Consignan a 22 policías de Iguala por presunto homicidio de 6 personas

Los 22 policías enfrentarán un juicio por homicidio, sin embargo, queda abierta la indagatoria para otros delitos como lesiones, daños y abuso de autoridad.

Consignan a 22 policías de Iguala por presunto homicidio de 6 personas
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.

Hoy en la tarde los 22 policías de Iguala acusados y detenidos por el presunto homicidio de seis personas fueron trasladados al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Las Cruces, en Acapulco, donde enfrentarán un proceso jurídico por el delito de homicidio.

Milenio y Reforma reportan que los 22 policías enfrentarán un juicio por homicidio, sin embargo, queda abierta la indagatoria para otros delitos como lesiones, daños y abuso de autoridad.

Normalistas tomaron camiones y policía de Iguala respondió con exceso de fuerza: PGJ Guerrero

Iñaky Blanco Cabrera, titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Guerrero, confirmó en conferencia de prensa la tarde de este lunes que los hechos de violencia del fin de semana en Iguala contra normalistas de Ayotzinapa se debieron a un uso excesivo de la fuerza por parte de 22 efectivos policiacos detenidos tras los hechos de violencia en Iguala, en los que murieron 6 personas y 25 resultaron heridas, por lo que se les fincaría responsabilidad penal.

“Es indudable que existió un uso excesivo de la fuerza. Creo yo que la respuesta de los elementos policiales no fue proporcional, por el contrario, fue desmedida”, dijo Blanco en conferencia de prensa.

“Lo que tenemos nosotros acreditado es que hubo un apoderamiento de distintos autobuses y que la Policía municipal se dio a la tarea de detener a estos muchachos y que incurrieron en un uso excesivo de la fuerza”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

Agregó que “no hay justificación alguna para que hayan hecho uso alguno de armas de fuego y en ese sentido fincaremos responsabilidad de tipo penal en contra de estas personas”.

Dijo que 16 de los 22 policías municipales detenidos en Iguala y trasladados a Acapulco dieron positivo en la prueba de rodizonato de sodio que determina si dispararon armas de fuego.

Informó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría del estado (PGJE) iniciaron un operativo para buscar a los 57 estudiantes normalistas que están desparecidos.

Aunque los normalistas han acusado la presencia de policías federales y estatales en los hechos de violencia, el secretario General de Gobierno de Guerrero, Jesús Martínez Garnelo, aclaró que no existe ningún indicio de que en los hechos cometidos hubo presencia del Mando Único, por lo que la responsabilidad recaerá en el presidente municipal José Luis Abarca Velázquez y las corporaciones policiacas de Iguala.

Indicó que no descartan que el Secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores ni el Alcalde de Iguala, José Luis Abarca, tengan alguna relación con los hechos, por lo que se les llamará a declarar.

El gobierno de Guerrero actualizó este lunes -por medio de la PGJ de Guerrero- la información de la averiguación previa HID/SC/02/993/2014, relativos a las balaceras del viernes pasado contra estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa y el equipo de futbol los Avispones de Guerrero.

A las 23 horas del viernes pasado el médico de guardia del Hospital General de Iguala dio parte al  agente del MP del fuero común del Distrito Judicial de Hidalgo por el ingreso de tres personas lesionadas, por lo cual se abrió el expediente respectivo. Las autoridades se trasladaron al lugar para realizar las diligencias de ley.

A las 00:005 horas del sábado, personal del Centro de Control, Comando y Cómputo (C4) hizo del conocimiento de la PGJ que sobre la carretera México – Acapulco se encontraba un autobús abandonado de la línea Estrella de Oro. En la inspección ocular se dio fe que el autobús tenía las llantas ponchadas y vidrios rotos, así como rocas de distintos tamaños en su interior. Ahí se encontraron prendas de ropa con rastros de sangre. Estas evidencias fueron aseguradas.

A las 00:45 horas del sábado, personal del C4 reportó que, a la altura de Santa Teresa en la misma carretera, dos personas -hombre y mujer- fueron encontrados muertos por impactos de arma de fuego.

En el kilómetro 135 de la misma carretera se encontró también un Tsuru con impactos de bala y una persona sin vida a cuatro metros del mismo. En las inmediaciones se encontró también con impactos de bala otro Tsuru y un autobús Volvo con la leyenda Castro Tours y un cuerpo en su interior.

Los cuerpos fueron enviados al Servicio Médico Forense de la ciudad y fueron recogidos en el lugar 61 casquillos calibre 223 y esquirlas deformadas.

En el lugar hubo seis lesionados más, quienes fueron trasladados al hospital de Iguala.

El procurador de Guerrero añadió que un testigo voluntario acudió a sus instalaciones afirmando que el día de los hechos al circular en la vía federal en Santa Teresa vio a un taxi en medio de la carretera, por lo cual tuvo que esquivarlo, viendo a lo lejos a un grupo de diez hombres armados, todos vestidos con ropas oscuras y pasamontañas del mismo color.

El grupo armado disparó a continuación contra el testigo, quien abandonó su unidad para guarecerse en el cerro.

A las 2 de la mañana del sábado, personal del 27 batallón de infantería en Iguala informó al MP que entre el Periférico Norte y la calle Juan N. Álvarez fueron encontrados dos hombres muertos con múltiples impactos de arma de fuego. Ambos fueron trasladados al Semefo local.

El MP, peritos y la Policía Ministerial acudieron al lugar y encontraron dos camionetas Nissan, tres autobuses de propiedad de las empresas Costa Line y Estrella de Oro, así como un vehículo marcha Chevy, una motocicleta Yamaha, una camioneta Explorer y un Pointer, todos con impactos de bala, de calibre 223. Se encontraron 23 cartuchos disparados de ese calibre.

Posteriormente, un agente del MP recibió información del hospital de Iguala, informando de la llegada de 11 lesionados del equipo los Avispones de Chilpancingo, por arma de fuego. La PGJ se trasladó al hospital ara tomar su declaración, quienes aseguraron que fueron atacados cuando iban de regreso a la capital del Estado luego del partido contra las Iguanas de Iguala.

Los futbolistas relataron que al recibir los disparos, el chofer perdió el control y se estrelló con un montículo de tierra del lado derecho, por lo cual tampoco pudieron descender de la unidad. Trataron de explicar a los agresores que eran futbolistas profesionales, pero no esto no detuvo al grupo armado, que volvió a disparar en su contra.

Minutos después que cesó el fuego, los agresores huyeron en dos vehículos que no fueron identificados. Los futbolistas se resguardaron en el cero hasta que pasó una ambulancia, la cual se llevó a un herido que perdió la vida posteriormente en el hospital de Iguala.

Acudieron en calidad de testigos 12 personas del equipo, quienes no pudieron identificar a sus agresores.

Los hechos dieron origen a la averiguación BRA/SC/02/2378/2014, sobre la cual el procurador Blanco informó que a las 3:55 del sábado 27 la Policía Investigadora Ministerial estatal hizo del conocimiento de la PGJ que sobre la carretera Chilpancingo-Iguala en el kilómetro 176, se suscitó una agresión a automovilistas por parte de un comando armado.

Lo anterior motivó el inicio de una nueva averiguación previa, encontrando un Pointer con impactos de bala de AK-47 y vidrios rotos, así como una camioneta Escape con las llantas ponchadas, asegurando cartuchos útiles y 35 cascos percutidos del mismo calibre y uno 223.

 

Con información de Reforma y Milenio.

Close
Comentarios