Reporte semanal: México en el exterior

Reporte semanal.

The Economist – The government’s deafening loudspeaker

Portada de El Universal publicada por The Economist.

Esta revista británica muestra una primera plana de El Universal del 26 demarzo en la que -tan grande como es- la primera hoja del diario mexicano muestra un gran anuncio del gobierno federal en el que se pide consumir los productos mexicanos. Junto con el anuncio de la portada, el gobierno contrató otro más en la contraportada, la última página y otro en la página dos. Lo peor, es que esto no es nada fuera de lo común, la revista británica complementa afirmando que “si escuchas la radio en México, ninguna pausa comercial está completa sin un anuncio del gobierno o alguna de sus agencias.” También puedes oír “El Senado de la república trabaja para tí”, “El IFE está organizando una elección justa”, “El Ejército te mantiene seguro” … y así al infinito. Incluso, el reportero de The Economist afirma que recibió una llamada en la que la voz del mismísimo presidente de México le contaba cuántos hospitales se habían construído, claro, en una grabación.

El mismo ejemplar de El Universal contiene también publicidad del gobierno federal, el IMSS, Secretaría de Economía, Sedesol, el SAT, ISSSTE, Pemex, Baonbras, el Servicio Postal, Segob, Infonavit, Semarnat, SRE, SSa. Este recuento del ejemplar de sólo un día, nada más incluye la sección principal, todos los suplementos llevan otras inserciones.

Además, la sobredosis propagandísticas, como las llama la publicación, es errónea por tres razones. En primer lugar, por ser un enorme desperdicio de dinero público; en segundo lugar, porque el amplio gasto en propaganda hace que los medios dependan de forma muy incómoda de la publicidad oficial; y en tercer lugar, porque toda esta publicidad política está registrada en un momento en el que aún no empieza siquiera la campaña presidencial.

The Economist – The man to beat

Hace doce años, los mexicanos votaron para sacar al Partido Revolucionario Institucional del gobierno federal, en el contexto de la primera elección presidencial justa que hubo en el país, a decir de esta revista. El PRI había gobernado el país por siete décadas , pero cuando los mexicanos vayan a las urnas el próximo primero de julio, es probable que traigan de vuelta al viejo partido posrevolucionario. Mientras la campaña presidencialempieza, Peña Nieto, el candidato del PRI tiene una ventaja de 15%.

Peña ha sido ayudado, de acuerdo con el análisis de The Economist, por la debilidad de los dos gobiernos de extracción panista. Vicente Fox ganó en 2000 pero decepcionó al llegar al cargo. Felipe Calderón, también del PAN, dejará el cargo con una aprobación menor a la de los priistas de los años 90. El gran crack de Wall Street en 2008 se amplificó en México, donde la economía se encogió 6.1% el siguiente año y aunque ha regresado, el intento de Calderón para acabar con el crimen organizado ha terminado con la duplicación de la tasa de asesinatos. Después de estas decepciones, Peña realiza promesas para llegar al cargo y traer de vuelta a su partido a Los Pinos.

El País – “¿Quiere encontrar a su hija? Señora, pues dedíquese a buscarla”

El diario español publicó que Leticia Mora, una ciudadana mexicana, explicó sin alterarse que una vez, buscando a su hija desaparecida, el policía que la debía ayudar a encontrarla le comentó que la veía muy sola, y que tal vez fuese bueno para ella tomarse unas copas con él, “y soltar todo lo que llevaba dentro”. Lo cuenta asépticamente, con el mayor decoro posible, pero lo que ella quiere decir es que un agente le sugirió que se acostase con él a cambio de seguir acompañándola a rastrear el paradero de Ivonne, de 22 años, que ya hace diez meses que salió de casa a comprar condimentos para hacer la cena.

