Proyecto senatorial de reforma política del DF elimina espacios para participación ciudadana

Tanto en la concepción de la nueva Constitución, como en las nuevas estructuras de gobierno que regirán la vida política, económica, social y cultural en el territorio capitalino, argumentan asociaciones civiles.

Proyecto senatorial de reforma política del DF elimina espacios para participación ciudadana
Foto: Cuartoscuro.
Las principales avenidas del DF lucen casi vacías en el primer día del 2014. Foto: Cuartoscuro
Las principales avenidas del DF lucen casi vacías en el primer día del 2014. Foto: Cuartoscuro

Con la iniciativa de reforma política para el Distrito Federal que, en la actualidad, se encuentra en fase de dictaminación en el Senado de la República, la capital del país volverá a llamarse oficialmente Ciudad de México, será reconocida como una “entidad federativa” igual al resto de las que integran el Pacto de la Unión y podrá contar con una Constitución local, tal como señala el dictamen elaborado por las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, del DF y de Estudios Legislativos de la cámara alta.

Además, establece el documento –obtenido y difundido por la red de agrupaciones ciudadanas Derechos Plenos, Capital Soberana–, las delegaciones políticas de la capital del país se convertirán en demarcaciones territoriales gobernadas ya no por un jefe delegacional, sino por un “Alcalde”, que será asistido por un “Concejo” de hasta 14 integrantes, figura similar a los cabildos municipales que operan en el resto del país.

Sin embargo, destacó Édgar Cortez, integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia AC –que a su vez forma parte del movimiento ciudadano Derechos Plenos, Capital Soberana–, el proyecto de dictamen redactado por las Comisiones Unidas del Senado elimina diversas propuestas planteadas con antelación, lo mismo por legisladores que por organismos civiles, relacionadas con la participación de la ciudadanía tanto en la concepción de la nueva Constitución de la Ciudad de México, como en las nuevas estructuras de gobierno que regirán la vida política, económica, social y cultural en el territorio capitalino, las cuales, afirmó, “seguirán supeditadas a los intereses y necesidades de los partidos políticos, de tal forma que la ciudadanía sólo queda como un mero espectador de una negociación que se lleva a nivel cupular.”

En primera instancia, el proyecto de Decreto, en su artículo Séptimo Transitorio, confiere al jefe de Gobierno la “facultad exclusiva” de “elaborar y remitir el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México”, por lo cual, señaló Cortez, si se cumple con el anuncio de aprobar esta reforma en los próximos meses, “el único habitante de la Ciudad de México que podrá participar en la redacción de dicha constitución será Miguel Ángel Mancera, ya que no se dejan establecidos mecanismos de consulta o participación ciudadana, no se están planeando foros, ni debates, ni ningún espacio en donde los distintos habitantes de la capital, a nivel grupal o individual, puedan participar. Porque una Constitución no es sólo un documento legal, es, en el fondo, un gran pacto social en el que quedan reflejados los acuerdos de distintos sectores, en torno al tipo de espacio que quieren habitar, construir y compartir? Sin embargo –subrayó–, en el caso de la Ciudad de México, ese pacto social será establecido no por todos los integrantes de la sociedad, sino por Miguel Ángel Mancera y su grupo de asesores”.

El activista y defensor de derechos humanos recordó que, en buena medida, el proyecto de Decreto que está en dictaminación está basado en la iniciativa de reforma política presentada por el mismo Mancera, en 2013, y recogida por el grupo parlamentario del PRD en el Senado.

“Y esa fue una iniciativa que presentó el jefe de Gobierno, sin que se enriqueciera con ninguna aportación civil, no la discutió con la ciudadanía, siendo que en la capital hay muchas personas, académicos, expertos, y grupos civiles que tienen el derecho de que su opinión sea escuchada, tomada en cuenta e incluida. Sin embargo, hemos llegado a la paradoja de querer reformar la vida de una de las ciudades más importantes del país, pero sin que sus habitantes participen”.

Otro ejemplo de esta situación, destacó, es que el documento elaborado por las Comisiones Unidas del Senado no prevé una convocatoria real a integrar una Asamblea Constituyente, que analice la propuesta de Constitución elaborada por el Jefe de Gobierno, y posteriormente la apruebe, sino que este rol lo cumplirán los mismos diputados de la Asamblea Legislativa, que adoptará un doble rol: el de Poder constituido y el de Poder por constituirse, “lo cual es totalmente paradójico”.

En vez de eso, señaló el representante de la red Derechos Plenos, Capital Soberana, lo conducente es que la ciudadanía elija a los “asambleístas constituyentes”, pero no entre el catálogo de políticos o de aspirantes a una curul que emanen de los partidos, sino de entre la misma sociedad.

“Hasta ahora –afirmó Cortez–, en este proyecto de dictamen está previsto que la Asamblea Constituyente esté integrada únicamente por partidos políticos, cuando tendría que verse como una asamblea plural, representativa, ya que en una ciudad como esta, los partidos no pueden ser las únicas voces que se escuchen. En esa Asamblea Constituyente tendrían que estar los académicos, los expertos, las organizaciones civiles, la ciudadanía, los pueblos originarios, los y las jóvenes, adultos mayores… Ésta es una ciudad tan diversa que el proceso constituyente tendría que reflejar esa misma pluralidad.”

Pero la ciudadanía no sólo fue ignorada al momento de elaborar la iniciativa de reforma que actualmente “se negocia a nivel cupular”, destacó, sino que de ésta iniciativa fue eliminada la propuesta de establecer un proceso de referéndum para sancionar el proyecto constitucional, que inicialmente sí estaba incluida en el paquete de proyectos legislativos que se conjuntaron en el documento de Comisiones Unidas, el cual, concluyó, tampoco prevé mecanismo alguno para remover de su cargo a quien ocupe la Jefatura de Gobierno.

A continuación, te presentamos de forma íntegra, el proyecto de “Dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; del Distrito Federal y de Estudios Legislativos, primera, con opinión de la Comisión Especial para el Desarrollo Metropolitano, en relación con la iniciativa con proyecto de Decreto por el cual se reforman y adicionan diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Reforma Política de la Ciudad de México”.

Dictamen_2 by http://www.animalpolitico.com

Close
Comentarios