Hay indicios del asesinato de un “amplio número de personas”; seguimos buscando: Murillo Karam

Aunque "hay indicios" de que se trata de los normalistas de Ayotzinapa, aún falta confirmarlo, dijo en conferencia de prensa el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

Hay indicios del asesinato de un “amplio número de personas”; seguimos buscando: Murillo Karam
Foto: Cuartoscuro

Tras una reunión con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, el procurador Jesús Murillo Karam informó este viernes 7 de noviembre que “las investigaciones apuntan al homicidio de un amplio número de personas”; y aunque “hay indicios” de que se trata de los estudiantes, aún falta confirmarlo.

“Se el enorme dolor que produce en los familiares la información que hemos obtenido. Los testimonios e informaciones que hemos recabado apuntan lamentablemente al homicidio de un amplio número de personas en el municipio de Cocula“, dijo Murillo Karam en una conferencia de prensa en la que mostró videos de la reconstrucción de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre pasado, en los cuales aparecen los tres presuntos integrantes de Guerreros Unidos que presuntamente participaron en la desaparición de los estudiantes.

La reconstrucción fue hecha con base en su declaración. Los detenidos son: Patricio Reyes Landa (El Pato), Agustín García Reyes (El Chereje) y Jonathan Osorio Gómez (El Jona).

Ellos dieron detalles sobre el asesinato de varias personas, quienes fueron incineradas y los restos almacenados en bolsas, posteriormente tirados al río San Juan, en Cocula —el municipio al que pertenecen los policías a los cuales fueron entregados los estudiantes de Ayotzinapa, tras ser detenidos  el 26 de septiembre por los policías de Iguala, un municipio cercano—.

Hay muchos indicios de que podrían ser los estudiantes, pero para poder identificarlos se tiene que mantener la investigación“, detalló el procurador, quien precisó que investigación queda abierta hasta identificar todos los restos humanos encontrados en el basurero y el río San Juan y que mientras eso no suceda “se les seguirá considerando desaparecidos”.

Murillo Karam detalló que peritos y funcionarios federales recorrieron el río para buscar los restos, donde encontraron bolsas de plástico, restos óseos y piezas dentales, que no han sido identificados.

La información de la PGR ocurre a 33 días de que esta dependencia asumió la investigación del secuestro de los estudiantes de la Normal, quienes desaparecieron tras un ataque por parte de la policía municipal de Iguala, Guerrero.

Murillo Karam indicó que junto con el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, se ha detenido a 72 involucrados.

El recuento de los hechos 

El 26 de septiembre, los estudiantes se dirigieron en dos autobuses desde su escuela en la localidad de Ayotzinapa a la ciudad de Iguala. Allí, después de tomar dos autobuses más, fueron atacados y retenidos por la policía municipal, enviada por el alcalde José Luis Abarca (actualmente preso en el penal del Altiplano) para interceptarlos porque creía que iban a interrumpir un discurso que ofrecía su esposa (María de los Ángeles Pineda), han dicho las autoridades.

Después de ser detenidos por la policía fueron trasladados a la estación policial de Iguala y desde allí llevados a una loma entre Iguala y la vecina Cocula, dijeron las autoridades.

Allí, los policías municipales entregaron a los detenidos a miembros de Guerreros Unidos, que los subieron a un camión de carga de tres toneladas y a otro vehículo menor y los llevaron al basurero municipal, situado en una quebrada.

Algunos, al menos 15, llegaron ya muertos asfixiados en el camión, según el testimonio de los detenidos, que se refiere a estudiantes. A los que aún estaban vivos, los pusieron en el suelo boca abajo, les interrogaron para saber si pertenecían a alguna organización criminal rival y les dispararon. Después, los arrojaron a un barranco en el basurero y les prendieron fuego.

Las llamas, alimentadas con gasolina, neumáticos y madera, se prolongaron desde la medianoche del mismo día en que fueron detenidos hasta entrada la tarde del día siguiente.

Los huesos están en tal proceso de calcinación que con tocarlos se convierten en polvo y eso hace muy difícil la extracción de ADN para terminar la identificación“, explicó Murillo, que también afirmó que los análisis de ADN se harán en la Universidad de Innsbruck, en Austria.

Murillo dijo que la investigación queda abierta hasta identificar todos los restos humanos encontrados en el basurero y el rio San Juan y que mientras eso no suceda “se les seguirá considerando desaparecidos”.

En una larga, y por momentos confusa explicación de la investigación realizada al momento, el fiscal Murillo Karam mostró en una rueda de prensa cientos de fragmentos de huesos y de dientes calcinados, que fueron recuperados del río, en lo que sería un horrífico asesinato masivo que habría durado unas cuatro horas.

El fiscal adelantó, no obstante, que va a ser muy difícil extraer muestras de ADN y confirmar que los restos corresponden a los cuerpos de los estudiantes. Setenta y cuatro personas han sido detenidas al momento, dijo Murillo Karam que agregó que las autoridades están buscando a más sospechosos.

También confirmó que algunos restos humanos encontrados en fosas clandestinas descubiertas después de la desaparición no corresponden a la de los estudiantes. Se cree que en esas fosas hay mujeres y personas asesinadas en agosto. Los 43 estudiantes desaparecidos son hombres en su totalidad.

Las autoridades mexicanas también dijeron a los familiares de los estudiantes desaparecidos el viernes que habían encontrado seis bolsas con restos humanos no identificados a la orilla del río.

“Nos dijeron que encontraron seis bolsas con cenizas y que se trata de una nueva línea de investigación“, dijo Martinez, que además es tutor de dos de los desaparecidos tras una reunión con Murillo Karam en Chilpancingo, capital de ese estado.

Martínez dice que según las autoridades el hallazgo se produjo gracias a la confesión de dos delincuentes que condujeron a la policía y a peritos forenses hasta la ribera del río, ubicado a 22 kilómetros de Iguala.

Los familiares, que calificaron la reunión como “tensa”, rechazan la información ofrecida por las autoridades y no aceptan ninguna identificación de los restos humanos hasta que un grupo de forenses argentinos, que colabora con la investigación, no confirme si se trata, o no, de sus hijos y confirme o niegue las versiones de las autoridades mexicanas.

Lee aquí la rueda de prensa íntegra de Murillo Karam, con la sesión de preguntas y respuestas:

Conferencia Murillo Ayotzinapa Con Preguntas by http://www.animalpolitico.com

 Con información de AP. 

Close
Comentarios