Así quedó el mapa electoral en EU: Los republicanos acaparan los gobiernos estatales

Por primera vez desde la década de 1920, los gobiernos estatales del país serán más republicanos.

Así quedó el mapa electoral en EU: Los republicanos acaparan los gobiernos estatales
Foto: AP.
Foto: AP.

Foto: AP.

Los gobiernos estatales del país serán más republicanos que en cualquier momento desde la década de 1920 una vez que los legisladores y gobernadores que ganaron asuman sus cargos el próximo año, lo cual podría derivar en impuestos más bajos y quizá un menor flujo de dinero a los programas de seguridad social.

Un día después de una contienda electoral en gran escala, los líderes estatales republicanos recientemente envalentonados ya hacían planes el miércoles para buscar mayores recortes de impuestos, menor regulación a las empresas, más apoyos a los alumnos de escuelas privadas y la imposición de nuevos límites para los programas de bienestar social.

En algunos estados como Kansas, los republicanos podrán hacer lo que les plazca, ya que controlan ambas cámaras de la legislatura y la gobernación. En otros, como en el vecino Missouri, las enormes mayorías legislativas republicanas serán tales que prácticamente podrán descartar las objeciones de un gobernador demócrata. En otras partes como Nueva York, la toma republicana de una cámara legislativa simplemente representa una mayor voz en un estado que sigue en manos demócratas.

En ningún lugar del país los demócratas lograron tomar control de una cámara legislativa previamente controlada por republicanos. Y en Pennsylvania, Tom Corbett fue el único gobernador en perder ante su rival demócrata.

Para los republicanos en el Capitolio estatal, “es su posición más fuerte en casi un siglo”, dijo Tim Storey, un analista en la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

Los republicanos tendrán control total de al menos 29 legislaturas estatales, su total más grande desde 1928. El partido tendrá al menos 32 gobernaciones, entre ellas las de Illinois, Maryland y Massachusetts, oficinas obtenidas recientemente en estados tradicionalmente demócratas.

En muchos casos, los triunfos republicanos expandieron las mayorías obtenidas en elecciones previas, como en 2010, en que el Partido Republicano obtuvo un amplio triunfo. En los últimos años, los republicanos de antemano han usado tales mayorías para reducir impuestos, restringir el aborto, ampliar los derechos de posesión de armas de fuego y limitar los poderes de los sindicatos de servidores públicos.

Todos estos temas se mantienen al frente de la agenda republicana.

“Vamos a enfocarnos en la legislación que ayude a las pequeñas empresas, ya sea que se trate de impuestos, cuestiones laborales o normas ambientales”, dijo John Diehl, nominado a la presidencia de la Cámara de Representantes de Missouri, cuya camarilla republicana ahora tiene en su poder su más alto número de escaños en la historia.

El desafío para los republicanos podría ser el contener su entusiasmo, a fin de evitar que vayan más lejos de lo que algunos votantes habían anticipado y eso afecte sus posibilidades de reelegirse posteriormente.

Los (pocos) candidatos gay que ganaron en las elecciones en EU

Massachusetts se convirtió en el primer estado que elige a un candidato abiertamente homosexual para el cargo de fiscal general, en este caso una mujer, mientras que el candidato gay a la gobernación de Maine perdió por poco margen su oportunidad de hacer historia.

A nivel nacional, los activistas defensores de los derechos de los homosexuales se preocuparon de que las victorias de conservadores en el Congreso dañen su esfuerzo a favor de una legislación federal en contra del prejuicio en este tema.

En general, se trató de un resultado electoral moderado para el movimiento por los derechos de homosexuales, que contrasta con sus recientes victorias en tribunales que casi han duplicado el número de estados que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. En la reciente elección para el Senado federal, por ejemplo, varios demócratas que apoyaron el matrimonio gay —incluidos Mark Udall de Colorado y Kay Hagan de Carolina del Norte— perdieron ante republicanos que se oponen.

Entre lo relevante para los activistas defensores de los derechos gay estuvo la elección de la demócrata Maura Healey como fiscal general de Massachusetts. Healey, ex jefa de la división de derechos civiles de la fiscalía, fue capitana del equipo femenil de baloncesto de la Universidad de Harvard y jugó profesionalmente en Austria antes de dedicarse a su carrera de Derecho.

En Maine, el demócrata Mike Michaud quedó cerca de convertirse en el primer candidato abiertamente homosexual en la historia de Estados Unidos que es elegido gobernador. El veterano congresista de 59 años, quien reveló públicamente su orientación sexual el año pasado, había dicho que sería un empuje para la comunidad gay tener una voz en discusiones entre gobernadores sobre asuntos de igualdad.

Tras haberse contabilizado casi todos los votos, Michaud obtuvo 44% de los sufragios, mientras que el gobernador republicano en funciones Paul LePage consiguió la reelección con 48%. Un candidato independiente, quien quizá restó probabilidades a Michaud, recibió 8% de los votos.

Los cinco miembros abiertamente homosexuales de la Cámara de Representantes federal ganaron la reelección, al igual que Kyrsten Sinema, quien es bisexual.

Pero varios candidatos gay que buscaban unirse a ellos fueron derrotados, incluido el demócrata Sean Eldridge, esposo del cofundador de Facebook Chris Hughes, en el este de Nueva York, y el republicano Richard Tisei en una contienda reñida contra el demócrata Seth Moulton, un veterano de la guerra en Irak, en Massachusetts.

AP.

Close
Comentarios