Movimiento por la Paz, nominado al Premio de la Gente

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que aglutina a víctimas de la violencia en México, fue postulado este mes al premio People’s Choice Honoree 2013, que, desde hace una década, otorga la organización internacional Global Exchange a individuos y agrupaciones considerados como “héroes de los derechos humanos”, y cuyo ganador se elige mediante el voto directo de la gente.

A través de un video en Youtube, así como de mensajes distribuidos en la red, los promotores de la postulación subrayaron que “apoyar al Movimiento por la Paz (votando a través de internet), significa reconocer la importante labor que las víctimas, activistas, organizaciones voluntarios y voluntarias del MPJD han realizado en favor de los derechos humanos y en la búsqueda de la paz con justicia y dignidad”, por lo que los interesados pueden expresar su respaldo haciendo click aquí.

Hasta el momento, junto con el Movimiento por la Paz existen otros 42 nominados al premio People’s Choice Honoree 2013, entre los que se encuentran Gino Strada, fundador de la organización estadounidense Emergency, que erige hospitales civiles en zonas de guerra; Julian Assange, fundador de Wikileaks; Leonard Peltier, activista sioux estadounidense, acusado en 1976 del homicidio de dos agentes del FBI, en un proceso cuestionado, y preso desde entonces; así como el activista indio Saeed Khan Falahi. El cierre de las votaciones será el próximo 26 de marzo.

A continuación, te presentamos el texto con el que se postuló al Movimiento por la Paz:

“En la primavera del 2011, cuando el número de muertes violentas en mi país, México, alcanzaba las cincuenta mil, el hijo del poeta Javier Sicilia, Juan Francisco, fue hallado muerto junto con sus amigos en la cajuela de un auto, después de denunciar a miembros de la delincuencia organizada ante las autoridades.

La pena de todo un pueblo hizo que nos juntáramos y alzáramos nuestras voces para detener la guerra entre el narcotráfico y los grupos militares del gobierno, que, de hecho, con responsables de la mayoría de las violaciones a los Derechos Humanos en México.

Desde entonces marchamos. Y ahora, aún después de un sexenio que dejó a su paso más de setenta mil muertes y veinte mil desapariciones, destrozando la vida de mujeres, jóvenes, hombres, niñ@s, y de sus familias; y de más de mil ataques en contra de periodistas y personas defensoras de Derechos Humanos que se opusieron a ello —la guerra no ha terminado. En los primeros días del nuevo periodo presidencial comenzado el pasado diciembre, entre tres y cuatro mil personas han perdido la vida a causa de la violencia. Es suficiente.

Somos migrantes. Somos pueblos indígenas. Somos estudiantes, trabajadoras, activistas, periodistas, artistas. Somos los desplazados, las viudas, los huérfanos. Somos cientos de familias que se han convertido en una sola, una sola familia que viene del dolor, una familia que camina hacia el amor. Somos el hijo de alguien y la madre de alguien. No somos cifras; tenemos nombres e historias. Y lo más importante, estamos juntos, estamos juntas. No estamos solos.

Al principio, reaccionamos haciendo lo que debíamos hacer. Luego, trabajamos para conseguir lo que algunos pensaron poco probable. Ahora, ayúdenos a construir lo que parece imposible.

No todos somos poetas. Sin embargo, cada padre, cada madre, cada hija, cada hermano, cada persona… Somos poesía.”

Related

Deja un comentario