Seis incongruencias del SNTE ante la iniciativa de reforma educativa

En el discurso, el Sindicato de Trabajadores de la Educación “reconoce y valora” la iniciativa de reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto. Incluso aplaude propuestas como el censo de escuelas y maestros; pero en la práctica, la historia ha sido diferente.

Organizaciones no gubernamentales que vigilan el avance de la educación analizaron los 15 puntos que resumen la postura que tomó ayer SNTE ante la iniciativa, la cual busca, en esencia “retomar la rectoría del Estado en materia educativa”. A partir de las consideraciones de las ONG, y de una revisión hemerográfica, Animal Político detectó seis contradicciones del sindicato en su discurso y su actuar, cuando se ha enfrentado a evaluaciones, apertura de nuevas plazas, y otros cambios en el sector.

1.-El SNTE dice: “Fue una propuesta formulada al Gobierno Federal que las plazas de nuevo ingreso al servicio educativo estuvieran sujetas a un examen de oposición”

No obstante omite aclarar que: La iniciativa del Ejecutivo contempla que el ingreso, la promoción y la permanencia en el sistema educativo se fijen por ley. A diferencia de ello, el SNTE sólo se refiere en su posicionamiento a que las plazas que se creen en el futuro sean las que se concursen.

“Las que no son de nueva creación son las que el sindicato asigna de manera discrecional”, apunta Alberto Serdán, coordinador de Participación Ciudadana de Mexicanos Primero.

Al señalamiento de Mexicanos Primero se suma el de Fernando Landero, director de la organización Suma por la Educación, quien recuerda que en 2012, el SNTE amenazó en con impedir que los directores de bachillerato elegidos por concurso asumieran en su puesto. Además Suma por la Educación apunta que en las mesas de la Alianza por la Calidad de la Educación, el sindicato sólo aceptó someter a concurso la mitad de las plazas entonces disponibles.

2.- El SNTE dice: “Apoyamos la iniciativa de creación del Sistema de Información y Gestión Educativa y del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos que desarrollará el INEGI”.

Pero en 2011: El órgano gremial se negó que sus agremiados llenaran una cédula de  registro para docentes de primaria, con la que la SEP pretendía reunir datos para dar paso a la evaluación universal de maestros y directivos.

“El SNTE envió un comunicado urgente a todas sus secciones sindicales y a los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional para informar que el levantamiento de la Cédula (…) es una acción unilateral de la SEP. Por ello, no es avalada por el sindicato”, denunció el 3 de diciembre el periódico La Jornada, quien cuenta con una copia del documento.

“La cédula trastoca la forma de trabajo establecida en el marco de la relación bilateral SEP-SNTE, resultado de los trabajos conjuntos en la comisión rectora de la Alianza por la Calidad de la Educación”, decía el comunicado, según la nota periodística.

Además de la nota de La Jornada, el rechazo a la cédula consta en blogs relacionados con distintas secciones del SNTE.

3.- El SNTE dice: “Fue el Sindicato quien desde hace más de 10 años solicitó la creación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación”, y agrega: “Fue una propuesta formulada al Gobierno Federal  (…) que se reformulara la Carrera Magisterial”.

En contraste: El 15 de marzo de este año, el periódico Reforma tituló en su primera plana: “Resisten examen SNTE y CNTE”. Ese mismo día, miles de maestros de todo el país se concentraron en el Distrito Federal para marchar contra la Evaluación Universal. Juan Díaz de la Torre, Secretario Ejecutivo del Sindicato dijo a los medios que el diagnóstico no podría realizarse en tanto la SEP no presentara un “programa integral” para su instrumentación.

“En tanto no haya esos trayectos formativos (…) nosotros consideramos que las condiciones para su aplicación estarán en duda”, dijo Díaz de la Torre.

4.-El SNTE dice: “(Somos) titular legal, legítimo y democrático de las relaciones laborales” con el Estado.  Pero… El pasado 20 de octubre, Elba Esther Gordillo, dirigente del sindicato desde 1989, fue reelecta hasta 2018, prácticamente sin opositores. 97% de los 3 mil 287 delegados que acudieron al VI Congreso Nacional del SNTE en Cancún, votaron por ella y su planilla única. Lo hicieron en una papeleta que tenía espacio para poner sólo un nombre.

“Hay voces que han cuestionado la democracia en el SNTE, así como el hecho de que Elba Esther se haya reelegido con ese porcentaje de votos”, señala Alberto Serdán.  Otra de las prácticas antidemocráticas que señala es la falta de transparencia en los recursos de los agremiados.

5.- El SNTE dijo: “En medio del debate educativo, los críticos y los adversarios de nuestra organización intentan estigmatizar y debilitar al magisterio, al sindicato e incluso a la escuela pública”.

La sociedad civil señala: “La influencia del sindicato sobre el ingreso, la permanencia, la promoción y los estímulos de los maestros, es una privatización de facto”, dijo en septiembre Mexicanos Primero ante los señalamientos acerca de que esa pretenden que la educación deje de ser gratuita.

En aquel mes, la organización acusó que 22 mil 353 maestros cobran como tal pero se desempeñan como operadores políticos, por lo que, afirmaron, el SNTE busca “desviar la atención” con sus acusaciones.

6.-El SNTE dijo: “Expresamos nuestro reconocimiento al Presidente por haber destacado (…) la alta contribución que el magisterio ha hecho al sistema educativo nacional”.

La sociedad civil señala: Entre magisterio y sindicato hay una enorme diferencia. “No son sinónimos”, apunta Mexicanos Primero.

La omisión en el posicionamiento sindical

Las organizaciones consultadas por Animal Político coincidieron en que, además de las contradicciones, se debe resaltar el hecho que en ninguno de los 15 puntos el sindicato hizo mención a que el Estado recupere la rectoría en la materia.

Deja un comentario