Conapred interviene en caso de maestra despedida por proyectar película

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación tomó ya cartas en el caso de Cecilia Hernández, maestra despedida por el Colegio Lomas Hill por proyectar a sus alumnos la película Milk. El Colegio respondió que reconoce y respeta el derecho de los padres de familia a decidir qué películas pueden ver sus hijos

Conapred interviene en caso de maestra despedida por proyectar película
"Milk".
"Milk".

Cecilia Hernández, maestra de Formación Cívica y Ética del Colegio Lomas Hill  contactó al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) para presentar una queja tras haber sido despedida por proyectar la película “Milk” a sus alumnos de segundo de secundaria. Dirigida por Gus Van Sant, la película cuenta la vida del político Harvey Milk, activista y primer hombre abiertamente gay en ser elegido para un cargo público en Estados Unidos en 1977.

La directora del colegio, Annette Muench de Labardini, informó este viernes a la maestra que quedaba despedida por “faltarle el respeto” a los alumnos y a la institución al proyectarles esa “porquería” de película.

En un comunicado difundido esta noche, la dirección de la escuela informó que la maestra fue despedida “al no respetar la petición de los alumnos de parar la proyección de la película”, cuya clasificación es B-15, y retirarse del aula sin orientar a los chicos sobre lo que estaban viendo. La directiva de la escuela califica de “inaceptable” el comportamiento de la maestra, al tiempo que “reconoce y respeta” el derecho de los padres de familia a decidir qué películas pueden ver sus hijos.

En entrevista, Cecilia Hernández explicó que empezó a dar la clase de Formación Cívica y Ética en el Colegio Lomas Hill a partir del presente ciclo escolar, a los grupos de primero y segundo grado de Secundaria. En apego al programa de la Secretaría de Educación Pública, que pide a los maestros abordar los temas de orientación sexual, hetero y homosexualidad, y respeto a los derechos humanos, decidió el pasado miércoles proyectar a sus 7 alumnos de segundo grado (de 13 y 14 años) la primera media hora de la película Milk.

El objetivo era que durante cuatro clases los chicos pudieran ver toda la película y discutir en grupo el argumento. Ese primer día no hubo comentarios después de la proyección y todos se fueron a casa. Por la tarde recibió el correo de la directora del plantel, Annette Muench de Labardini, en la que le indicaba que necesitaba hablar con ella el viernes antes de la clase, por considerar una “imperdonable” falta de respeto hacia los alumnos que les hubiera proyectado esa “porquería” de película.

El viernes por la mañana al llegar al plantel (ubicado en Cuajimalpa), dos guardias de seguridad recibieron a la maestra y la condujeron a una oficina en la que esperó hora y media a Muench de Labardini. Sin tener oportunidad de explicar las razones que tuvo para proyectar la película a los chicos, la directora le informó que por decisión de los padres de familia y de la directiva escolar quedaba despedida. Después, indicó la maestra, le soltó una serie de reclamos por haberse atrevido a mostrar escenas de contenido sexual y homosexual a los adolescentes, entre los que se encuentran su hija y un sobrino.

Hernández especificó que no le interesa retomar su trabajo en esa escuela, sino sentar un precedente para que este tipo de educación homofóbica e intolerante ya no se imparta en las escuelas del país.

La queja de la maestra se tramita a través de la Dirección General de Atención de Quejas y Reclamaciones del CONAPRED.

 

 

Close
Comentarios