No se ha condenado a muerte a Amina, aclara Red Musulmanas

Amina, la tunecina de 19 años que protestó en Facebook con el eslogan "Mi cuerpo me pertenece y no es la fuente de honor de nadie más." Foto: http://mypetjawa.mu.nu

Amina, la tunecina de 19 años que protestó en Facebook con el eslogan “Mi cuerpo me pertenece y no es la fuente de honor de nadie más.” Foto: http://mypetjawa.mu.nu

Luego de que el pasado 21 de marzo se difundiera la noticia de que un clérigo musulmán habría condenado a muerte por lapidación a Amina, una joven tunecina que difundió a través de las redes sociales una fotografía suya en topless para abogar por los derechos de la mujer, la plataforma independiente Red Musulmanas emitió un comunicado al respecto titulado ‘Pechos y Fatuas’, en el que asegura que “no existe fatua alguna” contra Amina, ni tampoco una condena a muerte por este hecho, ya que en Túnez esta pena no existe.

“Ni existe fatua alguna, sino supuestas declaraciones misóginas y criminales muy graves, ni tienen peso legal ninguno, ya que en Túnez no existe la pena de muerte”, apunta la organización que, al respecto, aclara que en el Islam no hay jerarquías religiosas, ni cabezas visibles que ordenen y manden.

“Ante sucesos novedosos, las personas que se dedican a estudiar la religión pueden emitir veredictos y contraveredictos que no son vinculantes. Cualquier ulema, y hay miles de ellos y de muy distintas facciones, puede emitir una fatua que será retomada o contradicha por numerosas otras fatuas y contrafatuas”.

En este sentido, Red Musulmanas apunta que, de acuerdo con la página web Assabah News, Adel Almi, polémico ulema tunecino “muy mediatizado”, hizo las siguientes declaraciones: “Amina debe ser azotada 100 veces y, debido a la gravedad de su pecado, la joven merece ser lapidada hasta la muerte”.

Sin embargo, considera la plataforma musulmana en su escrito, el propio Almi desmiente haber llegado hasta ese extremo.

“Sería sorprendente que tomáramos estas declaraciones como una fatua, esto es, un pronunciamiento legal, puesto que Almi no es un juez, ni en la jurisprudencia tradicional islámica se contempla la lapidación o los latigazos por posar desnuda”.

En lo que sí podría incurrir Amina, detalla el comunicado, es en una pena de seis meses a dos años de cárcel y una multa de 100 a mil dineras “por atentado al pudor”, tal y como contempla el artículo 226 de la ley penal tunecina, aunque no hay constancia de que haya denuncia alguna por este delito contra la joven.

Por lo que Red Musulmanas considera que “seguramente la noticia hubiera sido mucho más productiva si se hubiera centrado en la necesidad de modificar la ley penal sobre este punto”.

Lee aquí el comunicado completo de Red Musulmanas

 

Related

Deja un comentario