El “sueño mexicano”: Naces pobre y te quedas pobre

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

En el “sueño” mexicano, si naces pobre, te quedas pobre. Y si naces rico, te quedas rico. En este mismo “sueño”, si tus padres no estudiaron, esto te condenará a seguir en la misma condición de pobreza que quizás ellos vivieron.

En México, la movilidad social es casi nula. En cambio, en países como Dinamarca, Suecia o Noruega cualquiera de sus ciudadanos puede aspirar a mejorar su condición económica y social y lograrlo con éxito.

Ser pobre en México te condena a estudiar primaria y secundaria y a la baja posibilidad de continuar tus estudios de nivel bachillerato y licenciatura.

Y si tus papás se dedican a las actividades manuales como la agricultura, difícilmente cambiarás de “profesión”.

En este país, si eres mujer, podrás mejorar tu condición de pobreza, pero si eres rica corres el riesgo de dejar de serlo sólo por tu condición de mujer.

Para resolver este problema, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) propone igualdad de oportunidades y mecanismos de protección que eviten que la condición socioeconómica en desventaja se herede.

El Informe de Movilidad Social en México 2013: Imagina tu futuro, refleja con estadísticas, entrevistas y bases de datos la falta de políticas públicas concretas que permitan el avance en sus estudios de los mexicanos que viven en pobreza, así como la ocupación total de los “ninis”, jóvenes que no estudian ni trabajan.

Las cifras que ofrece el estudio son las siguientes:

48 de cada 100 mexicanos que nacieron en pobreza morirán igual y por cada 100 mexicanos nacidos en ese estrato, sólo 5 concluirán estudios universitarios, 11 llegarán a la preparatoria y 72 se quedarán sin estudios.

El Estado mexicano sigue en deuda con las familias mexicanas, pues un niño tendrá mejores condiciones tanto educativas como laborales a futuro dependiendo de su origen socioeconómico y no de lo que el Estado pueda ofrecerles, concluye la investigación dirigida por los investigadores del CEEY, Roberto Vélez Grajales, Raymundo Campos Vázquez y Juan Enrique Huerta Wong.

Sin embargo, aún hay posibilidad de modificar esta condición si se logran los objetivos de algunas políticas públicas como las que se incluyen en el Pacto por México.

Los investigadores del CEEY observaron que de los 95 compromisos que se derivan del Pacto por México, 37 están relacionados con la movilidad social, y el Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre incluye 53 de 69 programas sociales que la promueven.

La educación

Cuando los padres no tuvieron estudios, los hijos probablemente tampoco concluyan los básicos (primaria y secundaria) y en consecuencia, su condición de pobreza seguirá siendo el mismo, reporta el informe.

De acuerdo con el CEEY, los hijos de padres con educación universitaria lograron una tasa casi 5 veces mayor que aquellos de padres con estudios de primaria terminada.

El origen de las personas, aunque no condiciona el logro educativo para el nivel básico y medio, sí lo hace para el nivel bachillerato y superior.

También la movilidad social depende del tipo de primaria a la que asistieron los niños, haya sido pública o privada, así como el turno.

Ambos factores son determinantes para que un alumno concluya su ciclo educativo.

La reforma educativa planteada por el gobierno federal presenta aspectos positivos para lograr una movilidad social en los mexicanos, pero los investigadores del CEEY detectaron que hay cuatro elementos que no se están tomando en cuenta:

*La noción genérica del sistema educativo. Además de impulsar el estudio por competencias cognitivas, también se deben impulsar competencias de personalidad, tales como la autoestima y habilidades sociales.

*Incluir la no discriminación sobre todo hacia las mujeres y a los grupos étnicos no dominantes o de otro tipo.

*Mejorar la distribución presupuestal en los estados.

*Mejorar el sistema de evaluación y recompensas de los docentes.

