Trasladan al reclusorio a 69 detenidos por disturbios; libres, 12 menores

Un total de 69 personas que participaron en los disturbios ocurridos el sábado en la Ciudad de México fueron consignadas y trasladadas a reclusorios del Distrito Federal la madrugada de este lunes.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) acusa a los 69 consignados del delito de ataques a la paz pública en pandilla, que se castiga con una pena que va de los 5 a los 30 años de prisión sin derecho a salir bajo fianza.

El trasladado de los consignados se realizó en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, escoltados por policías de Investigación, para evitar nuevos enfrentamientos con los familiares de los detenidos, que se encontraban protestando en las afueras de la agencia del Ministerio Público donde estaban recluidos los detenidos.

De los 65 hombres, 20 mujeres y 11 menores que hasta ayer por la noche seguían a disposición del Ministerio Público, cinco de ellos ya tenían antecedentes penales por robo, daños a la propiedad y violencia familiar. Hasta las 20:00 horas de ayer, sólo 60 detenidos habían declarado.

Los cinco detenidos que cuentan con antecedentes son:

• Ángel Boydán Florencia, por el delito de robo;
• Miguel Ángel Zepeda Patlani, por daños a la propiedad;
• Sergio Mendienta Espinoza, por daños a la propiedad;
• Mario Flores Guerrero por el delito de robo y,
• Arturo Jasso Díaz, por violencia familiar.

Los 11 menores, informó la Procuraduría, fueron canalizados a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes.

El procurador Jesús González Almeida informó ayer que a 48 se les tomó huellas dactilares y fotos, mientras que el resto se negó ante la sugerencia de los representantes de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Antes de las 17:00 horas, un grupo de legisladores de Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo y PRD llegaron a la esquina de Dr. Vértiz y Dr. Liceaga, donde familiares y amigos de los detenidos aguardan noticias desde la tarde del sábado ante una valla de granaderos que impide el paso.

El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, la senadora Layda Sansores y la diputada María Luisa Alcalde hablaron con abogados, padres y, por la noche, con el procurador. De ese encuentro, calificado por Monreal como “duros, difíciles y ríspidos”, el legislador concluye que más del 50% son detenidos arbitrarios.

“Yo estimo que será más de la mitad de los jóvenes detenidos los que son inocentes. Hay personas que iban pasando, hay estudiantes, hay investigadores, universitarios de la UNAM, hay incluso amas de casa. Yo estimo que la mayor parte de ellos son inocentes”, dijo Monreal.

A las 19:30 todos los legisladores entraron a las oficinas del procurador, salvo una: Layda Sansores tomó asiento en la primera fila de la Sala de Conferencias de la PGJ y al final del corte informativo, increpó a Rodríguez Almeida para pedir la liberación de quienes no cometieron vandalismo.

“Hay gente que está muy golpeada y no dicen que los policías los golpearon (…) los vándalos ya los conocemos. Son unos mercenarios, hay quien los patrocina y esos no los detienen fácilmente”, dijo Sansores.

González Almeida respondió que la Procuraduría “no tiene nada contra los jóvenes o de cualquier persona puesta a disposición.

“Nosotros somos totalmente imparciales y a nosotros nos toca resolver su situación jurídica”, agregó

“Si usaran toda esa fuerza contra los delincuentes”

La tarde de ayer, Animal Político entrevistó al azar a padres que esperaban noticias de sus hijos. Algunos llegaron a la Procuraduría a primera hora del día pues, desde sábado no habían podido ver a sus familiares. Estos algunos de los testimonios recabados.

Caso Uriel Sandoval

“Uriel perdió el ojo desde el sábado. Él no es un porro, estudia la Licenciatura en Medio Ambiente y Cambio Climático en la UACM y da talleres para niños en el Cerro del Judío en Iztapalapa. En la Cruz Roja de Polanco nos negaron información clara sobre su estado de salud y eso nos impidió conseguirle a tiempo un especialista.

Él es de San Luis Potosí y aquí no tiene familiares, por eso varios profesores hicimos una comisión para ayudarlo. Él forma es parte del Consejo Estudiantil de Lucha (CEL)  que participó en la huelga, pero es falso que CEL comandó el operativo violento como han informado algunos medios”.

Habla un profesor de Uriel que pide el anonimato. Él compartió estas fotos a Animal Político 

Haz click para agrandar.

 

Caso Carlos Román

“Carlos no fue a la protesta. Se topó con ella saliendo del trabajo porque él trabaja ahí, en el centro. El está politizado. Los dos estudiamos Comunicación en la UVM, pero lo conocí en la Comisión de Democratización de Medios del Movimiento #Yosoy132.

Me encontré a su novia por ‘El Caballito’ y me dijo: ‘¡Se lo llevaron!’. Después supimos que lo detuvieron en 5 de Mayo y Gante. Él no estaba haciendo nada violento”.

Habla Julio Mena, amigo de Carlos. Ese día vestía una camisa color lila. Su detención fue grabada. En otro video () se le ve llegando a la PGJ. Al bajar (minuto 0:07), le ofrece la mano a una señora.

