Video prueba que funcionario del GDF participó en disturbios del #1dmx

Según queda evidenciado en un video captado por Animal Político, un funcionario fue capturado en flagrancia por granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, quienes inmediatamente después lo pusieron en libertad, al constatar que se trataba de un "compañero", como ellos mismos lo identificaron.

Video prueba que funcionario del GDF participó en disturbios del #1dmx

policia_civil

Un video captado por Animal Político durante los disturbios callejeros del pasado lunes 1 de diciembre muestra la participación de un funcionario del gobierno capitalino en las agresiones contra granaderos y manifestantes que ocurrieron en Paseo de la Reforma, al concluir la protesta pacífica por la quinta Jornada Global por Ayotzinapa.

Según queda evidenciado en el video, el funcionario fue capturado en flagrancia por granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, quienes inmediatamente después lo pusieron en libertad, al constatar que se trataba de un “compañero”, como ellos mismos lo identificaron.

La mañana de este miércoles 3 de diciembre, Animal Político había informado que el sujeto captado en el video era un policía; sin embargo, al mediodía de este miércoles, el director general de Concertación Política y Atención Ciudadana del Gobierno del Distrito Federal, Israel de Rosas Gazano, precisó que no se trata de un policía capitalino sino que la persona identificada en el video es Israel Rodríguez Montalbán, subdirector de Gestión Social de esa Dirección.

“La Dirección General de Concertación Política informa a usted que la persona que muestran en el primer video que acompaña la nota, responde al nombre de Israel Rodríguez Montalbán, quien se desempeña como Subdirector de Gestión Social de esta Dirección“, precisó la Dirección en un comunicado.

En el video, captado a las 20:25 horas del pasado lunes 1 de diciembre, puede apreciarse que entre los agresores que participan en los desmanes ante el Senado de la República está un hombre de chamarra de cuero negra y pantalón de mezclilla, quien lanza un tubo metálico hacia donde granaderos y manifestantes se jalonean, luego de lo cual es aprehendido por dos policías uniformados que, tras inmovilizarlo, lo reducen a golpes. Sin embargo, algunos segundos después, otros granaderos que presencian el arresto gritan “¡espérense, es compañero!”, por lo que los agentes que lo acababan de detener cesan los golpes y lo ayudan a incorporarse.

El video también muestra cómo este hombre, maltrecho por los golpes recibidos, es auxiliado por los granaderos para alejarse de la reyerta, hasta llegar al camellón de Paseo de la Reforma, donde otros funcionarios que participaban en el operativo policiaco (también vestidos de civil) se acercan para ayudarlo, momento en el que pudo ser consultado por Animal Político sobre su identidad.

–¿Usted es policía? –se le cuestiona.

–No –responde, aún sosteniéndose en los dos granaderos que lo asisten–, soy un ciudadano normal.

–Pero aquí acaban de decir que es “compañero” –se le insiste–, lo acaban de decir hace un momento…

Cuestionamiento ante el cual, el sujeto, exaltado, respondió con un “¡déjame en paz, pendejo!” Inmediatamente después, otros granaderos forman valla en torno a este hombre para resguardarlo y, empujando al reportero con sus escudos, ordenaron: “Ya vete de aquí”.

Luego, a las 20:27 horas, es decir, dos minutos después de ser detenido por participar en los disturbios, este hombre, siempre cobijado por la policía capitalina, se aleja del lugar sin que nadie se lo impida.

En respuesta, De Rosas Gazano explicó que “Rodríguez Montalbán fue golpeado por un grupo de encapuchados de los autodenominados anarquistas, por lo que oportunamente levantó la denuncia.

“Cabe señalar que el compañero fue rescatado por oficiales de la SSP-DF cuando se percataron que era víctima de una agresión”, explicó en una carta enviada a Animal Político.

Detalló que personal de su Dirección acompaña todas las marchas que ocurren en la ciudad, “por lo que es muy común que compañeros nuestros se encuentren en este tipo de manifestaciones, ya que precisamente su función es concertar con los diversos grupos que se manifiestan a fin de encontrar opciones que afecten lo menos posible la movilidad de la ciudad”.

La respuesta de la Dirección General de Concertación Política llegó después de que Animal Político se pusiera en contacto con Octavio Campos, del equipo de atención a prensa de la policía capitalina, para conocer la postura de la Secretaría de Seguridad Pública del DF.

Durante la entrevista, Campos negó que agentes sin uniforme ni identificación oficial se inmiscuyeran en las reyertas callejeras del lunes.

