65% de la población ni se enteró de la Reforma Laboral

Tras una serie de debates y disturbios, la Cámara de Diputados validó la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT). Esta modificación, adición y derogación a la normatividad laboral de 1970, se aprobó ante el desconocimiento de la mayoría de la población.

De acuerdo con la encuesta en vivienda de Parametría de septiembre de este año, sólo un 34% de los entrevistados se enteró de la iniciativa de reforma laboral, enviada por el Presidente Felipe Calderón el 1° de septiembre del año en curso.

Haz click para agrandar.

De igual manera, la ciudadanía no sabe quiénes se verán favorecidos o afectados con los cambios en la LFT. Las opiniones están divididas: un tercio de los encuestados ignora quién se beneficiará; el 38% cree que el país, 35% considera que los empresarios, el 30% dice que los trabajadores sindicalizados, 25% señala que los trabajadores no sindicalizados y 22% percibe que los más favorecidos serán los líderes sindicales.

Haz click para agrandar.

Cabe mencionar que, en opinión de los encuestados, los líderes sindicales son los más perjudicados (36%) con las modificaciones a la LFT; tal vez porque uno de los cambios -más difundidos y más cuestionados- al marco normativo pretendía que los sindicatos rindieran cuentas de los ingresos que reciben y que los líderes fueran elegidos a través del voto libre, directo y secreto.

La democracia de los sindicatos se ha venido cuestionando desde octubre de 2002 con la iniciativa de reforma laboral que se dio en la administración de Vicente Fox. Para 2010, la percepción de que no habría democracia en las organizaciones sindicales aumentó (de 47% a 61%), cuando los legisladores del Partido Acción Nacional presentaron su propuesta para modernizar la normatividad laboral.

Hace unos días, esta idea persistía, el 62% de los mexicanos seguía considerando a los sindicatos como instituciones poco y/o nada democráticas. Entre los trabajadores sindicalizados, la apreciación -no cambia e incluso- aumenta seis puntos porcentuales (68%).

Haz click para agrandar.

Respecto a si en el país es posible elegir el sindicato que mejor represente al trabajador, el 53% de la población cree que sí es posible, el 25% indica lo contrario y el resto no sabe. En el caso de los trabajadores sindicalizados, el 47% dice que sí es viable y el 53% señala que no existe posibilidad.

Haz click para agrandar.

En lo referente a la rendición de cuentas, los sindicatos no transparentan la administración de las cuotas a sus agremiados, seis de cada 10 encuestados piensa que las organizaciones sindicales no aclaran el destino de las cuotas sindicales. Al preguntarles a los sindicalizados: si sabían o habían escuchado algo respecto a la transparencia en el manejo de los recursos recaudados, el 63% negó que los sindicatos revelaran el uso de esos pagos.

Haz click para agrandar.

Otros de los tópicos que generaron polémica fueron: el pago por horas y las nuevas formas de contratación. Para la población encuestada el pago por horas no es desagradable. En noviembre de 2006, el 45% de los entrevistados estaba de acuerdo con ser contratado por horas; dicha predilección se repite este año, 58% de los ciudadanos prefiere un trabajo que pague por hora.

Haz click para agrandar.

No obstante, la inclinación de la población en general por el pago por horas cambia cuando se pregunta a los trabajadores sindicalizados. Siete de cada diez trabajadores (incorporados a un sindicato), prefiere un trabajo que pague por quincena; contrario a los trabajadores no sindicalizados, quienes en su mayoría optan por un trabajo remunerado por hora.

Haz click para agrandar.

Probablemente, la preferencia de la mayoría de la población por esta modalidad de pago se deba a la flexibilidad de tiempo que ésta práctica genera. Otra posible razón, es que los trabajadores creen que el salario por horas no deja sin remunerar el tiempo extra; contrario a lo que piensan del sueldo quincenal, en el cuál hay que cumplir con ciertas tareas y un número de horas para poder obtener el pago correspondiente.

Haz click para agrandar.

En materia de las nuevas modalidades de contratación, se puede decir que la población en general sabe o ha escuchado de ellas. De igual forma, entre un 48% y 62% de los entrevistados estaría dispuesto a ser contratado bajo cualquiera de estas características. Este nivel de conocimiento y aceptación manifiesta que en la realidad estas formas de contratación ya existen. Es así que con la reforma a la Ley Federal del Trabajo aprobada hace unos días sólo se está formalizando una práctica que los patrones ya estaban manejando desde hace varios años atrás.

Vea la nota original en Parametría

Deja un comentario