El FBI investigó a Carlos Fuentes durante dos décadas

El FBI y el Departamento de Estado mantuvieron un seguimiento de por lo menos dos décadas al destacado escritor mexicano Carlos Fuentes y sus solicitudes de visa para entrar a Estados Unidos, algunas de las cuales le fueron negadas, según documentos divulgados por la entidad investigativa.

En un archivo publicado en la página de internet del FBI, la agencia divulgó esta semana documentos de los años 1960 a 1980 en los que da cuenta de las intenciones de Fuentes de entrar a Estados Unidos, y en uno de ellos señala que hubo instrucciones para “retrasar” la respuesta a una posible solicitud de visa del intelectual.

Algunos de los documentos describen a Fuentes, fallecido en 2012 a los 83 años, como un “destacado escritor mexicano comunista” y autor con “una larga historia de relaciones subversivas”.

En las 170 páginas, que contienen documentos oficiales internos y algunas publicaciones periodísticas, el FBI da cuenta de cómo estaba atento a Fuentes y varias veces se indica que no reunía los requisitos para recibir la visa estadounidense por haber sido miembro del Partido Comunista mexicano.

Fuentes, uno de los principales exponentes de la novela latinoamericana, respaldó la Cuba de Fidel Castro en sus inicios y la revolución sandinista en Nicaragua. También solía criticar la política de Estados Unidos hacia América Latina.

Los primeros documentos datan de 1962, a propósito de una invitación que recibió para participar en un debate televisado con el entonces subsecretario de Estado, Richard Goodwin, sobre la política estadounidense hacia la región.

Un cablegrama diplomático del 3 de abril de 1962 señala que hasta ese día Fuentes no había solicitado visa en la embajada estadounidense en México, pero añade que hay “instrucciones de Washington para retrasar (la respuesta) si presenta la solicitud y esperar más instrucciones”.

En las notas periodísticas del archivo se da cuenta de la cobertura noticiosa del rechazo a la solicitud de la visa que se hizo posteriormente.

Aunque le negaron la visa por lo menos dos veces, Fuentes sí visitó Estados Unidos en esas décadas, aunque con permisos por períodos cortos.

En otros casos le concedieron autorización para impartir clases en universidades e incluso el FBI indica que el escritor tuvo un pasaporte oficial mexicano y luego una visa diplomática.

En un memorando de octubre de 1970 dirigido al director del FBI se indica que ese año el autor mexicano recibió visa para enseñar Literatura en las universidades de Nueva York y Columbia y se pronuncia por establecer fuentes e informantes para conocer cualquier “información pertinente sobre las actividades del sujeto”.

Sin embargo, en ese documento también se aborda la pertinencia de no hacer investigaciones activas por la atención que había recibido en años anteriores por el rechazo de visados.

“Debido a la importancia de Fuentes como escritor, la publicidad que han recibido las negativas de visa previas y su relación con dos universidades de Nueva York, no es deseable una investigación activa en este momento”, señala el texto.

El memorando termina con una nota en la que señala que Fuentes ha tenido una “larga historia de relaciones subversivas y ha viajado a países (detrás de) la Cortina de Hierro y a Cuba”, que ha sido descrito como “fuertemente antiestadounidenses” y que el propio escritor “asegura que se ha distanciado del marxismo en los últimos años”.

El documento señala que le rechazaron peticiones de visa en 1962 y 1969, lo cual tuvo amplia cobertura en el The New York Times y otros diarios.

El archivo del FBI también muestra como al paso de los años cambió su opinión sobre Fuentes. Aunque al principio los informes destacaban sus tendencias izquierdistas, hacia los años 1980 se le describe como un autor destacado.

Uno de los últimos documentos es una solicitud de visa de Fuentes de 1985 para actividades en la Universidad de Harvard.

En la solicitud el FBI señala que aunque todavía se considera que no cumple los requisitos para entrar al país por haber sido miembro de una organización prohibida a principios de la década de 1960, en aparente referencia al Partido Comunista mexicano, recomienda darle el permiso para ir a Harvard ya que es un “destacado autor mexicano del siglo XX” y ha recibido otras autorizaciones anteriores.

La información sobre el archivo del FBI en torno al escritor mexicano fue publicada originalmente por el servicio noticioso NYCity NewsService, que obtuvo a tenor con una solicitud de información pública al FBI en septiembre de 2012.

Hijo de un diplomático, Fuentes cursó parte de su educación en Estados Unidos, donde llegó a ser catedrático de varias universidades. Fue reconocido por obras como “La región más transparente”, “Aura”, “Terra Nostra” y “La muerte de Artemio Cruz”.

Murió repentinamente en mayo de 2012 a consecuencia de una hemorragia.

AP

Deja un comentario