La señora Mora era una madre mexicana común y corriente. Ahora es una madre policía. Los primeros días de la desaparición de su hija iba al Ministerio Público de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México, a preguntar a los funcionarios si sabían algo nuevo, pero al cabo de dos semanas se dio cuenta de que ni sabían nada ni lo iban a saber, porque nadie estaba investigando. Entonces quiso hablar con el Procurador del Estado, Alfredo Castillo. “Obviamente”, dice, “su secretaria me dijo que el señor Castillo no estaba”. Y Leticia Mora se fue a tocar a la puerta de Enrique Peña Nieto, en ese momento gobernador del Estado de México, y hoy principal favorito a ganar las elecciones presidenciales del 1 de julio como candidato del histórico Partido Revolucionario Institucional, el PRI. “Pero su recepcionista me dijo que no estaba”, dijo Mora. A partir de ahí decidió investigar por su cuenta. Contrató a un detective privado. Él recababa información a cambio de un sueldo y ella la trasladaba al Ministerio Público –la institución que supuestamente debía realizar las pesquisas a cambio de nada–. Finalmente consiguió acceder al Procurador Castillo por mediación de una diputada del Distrito Federal (la capital de la República, entidad limítrofe con el Estado de México). “Me dijo que iba a ordenar que se diese un tratamiento especial al caso de mi hija”, cuenta Leticia Mora. Durante una semana contó con la colaboración de dos agentes: uno, el que le planteó hacer un trueque de pesquisas por sexo, y otro que, según dice, le propuso que vendiese su camioneta para pagarle las horas en que la acompañaba a buscar a Ivonne.

Las ONG están preocupadas por lo que ocurre en este Estado de quince millones de habitantes. La desaparición de mujeres, sobre todo niñas, adolescentes y veinteañeras, se multiplica: en 2010 había 107 desaparecidas, y en 2011, más del triple, 330, según datos de la Procuraduría (o fiscalía) General de Justicia del Estado de México. Entre 2006 y 2011 murieron asesinadas 1.003 mujeres, de acuerdo con el Observatorio Nacional del Feminicidio, una organización cívica, y 522 de esos crímenes siguen impunes. La coordinadora del Observatorio, María Luz Estrada, añade un matiz cualitativo a esos números: “En los últimos tiempos estamos descubriendo en este Estado patrones de violación y tortura similares a los de Ciudad Juárez”. Otra activista, Teresa Ulloa, directora de la ONG Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas, considera que el Estado de México no hace ni por asomo lo que debiera para contener el problema. Es, dice, una Administración “corrupta” que “ignora” a las víctimas.

Texas Monitor – Surplus military gear sought by law enforcement along border

Lo funcionarios fronterizos de EU pidieron al Ejército que el equipo que ya no se use en Irak y Afganistán sea enviado a la frontera con México. Y es que un retiro masivo de las tropas de Estados Unidos en Irak dejará casi dos millones de partes de equipo militar para poder ser distribuidas, vendidas o almacenadas en cualquier otro lado, de acuerdo con dos legisladores y 17 sheriffs fronterizos de Texas, Nuevo México y Arizona.

Al menos 1.5 millones de objetos militares ya han sido desalojados de Irak y casi 900 mil permanecen ahí, afirmó el representante Henry Cuellar, de Laredo. Él y Ted Poe, también representante, enviaron una carta al secretario de la Defensa, Leon Panetta, pidiendo que el Departamento de Defensa de EU inicie pláticas sobre el futuro de estos bienes del Ejército.

El documento, firmado por los sheriffs, pide que la Defensa mande este equipo a la frontera mexicana para luchar contra los cárteles y el tráfico de drogas y así evitar un derrame de la violencia hacia EU. “Los agentes hacen lo mejor que pueden con lo que tienen, pero son superados en hombres y armas por los cárteles de la droga y están desesperados por más recursos.”

Houston Chronicle – 80 percent of murders unpunished in Mexico

Cuatro de cada cinco homicidios en México quedan impunes, en parte porque las autoridades y la policía se enfocan en casos menos importantes y más fáciles de resolver, afirmó un think tank el lunes. Esta situación lleva a casos extremos como el de Chihuahua, donde 96.4% de los asesinatos quedan sin castigo, por lo que se obtiene en promedio 80% a nivel nacional.

