COPRED niega que busque censurar redes sociales

Foto: Especial.

Foto: Especial.

Jacqueline L´Hoist, presidenta del Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), busca atajar las críticas que encendieron las redes sociales, donde le reclamaron el “ánimo de censura” en una de sus declaraciones en la que deslizó la posibilidad de trabajar con Google y Twitter para quitar contenidos discriminatorios de internet en el DF.

“Lo primero es que no voy a censurar (…) Vamos a iniciar un diálogo con Twitter y con Google y ahí fue donde me trompiqué y me hago cargo de mis palabras”, dijo L´Hoist, quien aceptó que su error en la declaración fue pronunciar la palabra “bajar”.

Lo que el COPRED sí está buscando es colgarse de los códigos de ética y conducta de las empresas de internet: “Tú sabes que en Twitter y en Google existe como un código (…) hay ciertas cosas que si tú pones, ellos automáticamente las quitan. Si pones datos personales o si llamas al odio -incluso, por ejemplo, a Alfredo Jalife lo quitaron un tiempo-.”

L´Hoist recuerda ejemplos de denuncias que han llegado al Consejo, como los videos que circulan en redes con presuntas instrucciones para “matar reggeatoneros”, o quejas por antisemitismo y contra la comunidad lésbico gay. Por ello, se planteó la posibilidad de analizar un plan de acción contra estos contenidos en internet.

“Porque hay que hacer algo”, ataja. “No censurarlos, pues no. ¿Que pueden seguir escribiendo lo que quieran?, ¡pues si! ¿Y qué hago yo con las víctimas? ¿Decirles que se aguanten? ¿Que no es para tanto? ¿Que le bajen dos rayitas? Entonces lo que queremos es ver qué dicen esos códigos de ética de Twitter, Google y Facebook, porque si ellos ya tienen una política donde dicen : ‘a ver, esto no puede estar’, entonces yo quiero conocer esa política y saber si a mí me sirve o no cuando yo tenga que emitir una opinión jurídica”, explica.

“Ahí es en donde yo cometí el error de decir ‘bajar’, porque ellos las bajan. Entonces yo quiero saber qué mensajes discriminatorios bajan y si veo que en su código de ética dicen que hay que bajarlo y no lo bajan, pues yo sí les voy a ir a preguntar: ‘oye, ¿por qué no lo has bajado si tu código dice que lo tienes que bajar?’”, detalla la presidenta del COPRED.

Sin embargo, para L´Hoist el internet y las redes sociales están lejos de ser una prioridad, a pesar de que el monitoreo que realizaron para diagnosticar el tamaño del problema de la discriminación en el ciberespacio arrojó que hay, al menos, un contenido discriminatorio nuevo cada día.

Lo que les preocupa más, según L´Hoist, son las denuncias recibidas por actos discriminatorios en vía pública, dependencias, empresas o prestadores de servicios.

“Me preocupan mas las personas en situación de calle, las personas de la tercera edad o los niños”, asegura Jacqueline, quien dice que llegó al cargo por invitación de organizaciones de la sociedad civil, las cuales hicieron la propuesta al entonces jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard.

Ayer, el COPRED difundió el Primer monitoreo sobre discriminación en Internet, el cual reveló que en el DF y la zona metropolitana es donde más se generan contenidos discriminatorios.

En la presentación, L´Hoist dijo que el COPRED gestiona con el Gobierno del Distrito Federal (GDF), Google y Twitter un convenio para que esta institución tenga la facultad de solicitarles a dichas empresas “bajar de la red” contenidos discriminatorios que los usuarios hayan subido.

Deja un comentario