¿Y qué regalos dejan los Reyes Magos a niños con discapacidad?

Foto tomada de crecebebe.com

En internet es posible encontrar muñecas que ya son discapacitadas desde su fabricación. //Foto tomada de crecebebe.com

¿Qué regalos dejan los reyes magos a las niñas y niños con alguna discapacidad? Generalmente son los mismos juguetes comerciales que recibe cualquier pequeño como pelotas, muñecos, armables, musicales u otros usados principalmente en edad preescolar con fines de aprendizaje. ¿Son los adecuados, les entretienen, enseñan o estimulan? ¿Los niños con alguna capacidad diferente de tipo visual, auditivo, intelectual o motora, saben jugar con ellos?

En general reyes magos, Santa Claus así como madres y padres recorren almacenes y tiendas departamentales sin saber que los juguetes especializados que buscan no están ahí, pues en México las necesidades lúdicas de estor sector no son prioridad para los fabricantes; de ahí que la única alternativa sea elegir entre los anaqueles de exhibición aquellas opciones “normales” que pudieran adaptarse a las habilidades o limitaciones de cada menor según su caso. El censo INEGI 2010 señaló que en nuestro país hay 520 mil niños con algún tipo de discapacidad, lo que equivale al 1.6 por ciento de la población infantil.

En ese rango se encuentra Jorge quien tiene diez años pero no camina, balbucea, tiene debilidad muscular y bajo nivel de audición; todo, consecuencia de la mala atención ginecológica que un médico sin ética profesional realizó a su madre, Guadalupe Aire González. Pese a las complicaciones de su nacimiento, Jorge es amado por sus padres y su hermana menor de cuatro años, Mariella Gracidas Aire, quien nació sin complicaciones de salud.

Padres y madres en México lamentan que “muchos no entienden que los niños discapacitados también quieren divertirse”

En estos diez años Guadalupe no ha encontrado en ningún lugar muñecos adecuados para su hijo por lo que ha aprendido a elegirlos en función de las aptitudes de Jorge. “Busco que tengan colores, luces, música, ruido o movimiento, eso le ayuda a nivel terapéutico. Mi hijo no puede sostener cosas con facilidad, le cuesta trabajo. Y aunque no puede jugar como tal, cuando los tiene él se ríe, se estira, los toca, siente texturas pues generalmente le compramos aquellos que son para estimulación temprana. Lo que muchos no entienden es que los niños discapacitados también quieren divertirse”.

Psicólogos y pediatras recomiendan a todo menor hacerlo pues solo así aprenderán a desarrollar su cerebro, a relacionarse e interactuar además de desarrollar otras habilidades. ¿Cómo cubre Jorge esta necesidad? Sus padres y Mariella juegan con él; de hecho es ella quien se adapta a Jorge, su compañero de pasatiempos. Además Guadalupe aprendió a identificar cuáles son los juguetes favoritos con los que se entretiene su hijo, como ese muñeco de peluche que le causa tanto gusto y emoción; ella lo sabe porque reconoce su mirada y sonrisa. No obstante, afirma como madre, el problema general es que la gente no quiere interactuar con niños que padecen alguna discapacidad aunque, eso sí, siempre les envían bendiciones.

“Dragonfly” al rescate

En las jugueterías nadie entendía lo que pedía Alejandra Moreno: ¿a qué se refería con juguetes para niños autistas? La respuesta a su búsqueda apareció solo en algunos sitios web españoles y uno canadiense que claramente respondió a su petición por mail: ellos no vendían a México por cuestiones de impuestos y gastos de envío, lo que incrementaba el costo de un juguete hasta el doble o triple de su valor real en dólares o euros.

A Alejandra Moreno, mamá de un niño autista, los terapeutas le sugirieron viajar directamente a EU o Canadá donde ellos adquirían juguetes especiales para trabajar con sus pacientes

Su segunda opción fue el sitio web Amazon que la derivó a otras tiendas virtuales que mostraron mayores  complicaciones: la compra llegaba hasta tres meses después del pago y a veces venía incompleto o le faltaban piezas que por cuestiones de seguridad, eran prohibidas en las aduanas. Alejandra siguió buscando opciones lúdicas para su hija autista; los terapeutas le sugirieron viajar directamente a Estados Unidos o Canadá donde ellos adquirían dichos juguetes para trabajar con sus pacientes, pero ella no tenía las posibilidades económicas para realizar esos viajes.