Caso Mariana Muñiz

“Mi hija se llama Mariana, estudia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y fue a la protesta con su novio Sergio. La detuvieron en Filomeno Mata. A mediodía le llamé porque vi lo que pasaba en las noticias. Me dijo que estaba cercada por granaderos, pero que estaban tranquilos. A la siguiente llamada me dijo que la Policía la había subido un camión.

Esto es una injusticia. Ellos no hicieron nada. Si usaran toda esa fuerza contra los delincuentes, otra cosa sería”

Lourdes Nieto, madre de Mariana. En el celular  de su hija quedó el momento en que  debió echarse a correr de los granaderos. El novio de la joven lo subió a YouTube

Caso Carolina Gallegos
“Sólo pude ver a Carolina tres minutos a través de una mica y como 12 horas después de que me la detuvieron. Ella estudia Literatura y Arte Dramático. Estaba haciendo un performance en Filomeno Mata y 5 de Mayo, pero en el expediente dice que la detuvieron en la Avenida Juárez. Ella no estaba ahí. Me habló asustada. No entiendo por qué la detuvieron. Era un grupo pacífico. Esto es lamentable”.

Martha Colmenares, madre de Carolina. En una carpeta llevó la boleta de calificaciones de su hija para constatar que es una estudiante dedicada.

 

Caso Antonio Mancio Bélmot

“Mi hermano está muy golpeado. Ayer, que me dieron permiso de verlo pude constatar.  Está golpeado en todo el cuerpo y  su ropa está desgarrada, pero cuando intentamos llevarle ropa para que se cubriera, nos lo impidieron, a pesar del frío que estaba haciendo durante la noche y la madrugada.

Lo detuvieron a dos cuadras antes del Ángel, por Insurgentes, veníamos del evento de López Obrador. Cuando vimos la avanzada de la Policía nos dispersamos, porque venían levantando a todos. Es ilógico que, viniendo de un acto que no tenía nada que ver, lo hayan detenido”.

Isaías Mancio Belmont. Unos policías en moto persiguieron a su hermano, de 43 años.

Caso Claudia Ivette Trejo

“Tienen detenida a mi prima Claudia Ivette Trejo Gómez. Es académica de la UACM. Tiene 31 años y quedó encerrada en un cerco policiaco con el que encapsularon como a 20 personas. No hemos podido verificar su estado físico, sólo pudimos hablar con ella un par de minutos… Si el gobierno del DF se hace llamar de izquierda, ¿por qué reprime a la gente, por qué la arresta sin fundamento?

Jorge Iván González. Como todos los familiares, sólo pudo ver a Claudia tres minutos

Crean la Liga de Abogados 1 de Diciembre

Al mediodía, los familiares presentaron un comunicado dirigido al “pueblo mexicano”. En él informaron que los detenidos están acusados de “perturbación contra la paz pública”, un delito “equiparable con actos terroristas”; es decir,  uno de los más graves que contempla el código penal y que es sancionado hasta con 30 años de cárcel y sin derecho a fianza.

Esta acusación insistieron, está sustentada en averiguaciones que carecen de responsabilizaron al Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, al ex presidente Felipe Calderón, y a su sucesor, Enrique Peña Nieto, de los “daños físicos y emocionales graves” que la respuesta desproporcionada de la policía originó en sus familiares.

El abogado de una de las detenidas, Jesús Robles Maloof informó que, junto con otros 25 representantes legales, se integró un grupo de defensores denominado ‘Liga de Abogados 1 de Diciembre’. Ellos operarán en coordinación con el objetivo principal de que se haga valer el principio de presunción de inocencia.

“No hay imputaciones directas en la gran mayoría de las acusaciones. La averiguación previa no vincula a los detenidos con las circunstancia de modo, tiempo y lugar de los hechos con los que los relacionan”, dijo.

La estrategia a seguir, explicó, es insistir en que las autoridades aporten las pruebas necesarias para que se sustente “fehacientemente” las imputaciones que se hacen, pues, subrayó, en la mayoría de los casos las pruebas no existen.

“En todos los casos –abundó– hay inconsistencias sobre el lugar en el que el parte policiaco dice que las personas fueron detenidas. Además,  tampoco se cumplió con el precepto de presentar a los indiciados ante el Ministerio Público tan pronto fueron aprehendidos”.

Mientras tanto, ayer mismo, el ombudsman capitalino informó que la queja interpuesta por los familiares de Juan Francisco Quinquedal, el hombre de 62 años con fractura de cráneo expuesta, fue remitida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, debido a que el disparo fue realizado por la Policía Federal. Quinquedal sigue en coma inducido en la Cruz Roja de Polanco.

#YoSoy132 levanta la Acampada Revolución

Ayer mismo, los integrantes del movimiento universitario #YoSoy132 decidieron levantar el campamento que mantenían en el Monumento a la Revolución desde el 24 de junio, y alrededor del cual se tendió un cerco policiaco tras los disturbios del sábado.

“Hemos visto vulnerable nuestra seguridad al permanecer en esta plaza”, señaló en un comunicado.

“Nos vamos con la frente en alto y con la conciencia de que la lucha sigue. No tomamos esto como una derrota, entendemos que es sólo el cierre de un ciclo y el comienzo de otro” y en su despedida, aprovecharon para agradecer al barrio de Tepito, por haberse solidarizado con el movimiento cuando las fuerzas del orden los “encapsularon” en el Eje 1 norte.

Deja un comentario