Más de 20 mil desaparecidos en sexenio de Calderón: ONG

Una organización civil divulgó ayer una presunta base de datos oficial en la que, por primera vez, se da cuenta de un número específico de personas desaparecidas en los últimos seis años en México, una época que coincidió con una lucha contra el narcotráfico que dejó miles de víctimas.

El grupo Propuesta Cívica A.C. publicó en internet la base, presuntamente procedente de la Procuraduría General de la República (PGR), la cual señala que entre 2006 y 2012 las autoridades registraron 20 mil 851 desaparecidos, aunque la propia organización reconoce que contiene varias inconsistencias que impiden afirmar si todas esas personas desaparecieron como resultado de la lucha contra el narcotráfico o por razones distintas.

“No es posible hacer conclusiones claras con estos datos”, dijo Pilar Talavera, directora ejecutiva de Propuesta Cívica.

La base enumera uno a uno los casos y describe algunos datos como el apellido paterno, la edad, el sexo, la fecha y el lugar de la desaparición.

Un funcionario de la PGR, no autorizado a ser identificado por políticas internas de la dependencia, dijo a The Associated Press que la Procuraduría no tiene conocimiento de la existencia de esa base de datos.

Talavera comentó que pese a las inconsistencias encontradas decidieron divulgar la base en un intento por contribuir a comprender la magnitud de la violencia en los últimos seis años, pero también para presionar a las autoridades a dar a conocer información oficial sobre las desapariciones.

“El gobierno debe publicar (su base de datos)”, dijo. “Si lo que queremos construir es un Estado democrático, es desde el Estado donde se tienen que publicar todas las cifras”, añadió.

Entre las inconsistencias, dijo, están las cifras de desapariciones por estado.

Por ejemplo, el lugar con mayor número de desaparecidos es el Distrito Federal, la capital del país, con 7 mil 137, a pesar de que en los últimos seis años fue uno de los lugares menos afectados por la violencia atribuida al crimen organizado.

Además, hay otros estados que reportan menos de 20 desapariciones, como Baja California, que reportó 15, aunque fue una de las localidades que por algunos años padecieron una espiral de violencia del narcotráfico.

Entre 2006 y 2012, el gobierno del presidente Felipe Calderón emprendió una lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado que incluyó el despliegue inédito de miles de soldados en distintas partes. La ofensiva oficial, sin embargo, no logró inhibir la violencia y se ha estimado que al final de su administración hubo al menos 7 mil muertos atribuidos al crimen organizado.

El gobierno de Calderón comenzó a contabilizar los asesinatos atribuidos al crimen organizado, pero en 2011 dejó de hacerlo. El último dato oficial disponible señaló que sólo de diciembre de 2006 a septiembre de 2011 la cifra ascendió a poco más de 47 mil 500. El gobierno nunca ofreció ningún cálculo oficial sobre desapariciones.

Propuesta Cívica señaló que una periodista del diario estadounidense Los Angeles Times les proporcionó la base de datos.

La lista de desaparecidos incluye albañiles, amas de casa, abogados, estudiantes, empresarios, policías, militares y políticos, además de más de mil 200 menores de 11 años.

Sólo en algunos casos se proporcionan datos de qué habría sucedido al momento de la desaparición. En muchos no hay referencia directa a hechos vinculados al crimen organizado, mientras que en otros sólo hacen referencias vagas como “salió de su casa y no regresó”.

Talavera advirtió que otra inconsistencia es que “no hay una diferencia entre la persona que se extravía y la persona que desaparece”.

En los casos atribuidos al crimen, la información tampoco da demasiados detalles sobre lo que sucedió.

Por ejemplo, refieren el caso del empleado de una compañía de serigrafía y bordados de apellido Medina que desapareció en enero de 2011 cuando hombres armados irrumpieron en su lugar de trabajo en la ciudad de Gómez Palacio, en el estado norteño de Durango, y lo secuestraron presuntamente porque se negó a pagar 25 mil pesos, sin que se den más detalles.

En otro, se reporta la desaparición de tres empresarios en el estado occidental de Michoacán, un lugar donde dominaba el cartel de La Familia y tras una división dio paso a los Caballeros Templarios, que han sido acusados de cometer innumerables delitos. El reporte dice que los empresarios fueron secuestrados en enero del 2011 en la municipalidad de Pátzcuaro por miembros de un grupo armado que circulaban en dos camionetas.

La base de datos se conoce casi tres semanas después de que el diario The Washington Post publicó una nota en la que señaló que también había recibido una lista de la PGR que ubicaba la cifra de desaparecidos en más de 25 mil.

En una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto y fechada el 11 de diciembre, el director para las Américas de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, señaló que de ser correcta la lista del Washington Post “situaría a la ola de desapariciones ocurrida en México durante el sexenio del presidente Calderón entre las peores en la historia de América Latina”.

En Chile, por ejemplo, las autoridades calculan que durante la dictadura de Augusto Pinochet de 1973 a 1990 murieron 3.095 personas, de las cuales 1.200 son considerados desaparecidos.

En Colombia, organizaciones no gubernamentales y autoridades consideran que al menos 50.000 personas desaparecieron en 40 años de guerra interna.

En internet:

http://desaparecidosenmexico.wordpress.com

 

*AP

Related

Deja un comentario