Sin embargo, la presunta participación de policías vestidos de civil y sin identificación oficial en los disturbios del lunes pasado quedó también registrada en un video captado por el colectivo periodístico Regeneración Radio, el cual muestra cómo un sujeto obeso, vestido igualmente con pantalón de mezclilla y chamarra oscura –atada a la cintura–, patea a un joven al que granaderos de la SSP mantienen sometido en el suelo.

Tal como muestra el video de Regeneración Radio (en el segundo 0:53), este sujeto golpea al detenido mientras le grita “vete a la verga, güey, hijo de tu puta madre”, siempre con la anuencia de los policías de la SSP, los cuales esperan hasta que deja de patearlo, para tender un cerco en torno al detenido.

Durante los disturbios del lunes, las autoridades capitalinas arrestaron a tres jóvenes a los cuales imputó los delitos de “ataques a la paz pública” (delito del fuero común, equivalente al terrorismo en el fuero federal), así como “portación de objetos aptos para agredir” y “ultrajes a la autoridad”, a diferencia de los policías vestidos de civil que participaron en los mismos desmanes, a los cuales la autoridad no sólo permitió realizar libremente distintas agresiones contra manifestantes y granaderos, sino que, incluso, pusieron en libertad a uno de ellos cuando fue detenido en flagrancia.

GDF ignoró a Derechos Humanos

La presencia de policías vestidos de civil durante la manifestación del 1 de diciembre se realizó a pesar de que, un día antes, la Comisión de Derechos Humanos del DF había exigido a las autoridades capitalinas que “los elementos de las fuerzas del orden” estuvieran “debidamente uniformados e identificados“, lo cual no ocurrió.

Además, las autoridades capitalinas tampoco cumplieron la demanda de la CDHDF de habilitar “rutas de salida que garanticen la integridad de las personas en caso de contingencia o eventualidad, evitando cualquier medida o acción policial que genere espacios confinados” y, por el contrario, al final de la manifestación, los granaderos cercaron frente al Senado a un grupo de alrededor de 200 participantes en la protesta, a los cuales impidió abandonar la zona por más de una hora. De hecho, para que estos manifestantes fueran liberados por la policía tuvo que intervenir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la cual debió negociar con el gobierno capitalino no sólo que se permitiera partir a las personas cercadas, sino también que se les permitiera el acceso a las instalaciones del Metro, lo cual inicialmente les había sido negado.

Por último, el Gobierno del DF tampoco acató la exigencia de “asegurar el acceso inmediato a los servicios de urgencias y primeros auxilios” para quienes así lo requirieran, ya que las personas que resultaron heridas durante la intervención policiaca frente al Senado no sólo no fueron atendidas, sino que cuando el colectivo de paramédicos Marabunta intentó prestarles auxilio, los policías los encapsularon junto con el resto de los manifestantes.

Infiltración policiaca, práctica reiterada

La infiltración de policías vestidos de civil en protestas ciudadanas fue reconocida por autoridades capitalinas desde octubre de 2013, cuando agentes judiciales sin identificación oficial arrestaron a distintos jóvenes, durante la marcha con la que el año pasado se conmemoró la Matanza de Tlatelolco, y los entregaron a policías de la Secretaría de Seguridad Pública para su procesamiento formal.

En ese momento, el procurador de Justicia del DF, Rodolfo Ríos Garza, admitió que agentes de la PGJDF se habían infiltrado en las protestas para realizar detenciones, siempre en coordinación con la SSDF. “Efectivamente, la Policía de Investigación está informalmente vestida de civil –dijo en octubre de 2013 el funcionario– (…) En todos los operativos hay una extraordinaria colaboración entre la SSPDF y la PGJDF, por lo que, normalmente, en todos los actos masivos donde haya un grupo importante de personas hay elementos de las dos (corporaciones)”.

La participación de policías vestidos de civil fue nuevamente constatada el 1 de diciembre de 2013, cuando personas sin uniforme ni identificación oficial capturaron a distintos manifestantes que pretendían protestar frente a Televisa.

En ese momento, de hecho, Animal Político no sólo pudo captar en video el momento en que estos civiles capturaban a jóvenes a los que luego entregaban a agentes de la SSP, sino que, incluso, pudo ser captado el instante en que un funcionario capitalino que coordinaba el operativo le sembró un pasamontañas a uno de los detenidos.

**Nota publicada el 3 de diciembre.

Close
Comentarios