Con 48 millones de obesos, México alcanza el tope epidemiológico

48 millones de adultos mexicanos está por arriba de su peso, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (Ensanut 2012). La Secretaría de Salud proyectaba que el sexenio de Felipe Calderón cerraría con 53 millones de adultos con ese problema, por lo que el Secretario Salomón Chertorivsky aseguró que los esfuerzos para controlar la epidemia dieron resultados. La interpretación que la sociedad civil de esas cifras, sin embargo, es opuesta.

México ha alcanzado datos tan altos de sobrepeso y obesidad, que es imposible que la velocidad del crecimiento se mantenga; es decir, ya son tantas las personas que padecen sobrepeso u obesidad que se dificulta que las cifras sigan creciendo.

“Sólo queda un pequeño porcentaje de la población que es susceptible. Sin duda, este es el caso de México, donde 7 de cada 10 adultos presenta sobrepeso u obesidad”, expresó ayer el director de la organización El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo.

“Hacer suponer que se ha logrado desacelerar el crecimiento del sobrepeso y obesidad a partir de las ‘políticas públicas’ impulsadas por el Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria y de los compromisos empresariales, representa un grave riesgo tanto para la salud de la población como para las finanzas públicas”, agregó Calvillo. La organización, junto con otras 50 más reclamaron en las últimas semanas la tardanza en la publicación de los resultados de esta encuesta en pleno diseño de políticas públicas.

Pese a la lectura que hizo el Secretario de Salud sobre los resultados, también reconoció que la tendencia estabilizadora no es “para echar campanas de victoria”.

“Estamos reconociendo que hay un problema serio y profundo y que el sobrepeso y la obesidad son la epidemia más importante en la salud de las y los mexicanos, pero al mismo tiempo decimos con puntualidad que los esfuerzos están dando resultados”, apuntó.

 

Las mujeres adultas, el grupo donde más avanza la epidemia

Las mujeres adultas del País es el grupo de población donde más avanzó la obesidad en el sexenio. En 2006, 32.4% de las mexicanas por arriba de 20 años sufrían obesidad. Este año, el porcentaje es de 35.2.

En cuanto a la obesidad infantil, la Ensanut 2012 arrojó que 26.6% de los niños varones del país sufre obesidad y 20.8% sobrepeso. En las niñas, el porcentaje con obesidad es de 20.2 y el que padece sobrepeso es de 19.7.

Entre los hombres adolescentes, el porcentaje de obesos disminuye. 10.6% de este grupo sufre obesidad, y 20% sobrepeso. En las mujeres, 23.7% está catalogado en la obesidad, y 22.5% en exceso de peso.

En cuanto a la diabetes, enfermedad ligada al exceso de peso, las personas diagnosticadas pasaron de 4.3 millones a 6.4 millones, sin embargo, ese mismo número de mexicanos enfermos recibe control metabólico de acuerdo a lo informado por MauricioHernández Ávila, director del Instituto Nacional de Salud Pública, no obstante, se estima que 13 millones de mexicanos padece esa enfermedad.

Al cuestionar a Hernández Ávila sobre la distribución de los datos por entidad federativa, el médico contestó que aún no se han terminado de procesar los datos, pero se espera que el 21 de este mes se puedan presentar, para conocer cuáles son los estados donde más prevalece el principal problema de salud pública del País.

Se disparan las cesáreas en los gobiernos panistas

Otro de los datos relevantes que arrojó la Ensanut es que las cesáreas son las cirugías que más se practican en el sistema de salud mexicano; tanto que el país supera por más del doble el número recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Mientras que la sugerencia es que practiquen 1.68 millones, México hace 3.87 millones programadas y por emergencia.

Para el director del INSP, los recursos y las salas de quirófano que se ocupan en las cesáreas se podrían destinar a la atención de otros procedimientos con implicaciones médicas.

“En México tenemos que transmitir la información de que la cesárea lleva riesgos. Riesgos de anestesia, muchas mujeres van a requerir transfusión. Mucho más que en un parto común y corriente. Pueden sufrir una infección nosocomial (que se adquiere en un hospital). Ciertamente, las cesáreas tienen cierto tipo de complicaciones”.

Hernández Ávila aseguró que las supuestas ventajas de las cesáreas para las mujeres, como que se evita el riesgo padecer incontinencia urinaria como en el parto natural, aún se discuten por los médicos.

“Tenemos carencias en el sistema de salud y el número de cesáreas en exceso compite con recursos para otras enfermedades”.
El director del INSP informó también que la encuesta costó 132 millones de pesos y para levantarla se visitaron 55 mil viviendas en todo el país del 3 de octubre al 20 de diciembre de 2011 y del 6 de enero al 6 de mayo de 2012.

 

Deja un comentario