El Vaticano ventila su propio código de vestimenta

El Vaticano

El “número dos” del Vaticano, Tarcisio Bertone, emitió una circular en la cual ordenó a los empleados clérigos Sede usar diario sotana, traje clerical o la vestimenta de su comunidad religiosa.

El texto, firmado por el secretario de Estado de la Sede Apostólica y fechado el 15 de octubre último, trascendió hasta ahora e instruyó a todos los jefes de sección de la Curia Romana que aseguren el cumplimiento de estas normas.

“(Deben recordar) el deber de llevar regularmente y con dignidad el proprio traje, en cualquier estación, también en obsequio al deber de ejemplaridad que incumbe, sobre todo, a quienes prestan servicio al sucesor de Pedro”, indicó la misiva.

El escrito de Bertone recordó que el ocho de septiembre de 1982 el Papa Juan Pablo II ya había expresado la importancia de la disciplina inherente al uso cotidiano del traje eclesiástico y religioso, en una carta al cardenal vicario de Roma.

El secretario de Estado aclaró que su misiva fue enviada “por venerado encargo” del Papa Benedicto XVI y señaló que en el tiempo actual todos los jerarcas de la Iglesia están especialmente llamados “a renovar la conciencia y la coherencia de la propia identidad”.

Ademas, Bertone recordó que, con el fin de evitar la incertidumbre y asegurar la debida uniformidad, el uso del traje ordinario es requerido en la participación de cualquier acto en el cual esté presente el Papa, así como cualquier otra reunión convocada por el Vaticano.

Según la normativa eclesiástica vigente, los cardenales y obispos deben llevar cotidianamente la sotana, mientras los sacerdotes pueden optar por el traje clerical (totalmente negro con camisa de alzacuellos).

En las ceremonias o reuniones oficiales los sacerdotes deben usar sotana, mientras los obispos y cardenales la sotana con sus bordes y una faja del color de su jerarquía: púrpura para los primeros y rojo para los segundos.

Por otra parte los miembros de congregaciones religiosas cuentan con hábitos particulares, que varían en color y en composición.

Normalmente en El Vaticano los clérigos suelen cumplir, casi en su totalidad, con las normativas solicitadas en la carta de Bertone, por ello la misma ha sido considerada en el ambiente romano como un mensaje indirecto a todos los clérigos del mundo.

En diversos países muchos sacerdotes y obispos diariamente no usan ningún traje eclesiástico que los identifique, por costumbre o decisión personal.

Notimex

Related

Deja un comentario