Cómo contar los muertos de la guerra contra el narcotráfico

Foto: Cuartoscuro.

Hace seis años, Felipe Calderón declaró la guerra contra los cárteles de la droga, poco después de tomar posesión. Calderón Hinojosa inició enviando tropas a su estado natal, Michoacán; seis años después, la guerra se mantiene al inicio del sexenio de Peña Nieto, mientras todos siguen calculando el saldo total que deja el hombre que inició la guerra.

Hay medios y organizaciones que mantienen el conteo de los homicidios relacionados con la guerra contra el narco, lo cual en sí es loable, pero hay muchos problemas para quien sea que realice esta labor. Sobre los problemas metodológicos o de recursos para realizar el conteo, está el problema de que el gobierno dejó de publicar información sobre los homicidios relacionados con el narcotráfico desde septiembre de 2011, mientras los números normalmente salían más altos que lo estimado.

En este contexto, Diego Valle-Jones (@DiegoValle), un bloguero especializado en estadística y visualización de datos ha dado seguimiento a los problemas para realizar estos conteos, mientras que en su última publicación plantea una metodología para realizar llegar al saldo total.

Para juzgar los eventos del sexenio, Valle-Jones pone el enfoque en contar el número total de homicidios “de la forma más exacta que es posible para un bloguero”, en la cual intenta poner un margen inicial con los homicidios que había en promedio en México antes de la guerra contra el narco, para contar así el “exceso de muertes.”

Para empezar, está la información del Inegi y el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), a los cuales todos pueden acceder en línea. Posteriormente, Valle-Jones ordenó por fecha de registro los homicidios manejados por el Inegi (en lugar de hacerlo por la fecha en que ocurrieron) y agregar los accidentes por arma de fuego desde que empezaron a crecer. Valle Jones incluso asegura que éstos “parecen más homicidios que accidentes.”

Visualización de Diego Valle-Jones. La zona coloreada son las muertes que el encuentra relacionadas al narco en su metodología

Las cifras recolectadas por Valle-Jones sobre homicidios son las siguientes:


Con base en estos datos, Valle-Jones afirma que las muertes por causa desconocida estaban en decrecimiento hasta 2008 cuando se revirtió al mismo tiempo que los homicidios empezaron a aumentar. Estos números, de acuerdo con el bloguero “hacen pensar en que fueron homicidios”, lo cual “explicaría” algunas de las diferencias en homicidios no reportados si se le compara con los homicidios no relacionados a la violencia.

En su metodología para clasificar las muertes registradas como “de causa desconocida” Valle-Jones reclasificó las que estaban bajo el mote de “intervención legal/ operativo militar” como homicidios. Sin embargo, Valle-Jones muestra varias dudas sobre los datos recolectados por las autoridades mexicanas por lo que incluye algunas previsiones más en su conteo, donde afirma que varios asesinatos masivos que se han registrado en algunas entidades (y que han sido muy conocidos por los medios de comunicación) en un momento específico no se reflejan en la estadística oficial.

La precisión (accuracy) se refiere a la clasificación de homicidios, accidentes y suicidios; Sensibilidad y especificidad se refieren sólo a homicidios.

Después del trabajo de limpiar inconsistencias en los diversos conteos y tomar precauciones por la mayor cantidad de homicidios que consideró prudente, la siguiente es la gráfica más acabada que Valle-Jones pudo obtener sobre los homicidios mensuales entre 2004 y 2010.

Gráfica: Homicidios mensuales en México relacionados con la droga (2004-2010).

Utilizando algunos cálculos estadísticos, Valle-Jones utilizó datos del SNSP e Inegi para predecir los homicidios de enero a noviembre de 2012, pues no hay estadísticas después de 2011.

Como decíamos antes, la estrategia del bloguero es calcular un promedio de los homicidios que se registraban entre 2004 y 2006 para conocer después qué “exceso de homicidios” hubo entre 2006 y 2012, que superara a los homicidios comunes registrados con anterioridad.

Al final, el número total ya redondeado de los homicidios que excedieron al promedio registrado antes del sexenio de Calderón fueron 63 mil.

Aquí la visualización de sus datos más a detalle:

Sin embargo, Valle-Jones admite algunos “problemas” para su estimado:

En su conteo se usan datos de reportes policiacos del SNSP, aunque si hubiera utilizado datos de otros diarios, la suma sería mucho mayor.

La base de homicidios utilizada por Valle-Jones podría ser más o menos arbitraria, aunque dice aceptar críticas, mientras opina del gobierno de Calderón que ellos pusieron la base de homicidios muy arriba, por lo que reducen en términos oficiales los homicidios en el marco de la guerra contra el narco, sin ofrecer evidencias de esto.

Además, está el hecho de que el gobierno considera que la mayoría de los muertos son criminales, lo cual en su opinión podría crear otra distorsión en el conteo. Para Valle-Jones, decir que México estaba ya entrando a una guerra contra los cárteles de la droga antes de 2006 no es la única visión, pues en su opinión, hay estadística que prueba que las últimas generaciones de mexicanos se habían hecho menos violentaen los últimos años, aunque reconoce que en el país iempre ha habido episodios de violencia focalizada en relación con el narco, por ejemplo en la Ciudad Juárez de los años 90 o la Tijuana de hace algunos años.

A lo anterior hay que agregar las fosas comunes encontradas, así como los cuerpos que simplemente desaparecen sin dejar rastro. Si uno combina las diferentes listas de desaparecidos de la PGR y la SSP para producir un estimado de desaparecidos aún se tendría que comparar con las cifras de mortalidad, pues muchos de los muertos nunca son identificados. Todo esto hace pensar a Valle-Jones que su estimado de 63 mil muertos es conservador.

Deja un comentario