Republicanos usan “Rápido y Furioso” para atacar a Obama: Holder

Titular de Justicia de EU, Eric Holder. Foto: AP.

El procurador Eric Holder acusó hoy a los republicanos de usar el desacato por “Rápido y Furioso” como un pretexto para atacar políticamente al presidente Barack Obama y en represalia por sus políticas sobre inmigración, derechos de voto y matrimonios gays.

En una entrevista para The Washington Post, Holder rechazó la posibilidad de dimitir y sostuvo que republicanos como el presidente del Comité de Supervisión, Darrell Issa, lo convirtieron en “chivo expiatorio” para golpear a los demócratas en un año electoral.

“Me he convertido en símbolo de lo que no les gusta de las posturas de este Departamento de Justicia. También soy un chivo expiatorio para el presidente en año electoral. Se tiene que ser muy excesivamente ingenuo para pensar que el voto (de desacato) fue por documentos”, dijo.

Holder fue declarado la semana pasada en desacato por los republicanos de la Cámara de Representantes apoyados por 17 demócratas, a raíz de su presunta falta de cooperación en la investigación de “Rápido y Furioso”, el polémico operativo de trasiego ilegal de armas a México.

Aunque el Departamento de Justicia ha entregado más de siete mil 600 documentos, los republicanos se declararon insatisfechos por no contar con material relacionado con deliberaciones internas de altos funcionarios del Departamento de Justicia.

Holder defendió su actuación en respuesta al descubrimiento de “Rápido y Furioso”, recordó haber ordenado un averiguación por el Inspector General y suspendido las polémicas tácticas usadas en el operativo.

Aunque se declaró molesto por el voto en su contra, el procurador rechazó toda posibilidad de renunciar al cargo.

Si algo, (el voto) me ha hecho más determinado a quedarme y continuar las luchas de lo que yo creo son importantes”, subrayó.

El fin de semana tanto el Post como The New York Times cuestionaron e editorialmente el voto de desacato como parte de juegos políticos de los republicanos de cara a las elecciones de noviembre.

La Casa Blanca anunció la víspera que Holder no será sometido a un encausamiento criminal derivado del voto.

Bajo la ley estadunidense, el desacato debe ser turnado directamente a la Fiscalía del Distrito de Columbia, encabezada por Ronald Machen Jr., la cual depende directamente de Holder.

El fiscal debe convocar a un Gran Jurado para determinar si hubo una violación criminal, en este caso de obstrucción deliberada de la justicia con motivo de la pesquisa de “Rápido y Furioso”.

La sanción potencial incluye una pena carcelaria de un mes a no más de 12 meses. Los republicanos han dejado abierta la posibilidad de proceder con una demanda civil.

Notimex.

Deja un comentario