Dan de alta a la adolescente paquistaní que desafió a los talibanes

La adolescente paquistaní que recibió un disparó en la cabeza tras desafiar a los talibanes en el noroeste de Pakistán fue dada de alta de un hospital de Birmingham y continuará su rehabilitación con su familia en la región de West Midlands.

Casi tres meses después de que fue trasladada de urgencia al Reino Unido para recibir tratamiento para salvarle la vidas tras ser herida de bala, Malala Yousafzai ha recuperado la fuerza suficiente para ser dada de alta, indicaron fuentes del hospital.

Malala Yousafzai, 15 años de edad, fue tratada en el Hospital Queen Elizabeth de Birminghan después de haber sido trasladada desde Pakistán tras ser víctima de un ataque armado en octubre pasado.

Malala se someterá a una cirugía mayor de reconstrucción craneal a finales de enero o principios de febrero, reportó el servicio de noticias de la BBC, el canal público británico.

La adolescente se convirtió en un símbolo internacional después de ser baleada por pistoleros talibanes el pasado mes de octubre por su cruzada a favor de que las niñas puedan ir a las escuelas.

Los talibanes argumentaron que dispararon contra Malala, una activista juvenil que promovía la educación de las niñas bajo las leyes severas del islam en la zona tribal de Valle de Swat, en el noroeste de Pakistán, por “promover el laicismo”.

Los médicos explicaron que la bala rozó el cerebro de la adolescente tras ser atacada mientras viajaba con dos compañeros de clase en el valle de Swat el pasado 9 de octubre.

Durante las últimas semanas, Malala habia realizado breves salidas del hospital para visitar a sus padres y a dos de sus hermanos menores que residen en forma temporal en Reino Unido.

El Hospital Universitario de Birmingham continuará el tratamiento en su fase de recuperación de la menor paquistaní, a partir de ahora sólo será paciente externo y seguirán sus terapias en casa con supervisión médica.

“Malala es una mujer joven y fuerte y ha trabajado duro para hacer grandes progresos en su recuperación”, señaló el doctor Dave Rosser, director médico del Hospital de la Universidad de Birmingham.

“A raíz de las conversaciones con Malala y su equipo médico, decidimos que ella se beneficiaría de estar en casa con sus padres y sus dos hermanos”, añadio.

Ntx

Related

Deja un comentario