Un día equis sacó su frustración con su padre quién le respondió “hazlos tú”. De un momento a otro Alejandra –que solo contaba con estudios de desarrollo humano y que no sabía pegar botones- se transformó en diseñadora, costurera y carpintera; su mamá le ayudó. Así desarrolló el concepto “Juguetes con receta” trabajando de la mano con padres, neurólogos y médicos lo que le permitió ser la única mexicana que desde hace cuatro años fabrica juegos para niños discapacitados, de corte cien por ciento artesanal bajo el nombre de “Dragonfly” (www.dragonfly.pagina.gr)

En la página web http://dragonfly.pagina.gr/ se pueden adquirir 'juguetes especiales para personitas mucho más especiales'. //Foto tomada de la web de Dragon Fly

En la página web http://dragonfly.pagina.gr/ se pueden adquirir ‘juguetes especiales para personitas mucho más especiales’. //Foto tomada de la web de Dragon Fly

“Puedo ponerme en los zapatos de cada quien pues he hecho trabajos para niños con alguna discapacidad visual que se aburren porque no tienen con quien jugar. A ellos por ejemplo, les hice un domino con texturas y un tablero en braille para que resuelvan crucigramas. Mi prioridad en general es que se den cuenta que la discapacidad no debe aislarlos”, asegura esta joven madre soltera de 31 años.

Su taller de trabajo es pequeño, todo se realiza bajo pedido; pero además Alejandra encontró la vocación de convertirse en psicóloga y de apoyarse en un carpintero y una costurera de su completa confianza quienes le dan forma a sus ideas con precios accesibles que van de los 80 hasta mil 500 pesos. Contrario a lo que pudiera pensarse este trabajo no es negocio ni es redondo. “La mayoría de las familias con niños que viven con cierta discapacidad gastan mucho dinero en médicos, rehabilitación, terapias, etc. Y por experiencia sé que muchas veces no te queda un extra para comprar algo, por eso mis precios son accesibles aunque generalmente los papás optan por comprar un juguete normal que sea muy económico, porque es para lo que alcanza”.

Juguetes que sí son negocio

Miguel Angel Martín, presidente de Asociación Mexicana de la Industria del Juguete, asegura a Animal Político que la proyección de ventas por este ramo durante el 2012 (que para ellos concluye el 10 de enero del 2013) es por 2 mil 100 mdd lo que significa un incremento del cinco por ciento en comparación con el 2011. “Para nosotros esto es razonablemente bueno. Además las exportaciones de juguete nacional las hemos calculado en otros 2 mil mdd” refiere.

Sin embargo, el desarrollo del Instituto Nacional del Juguete (que ya existe en otros países) sigue postergado pese a que el año pasado estaba en negociación con la Secretaría de Economía. Martín explica que el tema quedó en lista de espera con el cambio de gobierno, pero que insistirán con la actual administración federal para crear objetivos comunes entre ambas partes. Y detalla que para desarrollar los nuevos juguetes del siglo XXI incluirán a diseñadores, universidades y empresas.

-¿Contemplan crear juguetes para niños con alguna discapacidad?

-En este momento sí los hay aunque sólo se pueden conseguir por internet. No estamos especializados en el tema, pero sin duda plantearíamos el tema a los integrantes de la asociación para conocer su opinión.

Mientras tanto, justifica Martín, la AMIJ podría quizás donar muñecos y juegos “normales” a diversas instituciones que atienden a estos niños.

Juguetes desarrollados

España sería uno de los ejemplos a seguir. En la revista digital especializada guíainfantil.com los padres pueden consultar diversos artículos para seleccionar el juguete adecuado con base en el tipo de discapacidad que tenga el niño a fin de que desarrolle nuevas habilidades físicas, mentales y creativas o bien, expresar su desagrado para ciertas actividades.

Por otro lado algunos portales web ofrecen una moderada variedad de opciones, el problema es que no siempre indican la marca del producto o dónde conseguirlo. Hasta el momento hoptoys.es es la tienda virtual más completa con diversos proveedores del mundo, que ofrece más de dos mil alternativas lúdicas y educativas para niños con discapacidad mental, visual, auditiva, motora, trastornos autistas y poli discapacidades. Otra opción son las muñecas Llorens (mllorens.net) que ofrece la línea “Dolls for all” exclusiva para niños discapacitados, hechas con cuerpos blandos y extremidades de goma que no pesan más de 900 gramos en total.

Pero hay más. El instituto tecnológico español del juguete cumple otras funciones más completas que las que podría tener su homólogo mexicano. Hace unos años realizó un estudio basado en mil cien juguetes y encontró que sólo el cinco por ciento de éstos son accesibles para niños ciegos, sordos y con problemas motores. En consecuencia el instituto recomendó a los fabricantes del ramo aplicar el lema “No juguetes especiales para ellos, sí diseño para todos” pues éstos se han negado a hacer juguetes especiales argumentando: que no son una ONG, que los niños discapacitados son minoría y que fabricar juguetes específicos para este sector podría reducir el volumen del negocio por los costos que implicaría.

Sensibilizar

En internet es posible encontrar muñecas que ya son discapacitadas desde su fabricación: sentadas en silla de ruedas, ciegas con bastón, con piel de color, con muletas, muñecas con cara de síndrome de down… Algunas de ellas son adquiridas por escuelas y preescolares con la finalidad de sensibilizar a los niños sobre la existencia de una minoría de pequeños con capacidades diferentes que merecen ser respetados y tener un espacio propio.

Deja un comentario