Así va el caso del juicio de los mexicanos detenidos en Nicaragua

Camioneta con logos de Televisa decomisada en Nicaragua. Foto: AP

Uno de los testigos en el caso contra 18 mexicanos detenidos en Nicaragua por presuntos delitos de narcotráfico y delincuencia organizada declaró ayer que Raquel Alatorre Correa presumió joyas y dinero al momento de su detención.

La presunta jefa del grupo de mexicanos usaba un anillo con un diamante, una pulsera de oro, una cadena con un dije con diamante y un reloj de lujo, según declaró una oficial de la policía que participó en el operativo de detención el pasado 20 de agosto.

La detective de policía Blanca Méndez dijo durante el segundo día del juicio oral y público que se realiza en Managua que la presunta cabecilla del grupo de mexicanos portaba unos 20 mil dólares en “billetes sueltos”.

Los “billetes sueltos”, en varias denominaciones y monedas de varios países, fueron encontrados en una caja de cartón en el vehículo en el que viajaba “la licenciada Raquel Alatorre Correa”.

“El dinero venía en una caja de uno de los vehículos… se incautó un anillo de diamantes, una cadena de oro con un diamante, un reloj y billetes de varias denominaciones”, dijo Méndez, en el juicio por supuesto lavado de dinero, crimen organizado y narcotráfico internacional.

Pese a que la defensa pidió que no se incorporaran a las pruebas documentales las cartas firmadas supuestamente por el vicepresidente de Información Nacional de Televisa, Amador Narcia, en las que pide apoyo para la caravana, el juez Edgar Altamirano rechazó los alegatos y admitió la prueba.

Las cartas estaban refrendadas y selladas presuntamente por el notario Pedro Rodríguez de la Garza, con fecha de emisión el 14 de agosto pasado.

Un documento similar estaba destinado a las autoridades de aduanas para solicitar una dispensa por el ingreso de los equipos de moderna tecnología para transmisión satelital que portaban las seis camionetas con logotipos de la televisora mexicana.

Amador Narcia ha negado la autoría de las cartas y ha deslindado su responsabilidad en este sonado caso.

En el marco de la jornada, los oficiales de migración presentaron como prueba 23 bolsos negros que estaban ocultos en compartimentos de las camionetas usadas por el grupo de mexicanos y que contenían 9.2 millones de dólares en efectivo para presuntas operaciones de narcotráfico.

Las evidencias también incluyeron 17 teléfonos móviles de diferentes marcas y modelos.

El grupo de mexicanos visitó Nicaragua en al menos cinco oportunidades desde noviembre de 2010 y se alojó en un lujoso hotel en Managua, de acuerdo con las declaraciones de la testigo Eugenia Mejía.

Este año, la caravana visitó el país en tres oportunidades, en febrero, junio y agosto, y por sus frecuentes visitas y nivel de gastos eran considerados huéspedes corporativos.

La caravana de “falsos periodistas de Televisa” ingresó el 20 de agosto por el puesto fronterizo de Las Manos en el norte del país y, según las fuentes policiales, las contradicciones sobre el motivo de la gira, disparó la alerta entre los oficiales de Migración.

El hallazgo del dinero en la inspección de los vehículos generó la detención de los sospechosos.

Según fuentes judiciales, el juicio contra los 18 mexicanos podría durar entre tres y cuatro días, y los procesados pueden hacer uso de su derecho a guardar silencio o bien emitir alguna declaración en ese lapso.

Notimex.

Related

Deja un comentario