#YoSoy132 da su versión de los disturbios

El movimiento universitario #YoSoy132 anunció que emprenderá “una nueva fase de resistencia permanente” contra las autoridades capitalinas, luego que ayer la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal procesó penalmente a 69 de los detenidos por los disturbios del sábado pasado, medida con la que se sumó, afirmaron los estudiantes, a la política “represiva” con la que se inauguró la presidencia de Enrique Peña Nieto.

Al cabo de la marcha a la que #YoSoy132 convocó este lunes, del Ángel de la Independencia al Zócalo, para demandar la liberación de las personas capturadas durante la refriega del 1 de diciembre, el movimiento universitario advirtió a ambos niveles de gobierno que ésta “no será una historia más de represión e impunidad y –subrayó– hoy todos son nuestros presos”.

Durante el mitin realizado tras la movilización, que se llevó a cabo de manera pacífica, siempre seguida a los costados por una hilera de granaderos de la policía capitalina, #YoSoy132 denunció que, al fincárseles a los detenidos acusaciones por “alteración de la paz pública”, lo que en realidad hace el gobierno capitalino y su aún titular, Marcelo Ebrard Casaubon, es “actualizar lo que en 1968 se conocía como disolución social”, delito por el que el entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz, persiguió, reprimió y finalmente masacró al movimiento estudiantil de aquel año.

El comunicado de #YoSoy132 leído en el Zócalo, y dirigido a la opinión pública nacional e internacional, destaca, además, que lo ocurrido el 1 de diciembre fue “una amplia expresión de repudio e indignación” ante la “consumación del proceso de imposición de Enrique Peña Nieto”, y que las confrontaciones entre manifestantes y policías fueron propiciadas por una estrategia “represiva”, y nunca “disuasiva”, por parte de las fuerzas de seguridad, “que en todos los trayectos de la manifestación hostigaron, amedrentaron y agredieron a los diversos contingentes que participaron en las protestas”.

Esta estrategia de las fuerzas policiacas, tanto federales como capitalinas, señaló el movimiento universitario, implicó en “la violación sistemática de derechos humanos de todos los manifestantes, y derivó en personas presas, desaparecidas y heridas”.

Así, #YoSoy132 anunció que a todos los procesados por los disturbios, durante los cuales se provocaron daños a los negocios de la zona por un monto de 25 millones de pesos, según la Cámara Nacional de Comercio, son considerados por el movimiento como “presos políticos” y, por tal razón, “lucharemos enérgicamente hasta lograr la liberación de cada uno de ellos”.

Por último, se insistió en que el movimiento universitario es desde su origen pacífico, y que mantendrá esta línea, incluso, en las acciones que emprenda para presionar a las autoridades judiciales del Distrito Federal.

Related

Deja un comentario