Acusa Yarrington a PGR de usar al mismo testigo que en caso del general Dauahare

Ayer, Tomás Yarrington Ruvalcaba, ex gobernador de Tamaulipas, presentó dos denuncias más ante la PGR, ahora contra los agentes del Ministerio Público federal que lo investigaron y a quienes acusó de “manipular” testigos protegidos sin apegarse a los protocolos de ley.

A través de su abogado, Diego Hernán Arévalo Pérez, responsabilizó a los agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de “usar” en su contra al testigo identificado con nombre clave “Pitufo”, el cual también declaró en una indagatoria distinta contra Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de Sedena, y otros generales que permanecen presos en el penal de máxima seguridad del Altiplano, Estado de México.

La defensa legal del ex gobernador de Tamaulipas presentó ayer una nueva denuncia contra la ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibáñez y otros funcionarios por la supuesta comisión de delitos contra la administración de la justicia.

Arévalo Pérez dijo que gestiona además otro amparo para que su cliente no sea detenido debido a que sigue vigente la orden de aprehensión en su contra.

Incautan en Estados Unidos propiedad de Yarrington

Un juez federal estadounidense incautó ayer un condominio de lujo, con valor cercano al medio millón de dólares, que presuntamente pertenecía al ex gobernador de Tamaulipas.

El inmueble, ubicado en Bridgepoint Condominiums, en la Isla San Padre, Texas, es objeto de disputa con el gobierno federal estadunidense desde febrero pasado, pues de acuerdo con la acusación, Yarrington dio dinero ilegal a una tercera persona para su adquisición.

Según la fiscalía estadounidense, Yarrington habría utilizado al empresario Napoleón Rodríguez, de Matamoros, Tamaulipas, para la adquisición de las propiedades.

Se trata del desenlace de una de dos demandas civiles para incautar propiedades del ex gobernador del estado mexicano de Tamaulipas, por cargos de utilizar prestanombres para adquirir propiedades con dinero ilícito.

La adjudicación al gobierno federal fue hecha el lunes por la jueza Nelva González Ramos de Corpus Christi.

El ‘caso Yarrington’ comenzó el pasado 23 de mayo de este año, cuando fiscales federales de Estados Unidos acusaron al ex gobernador de Tamaulipas de aceptar millones de dólares en sobornos de los cárteles del narcotráfico e invertir el dinero en bienes raíces en Texas. Tras estas acusaciones, los fiscales estadounidenses presentaron dos solicitudes de confiscación de propiedades. 

Yarrington utilizó a varios prestanombres y negocios para “convertirse en un gran inversionista en bienes raíces mediante varios mecanismos de lavado de dinero”, según los documentos interpuestos en Corpus Christi. El otro caso de confiscación fue presentado en San Antonio.

Asimismo, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) acusó el pasado 2 de agosto a Tomás Yarrington de haber llegado a la gubernatura de Tamaulipas con el dinero del narcotráfico.

El pasado 23 de agosto, y de acuerdo con una información publicada por diario La Jornada, el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington Ruvalcaba negoció su ingreso al programa de testigos protegidos del gobierno de Estados Unidos.

En febrero de este año, Animal Político publicó una entrevista exclusiva con Tomás Yarrington, en la que el ex gobernador señalaba que  no estaba “desaparecido ni tampoco detenido y, mucho menos, prófugo de la justicia”.

En aquella entrevista, Yarrington tambuén acotaba que “si en verdad la DEA tuviera algo en mi contra, ya me hubiesen agarrado. Si el gobierno norteamericano localizó a Bin Laden, imaginen lo que me sucedería a mí”. Aquí puedes leer la entrevista de Tomás Yarrington con Animal Político.

*Con información de Ntx y Milenio.

Deja un comentario