Vecinos se quejan: El PVEM les debe dinero desde 2012

Sin título

Ni el IFE, ni el Partido Verde ni la empresa que arrendó el muro del edificio han dado solución a los vecinos.

Los ciudadanos Olga Alicia Saucedo Villescas, Francisco Javier Casais Saucedo y sus vecinos, ven a diario a Enrique Peña Nieto en su edificio, pero no porque  compartan espacio con el mandatario, sino porque a más de un año de concluido el proceso electoral, una lona gigantesca del Partido Verde Ecologista, con la imagen del ahora presidente, sigue colgada en uno de los muros del condominio donde habitan.

Todos los días, sonriente, Peña Nieto, (o al menos, su imagen) ofrece vales de medicinas a los habitantes del edificio enclavado en el 187 de la calle Filadelfia, y a quienes pasan cerca de ese domicilio en la colonia Nápoles.

A pesar de los reclamos vecinales, ni el Partido Verde -a quien pertenece la propaganda- ni la empresa Estrategia Visual SA de CV, arrendataria el muro, ni el Instituto Federal Electoral (IFE) han solucionado la situación.

Tras meses sin el pago, los afectados cuentan sólo con un contrato firmado por esta empresa que además, cuenta con otra razón social, pues se hace llamar Grupo Exterior Mexicano SA de CV.

Los quejosos fueron informados que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) sí pagó a la empresa y que ésta es la que se niega a otorgar el pago por, al menos, 100 mil pesos correspondientes al tiempo que duró el contrato. No obstante esa información, los vecinos no tienen forma de corroborar que el Verde efectivamente haya pagado, por lo que los vecinos presentaron ante el IFE una solicitud de información para que, a través de la Ley de Transparencia se les entregue copia del documento que avala el pago del partido político a la empresa.

El IFE aún no responde a sus peticiones y según cuenta el señor Francisco Javier Casais Saucedo, se han ido enterando del hoyo negro que hay en torno a los permisos y contratos otorgados para la publicidad en exteriores.

El mismo Casais Saucedo explica que el negocio de los muros en el Distrito Federal es tal, que hay sitios que al mes pueden tener un costo de casi 1 millón de pesos y son anuncios que no están contabilizados.  “Sabemos que el 95% de los anuncios que están así son irregulares”, afirmó.

Casais explicó que ellos subarrendaron el espacio a un precio del 30% sobre la base de la renta que ellos como empresa cobrarían al PVEM.  “Son espacios que como empresa pueden rentar en 50 o 60 mil pesos al mes”, dijo.

En abril de 2012, los empleados de la empresa acudieron al inmueble para colocar la lona y quedaron en pagarles después del proceso electoral.  Sin embargo, pasaron los meses y eso no ha ocurrido.

“Yo pude comprobar que habían pagado los del Partido Verde a la empresa, pero al día de hoy no me han entregado la información, por lo cual estamos a la espera. Yo no soy una empresa que venda publicidad. Yo soy una representación de toda la gente que vive en el edificio,  lo que se denomina un Comité de Vigilancia del condominio y en un acuerdo rentamos el espacio y de esa manera accedimos a rentárselo a la empresa para que a su vez subarrendara el mismo espacio”, relató.

Una ley que no se aplica

Rolando Cañas, presidente de la Academia Mexicana del Derecho Ambiental explicó a Animal Político que sí existe una legislación específica sobre publicidad exterior y los inquilinos del edificio de Filadelfia no deben temer por una lona que pudiera estar de manera irregular, pues finalmente cuentan con un contrato.

“Desde hace tres años existe la Ley de Publicidad Exterior, que está dedicada a todo este tema. Se establece qué se vale, qué no se vale y el problema es que es una Ley que desde esta perspectiva no parece aplicarse mucho”, explicó Cañas, quien señala que están prohibidos los anuncios en las azoteas así como lonas o pendones que cuelguen de las mismas, por lo cual el anuncio del Partido Verde aún podría ser ilegal.

Cañas explicó que si la empresa firmó un contrato con los inquilinos del edificio Filadelfia, éstos pueden ampararse con el documento y así exigir por la vía mercantil que la empresa pague lo que debe y no esperar a que les contesten una solicitud de información o preocuparse por si fue o no legal el colgar la lona.

“Si ellos tienen un contrato, ellos debieran demandar el cumplimiento del mismo, más allá de la licitud  o no de los espacios utilizados. La empresa que contrató es la encargada de obtener las autorizaciones. No le piden al dueño del inmueble que pida las autorizaciones sino a la empresa”, precisó Cañas, quien promueve la organización Fundación Para el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (@tumexicolimpio) que busca recibir denuncias de este tipo y que se cumpla con la Ley de Publicidad Exterior.

La lona se queda 

Casais cuenta que hace unos días quisieron pasar los empleados de la empresa para quitar la lona, pero ellos se negaron porque si no les han pagado, no permitirán que se retire la evidencia.

Si pasados los días en que debió contestar el IFE sobre el caso no reciben respuesta, comenzarán un juicio contra la empresa, dijo el apoderado del inmueble.

“Peña Nieto sigue ahí en el edificio, promovido por el Verde y ya también está igual porque la imagen salió muy verde. Es de risa porque está súper verde. Parece que tiene hepatitis”.

Deja un comentario