Se preparan denuncias por daños a la UACM: Rectora

Esther Orozco, rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), informó que presentará denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del DF por los daños ocasionados al patrimonio de la institución, durante los 101 días que permanecieron tomadas sus instalaciones, a raíz del conflicto estudiantil-académico que vivió esta casa de estudios entre finales de agosto y principios de diciembre.

Luego de afirmar que estos daños ascienden a 17 millones de pesos por instrumental y mobiliario dañado, y un millón más por equipo desaparecido, la rectora señaló que “nosotros somos los custodios del patrimonio universitario, y la universidad debe levantar actas si algo falta, y tiene también que acudir a quien corresponda, así que será el Ministerio Público el que se encargue de ver si hay alguna responsabilidad, a la universidad no le corresponde eso“.

Esta medida se toma a pesar de que entre los acuerdos que dieron fin al paro estudiantil en la UACM, firmados el 26 de noviembre por las partes (identificados como críticos y simpatizantes de la rectora, así como por la misma Orozco), se encuentra “garantizar que no existirá ningún tipo de persecución o criminalización contra ningún miembro de la comunidad, derivado del conflicto universitario“, sin embargo, señaló la rectora, el presentar estas denuncias ante el Ministerio Público “no es, desde luego, criminalizar y culpar a nadie”.

A su vez, Orozco instó a quienes la han acusado de mal manejo de recursos durante su administración, así como de no contar con título universitario, a documentar sus señalamientos, pues “la prueba de una denuncia no puede ser el propio dicho del denunciante, entonces, que presenten pruebas y a mí, si me llama un juez, le llevaré mis documentos, si me llama un juez, ya veré cómo respondo, ¿no?”.

Nuevos maestros

En entrevista con Animal Político, la rectora de la UACM anunció, también, que para rescatar parte del tiempo perdido por el paro de actividades, el próximo año “con toda seguridad habrá que contratar nuevos profesores, para que suplan y den clases extra, puesto que, en 2013, tenemos que reponer el semestre perdido a los alumnos, acelerando el ritmo de trabajo”.

Orozco subrayó que “el semestre no se rescata, ya se perdió y lo que vamos a hacer el año que entra es ver si podemos, durante 2013, no hacer sólo dos semestres, sino dos semestres y medio o dos semestres y tres cuartos, para que al final de la carrera no inviertan los estudiantes mucho más tiempo del originalmente planeado”.

Para ello, la encargada de la administración universitaria señaló que hoy acudirá a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para negociar con los diputados un presupuesto de mil 300 millones de pesos para la casa de estudios, lo que representa 400 millones más que lo obtenido por la UACM en 2012.

Con estos recursos, añadió, además de contratar nuevos maestros se buscará concluir obras que desde hace dos años quedaron pendientes, así como ampliar instalaciones en planteles, particularmente el de San Lorenzo Tezonco, donde se proyecta erigir una biblioteca y una cafetería.

El origen del paro, intocado

A pesar de que oficialmente el paro estudiantil-académico en la UACM concluyó el 26 de noviembre, con el establecimiento de una serie de acuerdos en cuyo diseño actuó como coadyuvante la Asamblea Legislativa, hasta la fecha sigue latente el germen de dicho conflicto, es decir, la integración consensuada del III Consejo Universitario, máximo órgano rector de esta casa de estudios.

Y esto es así porque, luego de alcanzado un acuerdo conciliatorio entre críticos y simpatizantes de rectoría, dicho Consejo Universitario no ha logrado sesionar, ni una sola vez, con todos sus integrantes y, de hecho, actualmente hay dos grupos que sesionan por aparte, reclamando la titularidad de dicho órgano de dirección de la UACM y desacreditando a la contraparte.

Al ser cuestionada al respecto, Orozco confió en que esta división en el Consejo Universitario pueda dirimirse pronto y no sea motor de mayor discordia al interior de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, aunque insistió en que sólo uno de estos dos grupos tiene legitimidad, y es aquel en el que se encuentran sus simpatizantes.

“El III Consejo Universitario fue legalmente instalado el 22 de agosto –señaló la rectora, en referencia a una sesión inaugural de dicho órgano, que se celebró sin la asistencia del bloque crítico–, por ello, hay un solo Consejo, y lo otro (el Consejo integrado por sus detractores) es sólo una reunión de consejeros con opiniones que habrá que valorar, pero que no tienen vinculatorio”, concluyó.

Deja un comentario