La policía de Ciudad Juárez, emitió una infracción para un niño de seis años a bordo de una mini motocicleta después de que el menor chocara contra una camioneta. Este no es el único ejemplo, tambien México Evalúa comentó una situación en Nuevo León, una entidad en la que el índice de homicidios creció  617% entre 2009 y 2011. Aquí, la procuraduría emitió una orden de arresto para un par de jefes policiacos que supuestamente robaron equipo de cocina de un restaurante para el que alguna vez trabajaron. Así, México Evalúa, llegó a la conclusión de que “la seguridad pública y el sistema de justicia se enfocan en crímenes menores, dejando menores recursos en crímenes de alto impacto.” Esto deja cifras como el hecho de que sólo 12% de las sentencias en México son para crímenes graves, entre 60 y 70% son por crímenes menores como robos de mercancía menor a 5 mil pesos.

El Paso Times – Mexico’s drug killings soar above US figures

De 2007 a 2010, México tuvo casi 15 veces más asesinatos relacionados con las drogas que Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de este diario texano. Con base  en cálculos del diario, EU tuvo dos mil 49 homicidios en cuatro años, ó 0.66 por cada 100 mil habitantes. Durante el mismo periodo, México tuvo 30 mil 858 homicidios ó 27.4 por cada 100 mil habitantes.

México empezó a reportar los homicidios de este tipo en 2007, durante el segundo año en el cargo del presidente Felipe Calderón, refiriéndose a ellos como “ejecuciones”, un término que los funcionarios usan cuando se trata de asesinatos ordenados por cárteles. En EU, el FBI compila las estadísticas con este criterio.

El promedio en México entre 2007 y 2011 fue de 46% del total de los 67 mil 53 homicidios en el periodo. En EU, sólo 3.6% de los 55 mil 867 tuvieron que ver con drogas.

Houston Chronicle – DEA kills man in Laredo sting; soldiers charged

Dos hombres vinculados al ejército estadounidense —uno de ellos sargento en activo— buscaron trabajar como asesinos a sueldo de un cártel mexicano del narcotráfico, en un supuesto plan en el que matarían a miembros de una banda rival y recuperarían cocaína robada a cambio de 50 mil dólares y drogas, de acuerdo con una denuncia federal. El sargento Samuel Walker y el ex teniente Kevin Corley creían que se estaban reuniendo con miembros de los Zetas el sábado en Texas, de acuerdo con el Departamento de Justicia. Pero en realidad negociaban con agentes federales encubiertos que los arrestaron junto con otro sujeto, Shavar Davis, en Laredo.

Otro sospechoso, Joreme Corley, primo de uno de los detenidos, murió en el hospital tras ser baleado durante los arrestos. Kevin Corley también está acusado de vender armas para uso militar a los agentes, y de ofrecer entrenamiento para los miembros del cártel. Walker está emplazado en el Fuerte Carson de Colorado. Kevin Corley también estaba apostado en esa instalación antes de que fuera dado de baja del ejército hace dos semanas. Los sujetos enfrentan cargos relacionados con drogas, armas y asociación ilícita. No se sabe con precisión dónde están detenidos. Hasta el lunes por la noche no estaban en la cárcel de Laredo. Otros cuatro sospechosos fueron arrestados en Texas y Carolina del Sur en relación con el caso.

Notas recomendadas:

The GuardianCorridos sobre narcotráfico, el sonido en auge en Los Ángeles.

The GuardianLa visita del Papa en imágenes.

The GuardianMexicanos son sentenciados por serie de asaltos en domicilios en el Reino Unido.

The GuardianPresentarán exhibición sobre los asesinatos a periodistas en Inglaterra.

El PaísLa titular de SRE festeja con un texto los 35 años del reinicio de las relaciones bilaterales entre México y España.

El País46 mil hijos y nietos de exiliados buscan en México la ciudadanía española.

El Mundo“Checo” Pérez, el protegido del hombre más rico del mundo.

El MundoFernando Botero y su homenaje en Bellas Artes.

Deja un comentario