecidos tras el aumento de hace una semana), pero de la canasta básica, mejor ni hablar.

—¿Cuánto cuesta un kilo de tortilla?

Quadri, indiferente, responde.

—No sé. No me acuerdo.

Close
Comentarios