Movilidad Ocupacional

El estudio demostró que sólo 6 de cada 100 personas logran modificar el trabajo que desempeñaron sus padres, es decir, de manual a altamente calificado, incidencia 7 veces menor a la que alcanzaron las personas cuyo padre contaba con una posición no manual de alta calificación (41%).

Existe movilidad al interior de la estructura ocupacional de actividades manuales y no manuales. Sin embargo, las barreras a la movilidad se hacen explícitas para cambios entre dichas estructuras.

En las propuestas que hace el CEEY se plantean mejoras que deben incluirse en la reforma laboral:

*Mayor participación laboral femenina.

*Que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres no sean el factor determinante.

*Crédito y proyectos productivos para diversos sectores como propone el Pacto por México.

*Blindaje a los hogares para garantizar que las mujeres puedan seguir con sus trayectorias ocupacionales, si así lo desean.

Movilidad de estatus socioeconómico

Una persona rica se mantiene en su misma posición y las generaciones posteriores no se moverán a rangos inferiores, arrojó el estudio del CEEY. Esto significa que cuatro de cada cinco personas (81%) mantienen su misma posición de riqueza.

En contraste, los pobres, seis de cada diez entrevistados (60%) se mantienen en su posición y o suben al rango siguiente.

“Los desplazamientos en los sectores medios de la distribución son cercanos a la movilidad perfecta. Sin embargo, los extremos de la misma se caracterizan por una alta persistencia con relación a la posición de origen”, concluyó el análisis elaborado por el CEEY.

Movilidad en las mujeres

Una posible causa estructural de la desigualdad en los procesos de movilidad entre mujeres y hombres es el rol que juega la educación de los padres en las decisiones de participación laboral de los hijos.

“A diferencia de los hombres, la incorporación de las mujeres al mercado laboral parece estar condicionada por las características socioeconómicas del hogar de origen. En específico, se observa que a mayores niveles de educación del padre de las mujeres, mayor es la participación laboral femenina.

La diferencia entre mujeres y hombres puede deberse a diferencias culturales en cómo los niños son educados (trabajo doméstico versus trabajo remunerado)”, detalló el informe.

Datos relevantes

*El 69% de las personas entrevistadas para el estudio mencionan que la pobreza tiene que ver con características individuales (falta de empleo, falta de educación y flojera) que pueden ser mejoradas vía la intervención de políticas públicas.

*El 74% de los encuestados piensa que se debe a la educación, la iniciativa personal y el trabajo responsable.

*Se destaca que la causa principal que identifican los mexicanos para lograr éxito, y en correspondencia a la principal causa de la pobreza, es la iniciativa personal (30%).

¿Qué es la movilidad social?

La movilidad social permite analizar las opciones que tienen los miembros de una sociedad para cambiar su nivel socioeconómico, y en específico, para identificar la facilidad con la que dichos miembros pueden moverse a lo largo de la estructura socioeconómica. El grado de movilidad social es un indicador que mide la igualdad de oportunidades en una sociedad.

La investigación

El estudio concluye que hay cuatro áreas que son competencia del gobierno federal y que deben concretarse en políticas públicas para mejorar la movilidad social de las personas:

1. Incrementar la calidad en el nivel de educación básica y media, con el propósito de impulsar competencias de personalidad, tales como autoestima y habilidades sociales.

2. Ampliar la cobertura en educación media superior y superior. Las opciones limitadas no sólo tienen que ver con la calidad en los primeros niveles de formación, sino también con las restricciones de espacios en los niveles altos.

3. Establecer políticas que permitan la discriminación positiva en la educación y el trabajo, de tal manera que se favorezca el ingreso de más mujeres al mercado laboral.

4. Reducir la probabilidad de que las desigualdades en realización socioeconómica determinen desigualdades de origen para las siguientes generaciones. Por ello, es necesario establecer mecanismos de protección social que aseguren un piso mínimo de bienestar social para la población mexicana. El esquema propuesto recientemente por el CEEY se considera una opción altamente deseable.

Related

Deja un comentario