Dave Brubeck, el pianista que no sabía leer música (pero cómo la tocaba)

Que Dave Brubeck compuso Take Five, no es cierto. Lo que es cierto, es que Brubeck fue uno de los pianistas más influyentes en el jazz además de uno de los que hizo más popular al género.

El pianista que hoy murió a los 91 años, sólo un día antes de cumplir 92 (6  de diciembre 1920-5 diciembre 2012), fue el intérprete del ritmo sincopado que enmarcaba el saxofón de Paul Desmond  en Take Five, y el genio creativo en casi todas las piezas que tocaba su cuarteto.

A Brubeck le enseñó a tocar su mamá. El pequeño tenía dos hermanos mayores que ya estaban en el camino de convertirse en músicos, pero Dave no podía leer música por su eterno problema de miopía.

Intentó estudiar veterinaria, pero uno de sus maestros lo mandó al conservatorio por sus pobres resultados. Ya en el conservatorio lo quisieron expulsar cuando uno de sus maestros se dio cuenta que no podía leer música, pero muchos otros lo apoyaron bajo el argumento que su “feeling”, y su manejo del contrapunto y la armonía compensaban su falta de habilidad para leer las notas.

Una de las interpretaciones icónicas del cuarteto, donde se aprecian las manos de Brubeck en el piano

La música lo salvó de la guerra

Brubeck fue mandado a servir en la Segunda Guerra Mundial bajo el mando del General Patton, en uno de los batallones de Estados Unidos que más acción y más territorios liberó en esa guerra.

¿Qué si le podemos agradecer algo al Ejército de EU? Sí. El pianista y Paul Desmond se conocieron cuando estaban de servicio. Y cuando lo mandaron a la Battalla de las Ardenas una de las más crudas y decisivas, se ofreció a tocar para la Cruz Roja.

El éxito fue tal, que le ordenaron formar una banda, y aunque hay muchas versiones sobre el nombre que tenía, lo cierto es que para ese entonces, finales de 1944, se convirtió en uno de los primeros grupos multirraciales.

Entre 1945 y 1951, Dave forjó su carrera, y en 1951 creó el Dave Brubeck Quartet, junto con Paul Desmond.

 

Take Five

En 1954 apareció en la portada de la revista Time por sus aportes a la popularización del jazz, pero fue hasta 1959, cuando grabó Take Five, composición de Paul Desmond, que la fama le llegó completamente.

Time Out fue el disco donde venía Take Five, pero no era el único track del disco que marcaba época, sino que contenía también Blue Rondo a la Turk, una complejísima pieza tocada en 9/8 que si no tuvo tantos covers y remakes, fue porque no cualquier pianista la lograba.

Las presentaciones en los lugares de jazz de la época eran frecuentes, así como las giras mundiales, todos ávidos de escuchar en vivo la inmortal Take Five.

Take Five en una presentación de 1961

El cuarteto de Brubeck siguió tocando y produciendo y lleva más de 60 años en activo, aún sin Paul Desmond, la generación de piezas de jazz nunca bajó. La obsesión del pianista por los tiempos se deja ver en los títulos de sus álbumes, al menos 10 de ellos con “Time” en sus títulos.

Dave Brubeck también hizo música sacra y en 1988 compuso el soundtrack de una de tantas series de Charlie Brown.

Música compuesta para el capítulo Nasa Space Station, de Charlie Brown.

Tratar de resumir la carrera de Brubeck a una selección musical es misión imposible, pero la menos dejamos un playlist, con algunos temas donde se puede escuchar su grandioso piano.

Para empezar una que sólo encontramos en YouTube: Unsquare Dance

Y aquí otras 6 canciones que consideramos esenciales:

Dave Brubeck by Hugo Maguey on Grooveshark

Deja un comentario