INAH y su sindicato intercambian denuncian penales por daño a zona arqueológica

Zona arqueológica, "Conjunto Monumental Atzompa", intervenida por el INAH, donde se descubrió el entierro de un "individuo" de alto rango en la sociedad zapoteca 650 - 850 de nuestra era. Foto: Cuartoscuro.

El gremio de investigadores y académicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (@INAH_Academicos) sigue su lucha contra lo que califica como la “destrucción del patrimonio arqueológico e histórico” de México, y ahora acusa un intento de intimidación por parte del gobierno tras una denuncia presentada contra su líder y quien resulte responsable por un supuesto “daño al erario y apología de la violencia”.

Sin embargo, al enterarse de  la denuncia y recibir un citatorio el martes 21 de agosto, el líder de los trabajadores del INAH , Felipe Echenique March, presentó una denuncia el miércoles ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra el director del Instituto, Alfonso de María y Campos Castelló, la directora nacional de arqueología del INAH, Dra. Nelly Robles García, y el arqueólogo Pedro Francisco Sánchez Nava, presidente del Consejo Consultivo de Arqueología de la dirección del INAH.

El Director General del INAH, Alfonso de María y Campos Castelló, Foto: Cuartoscuro.

Los trabajadores acusan a estos funcionarios de ser “los principales responsables de la destrucción de monumentos arqueológicos, así como la alteración de visuales, volumetría  que alterara la comprensión de la zona arqueológica de Tzintzuntzan”, de acuerdo con lo que se lee en la demanda que interpusieron contra ellos ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Las obras que habrían causado la violación al artículo 52 de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos y Históricos y al 263 del Código Penal Federal, son la construcción de un museo y área de servicios sobre una plataforma prehispánica que, los investigadores afirman, fue hecha a mano por los purépechas y es una muestra de su singular arquitectura.

Los académicos detallaron que esta zona había sido protegida especialmente por el Instituto por más de 70 años y además violan la Ley Orgánica del INAH en los temas relacionados con investigación, custodia, conservación y difusión de los monumentos y zonas de monumentos arqueológicos e históricos, que son de “uso común, dominio público, imprescriptibles, inalienables e intransferibles”, como también lo indica la Ley General de Bienes Ncaionales, según refiere la demanda contra el director del INAH.

Felipe Echenique March, secretario general del Sindicato de Investigadores y Académicos del INAH. Foto: Omar Granados.

La demanda contra el sindicato del INAH

El pasado 13 de agosto, el representante legal del INAH presentó formal denuncia de hechos en la PGR contra el líder del Sindicato de Académicos e Investigadores del INAH, Felipe Echenique March, por presunto menoscabo al erario público por hasta un millón 300 mil pesos y apología de la violencia.

El INAH acusó a Felipe Echenique, dirigente de los académicos del organismo, de causar un menoscabo al erario público por un millón 346 mil 625 pesos con la clausura de taquillas del Museo Nacional de Antropología.

El historiador se presentó en la delegación en el DF de la PGR como pedía expresamente un citatorio sin mayor información sobre el demandante o los cargos. Después de tres horas de diligencia, Echenique March informó sobre la denuncia en su contra. Refirió que se le notificó, en compañía de sus abogados Irving Espinosa y Óscar López, que el INAH lo responsabiliza también de hacer apología del delito en internet y en las redes sociales al usarlas para convocar a las protestas a sus agremiados y tiene hasta el 19 se septiembre para responder, quedando como indiciado.

La estimación de 1.3 millones de pérdidas en las taquilla por su cierre, afirmó Echenique, resulta incluso “benéfica”, pues el INAH no podría estimar la pérdida sin la comparación con los años anteriores, cifras que nunca ha mostrado: “siempre ha sido un gran negocio.” El líder sindical se preguntó también “¿A dónde va ese dinero?.”

El líder de los investigadores refirió además que el movimiento sigue y está más fuerte, según interpeta la denuncia del gobierno, “porque quiere decir que sí les pega”, en referencia a las protestas, además de responsabilizar al gobierno por su seguridad y la de los agremiados y sus familias.

Los sindicalizados acordaron ayer mantener la clausura de taquillas en Antropología hasta el próximo martes, y aunque se retirarán el resto de la semana, regresarán el sábado. La protesta será apoyada ahora por la delegación de Administrativos, Técnicos y Manuales del INAH. Ya antes se habían sumado los arquitectos y restauradores del Instituto, de modo que ahora participan los tres sindicatos.

Una posible denuncia contra Calderón

En un principio, el Sindicato de Académmicos del INAH había planteado esperar dos semanas una respuesta de la Presidencia a una misiva enviada por 12 profesores eméritos a Felipe Calderón, en la que señalaban los agravios contra la zona arqueológica de Tzintzunzan. Sin embargo, la denuncia en su contra aceleró la presentación de la denuncia contra el director del INAH.

Además, Echenique interpretó la denuncia contra el sindicato de académicos como la respuesta de la Presidencia, y afirmó que si Calderón inaugura las remodelaciones en los fuertes Loreto y Guadalupe de la Batalla de Puebla de 1862, se haría responsable de encubrimiento y se presentaría la demanda en su contra, pues el Presidente acusó recibo de la denuncia contra el INAH por daño al patrimonio y tendría que actuar en consecuencia.

Aquí, el acuse de recibo de la Presidencia:

presidncia inah

Deja un comentario