Normalistas bloquean aeropuerto de Acapulco; lo liberan después de tres horas

Felipe de la Cruz, papá de uno de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, explicó que más allá de afectar a los turistas éstos respaldaron el movimiento y comprendieron la clausura simbólica de la terminal aérea.

Normalistas bloquean aeropuerto de Acapulco; lo liberan después de tres horas
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Foto: Paris Martínez.
Tras más de tres horas de bloqueos en el aeropuerto de Acapulco, maestros y padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre finalizaron la protesta y se retiraron.

Los padres -a través de su vocero Felipe de la Cruz- calificaron a la de hoy como una jornada satisfactoria tras la toma pacífica de la terminal aérea. El vocero agregó que los manifestantes regresarán a la Normal de Ayotzinapa para definir el plan de acciones de esta semana.

El también padre de uno de los estudiantes desaparecido explicó que más allá de afectar a los turistas, éstos respaldaron el movimiento y comprendieron la clausura simbólica de la terminal aérea.

A las 15:30 horas, normalistas liberaron las 3 puertas de la términal aérea y el estacionamiento. Minutos después empezaron a abordar los más de 30 camiones en los que llegaron para volver a Ayotzinapa.

Como resultado del bloqueo, las aerolíneas Aeroméxico, Interjet y United cancelaron cuatro vuelos programados para llegar o partir este lunes por la tarde en el aeropuerto de Acapulco, informó Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), la empresa que administra el aeropuerto.

Se trata de los vuelos 313 y 314 de Aeroméxico, y 4094 y 4618, de United Airlines. Los primeros dos tenían como puntos de origen y destino la Ciudad de México, mientras que los últimos conectarían a esta ciudad con Houston, Texas. Adicionalmente, el vuelo 4O2703, de Interjet, proveniente de la Ciudad de México, sufrió un retraso.

Detallaron que “en todo momento los manifestantes guardaron compostura y si bien hicieron pintas en diferentes áreas exteriores, no ocasionaron daños mayores contra las instalaciones del aeropuerto”, añade OMA en un comunicado.

La empresa aseguró también que las instalaciones del edificio terminal “se encuentran operativas”, ya que la manifestación se realizó fuera del edificio.

Normalistas y padres ‘toman’ el aeropuerto de Acapulco por los estudiantes desaparecidos

Al menos 3 mil personas —entre ellas normalistas de Ayotzinapa, Michoacán, Aguascalientes, así como los padres de los estudiantes desaparecidos en pasado 26 de septiembre— tomaron simbólicamente, este lunes 10 de noviembre, el Aeropuerto Internacional del puerto turístico de Acapulco, en Guerrero, para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas.

La protesta ocurre tras un fin de semana de manifestaciones en la Ciudad de México, luego de que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó el viernes 8 de noviembre que hay “indicios” de que el grupo de más de 40 personas que fueron asesinadas e incineradas por presuntos integrantes de Guerreros Unidos en Cocula, Guerrero, podrían ser los normalistas, cuyo paradero se desconoce desde septiembre pasado, cuando fueron detenidos por policías de Iguala, en complicidad con los de Cocula, y posteriormente entregados a ese grupo delictivo.

En un comunicado difundido por los manifestantes en Acapulco, y firmado por los normalistas, calificaron el hecho como “una farsa” y un “montaje” por parte de Murillo Karam para “intentar darle carpetazo al delicado asunto de los desaparecidos de la Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa”.

Aunque los vuelos partieron sin inconveniente alguno, los manifestantes rodearon las instalaciones impidiendo el acceso al mismo; en los alrededores, algunos usuarios tuvieron que caminar para llegar al lugar.

Foto: Paris Martínez.

Foto: Paris Martínez.

Ahí, los manifestantes realizaron un mitin, en el cual un representante de los normalistas dijo que “hemos pasado a una nueva etapa de lucha para impulsar un movimiento nacional  que cimbre las estructuras del gobierno que carece de autoridad; no nos vamos a detener”.

La nuestra es una violencia de respuesta, producto de la rabia de un padre que no se va a quedar de brazos cruzados ante el asesinato y la desaparición de su hijo; hemos sido pacíficos hasta donde los padres de los desaparecidos nos digan”, agregó el normalista.

En el mismo mitin, profesores de Bachilleres de Guerrero denunciaron que el 26 de septiembre también sufrieron un ataque al pasar una delegación por Igual, sin que nadie resultara herido.

La manifestación, que duró al menos seis horas antes de que el mitin terminara, inició con la participación de una 700 personas. Posteriormente, ocurrió un enfrentamiento contra granaderos que impedían el paso frente a la plaza comercial la Isla, ubicada en los alrededores de Acapulco.

Los elementos de la Policía Federal usaban traje antimotines, toletes largos y escopetas lanzagas, mientras que los manifestantes se armaron con cadenas, palos, tubos, bombas molotov y cohetones.

Al respecto, el vocero de los familiares y padre de uno de los desaparecidos, Felipe de la Cruz, dijo que “las armas son para defenderse de quien ya mató a 43 estudiantes… Tenemos miedo a la represión del Estado. Vamos embozados porque cuidamos la identidad de los jóvenes”. 

Un segundo grupo de granaderos los esperó unos 300 metros adelante de ese lugar. Sin embargo, los policías ofrecieron permitir la protesta junto a la plaza Mundo Imperial, pero los normalistas lo rechazaron.

Los padres advirtieron a los policías que obstruyen su derecho a la libre manifestación y que su presencia es una “provocación del gobierno federal”.

Avanzaron. Los padres en el primer contingente, después normalistas de tercer y cuarto año; el resto detrás.

“Vamos a marchar hasta el aeropuerto”, dijo a medios locales Felipe de la Cruz, padre de uno de los desaparecidos y quien encabeza la protesta.

Close
Comentarios