CNDH inicia investigación por migrantes detenidos en Huehuetoca

Luego de que el director del Comedor San José, ubicado en el municipio mexiquense de Huehuetoca, interpusiera una queja por un operativo en las vías del tren, en el que personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Policía Municipal detuvieron a 30 migrantes, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) anunció este martes 18 de junio que inició una investigación para aclarar los hechos.

En este sentido, la CNDH señaló que durante el operativo, los servidores públicos ingresaron sin autorización a las instalaciones del Comedor San José y aseguraron a tres personas. Asimismo, y como parte de las primeras acciones llevadas a cabo para la atención del caso, la CNDH informó que un equipo de visitadores adjuntos acudió a la estancia provisional del Instituto Nacional de Migración en Toluca, Estado de México, a efecto de entrevistar a los agraviados; otro equipo de visitadores visitó el lugar de los hechos para obtener testimonios.

Una vez concluida la investigación que se realizará con estricta confidencialidad, de acuerdo con el artículo 4 de la Ley de la CNDH, y después del análisis y la valoración de las evidencias, este Organismo Nacional emitirá la determinación que corresponda conforme a derecho.

Expresan ONGs “grave preocupación” por operativo contra migrantes

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) expresó a través de un comunicado “su grave preocupación”, en relación al operativo realizado ayer lunes 17 de junio por la policía municipal de Huehuetoca y la policía federal, junto con agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en el comedor para migrantes de dicha localidad.

En el escrito, AI destaca que el operativo “ocurre en aparente violación de la Ley Nacional de Migración”, la cual establece en su artículo 76 la prohibición de operativos de verificación de estatus migratoria “en los lugares donde se encuentre migrantes albergados por organizaciones de la sociedad civil o personas que realicen actos humanitarios, de asistencia o de protección a los migrantes”.

Ante esta situación, Amnistía Internacional exigió que se realice “una investigación independiente, imparcial y exhaustiva” de este operativo “para esclarecer quién lo ordenó y asegurar que los responsables rindan cuentas”.

Asimismo, la ONG Sin Fronteras criticó a través de un comunicado que las detenciones de migrantes confirman que las autoridades del INM “están muy lejos de proteger, respetar, y cuidar” a las personas que van en tránsito por México hacia Estados Unidos.

“Estos hechos nos hablan de un abuso de autoridad, uso excesivo de la fuerza, allanamiento de morada, consentimiento y violación a los procedimientos que señalan los artículos 195 y 207 del reglamento de la Ley Migratoria por parte del INM, más que a un espíritu de respeto a los derechos humanos de las personas sin importar su situación migratoria”, apuntó la ONG.

 

Related

Deja un comentario