Hijo de Moisés Sánchez no cree que el cadáver sea de su padre

El exdirector del semanario 'La Unión' es el periodista décimo primero asesinado durante el gobierno del priista Javier Duarte.

Hijo de Moisés Sánchez no cree que el cadáver sea de su padre
Moisés Sánchez, periodista desaparecido. Foto: tomada de Quadratín. Moisés Sánchez, periodista desaparecido. Foto: tomada de Quadratín.
El periodista veracruzano Moisés Sánchez fue sustraído de su domicilio por un grupo de personas armadas, el pasado 2 de enero. //Foto: proporcionada por la familia de Moisés Sánchez

El periodista veracruzano Moisés Sánchez fue sustraído de su domicilio por un grupo de personas armadas, el pasado 2 de enero. //Foto: proporcionada por la familia de Moisés Sánchez

Tras 23 días desaparecido, la procuraduría del estado de Veracruz informó la noche de este domingo 25 de enero que fue localizado en un paraje el cadáver de Moisés Sánchez, director del semanario La Unión que fue sustraído el pasado 2 de enero de su domicilio por un grupo armado.

La fiscalía estatal indicó que los autores materiales del asesinato de Moisés Sánchez son el expolicía local Noé Rodríguez y cinco personas más, quienes habrían recibido la orden de “desaparecer” al comunicador por parte del alcalde de Medellín de Bravo, el panista Omar Cruz, a través del subdirector de la policía municipal, Martín López Meneses.

Siempre según la Fiscalía, el presidente municipal habría ordenado el asesinato de Moisés Sánchez para evitar que éste siguiera publicando notas en las que criticaba su gestión al frente del Ayuntamiento. A cambio, la policía municipal de Medellín de Bravo daría protección a los criminales encargados de matarlo, para que pudieran seguir vendiendo droga en el municipio.

A pesar de que la PGJE aseguró que el esclarecimiento del caso es fruto de numerosos interrogatorios y a una ardua búsqueda del comunicador, la familia de Moisés y Artículo 19 denunciaron recientemente que existen “numerosos elementos” por los que sostienen que, en realidad, nadie en Veracruz buscó al periodista de “manera inmediata”.

Este lunes 26 de enero, su hijo Jorge Sánchez dijo en entrevista radiofónica con Noticias MVS que vio “el cuerpo y no se parece, yo dudo que sea él por ciertos rasgos muy marcados de él”.

Agregó que él y su familia no aceptarán la muerte del periodista “hasta que PGR confirme o descarte”. 

Animal Político hace un recuento del caso de Moisés Sánchez, el taxista, activista, y director del semanario La Unión, que desde ayer 25 de enero es, de acuerdo con la fiscalía veracruzana, el periodista asesinado número once desde que Javier Duarte es gobernador de la entidad.

El hallazgo del cuerpo y las pruebas periciales

Según las autoridades veracruzanas, el cadáver de Moisés Sánchez fue encontrado en las primeras horas de la madrugada del sábado en diferentes partes de un paraje de Jamapa, a unos 10 kilómetros del municipio de Medellín de Bravo. Posteriormente, el cuerpo fue trasladado a Xalapa, donde a través de una “dactiloscopia” se confirmó la identificación del cadáver, a falta de las pruebas genéticas que realizarán los peritos de la PGR “en las próximas horas”.

El procurador explicó que la comparación entre las huellas dactilares de una mano del cadáver con la huella que hay en el acta de matrimonio de Moisés arrojó 35 coincidencias.

“Lo que hizo el director de periciales fue oxigenar las huellas de una mano; las limpiaron, las entintaron, y la plasmaron. Esa huella confrontada (con la del acta de matrimonio) ubicó 35 coincidencias. Las normas internacionales sólo exigen 16 coincidencias. En este caso hubo 35”, señaló el procurador.

Dos expolicías, entre autores materiales

Con motivo de la investigación ministerial 01/E/2015, se detuvo a Noé Rodríguez, exintegrante de la extinta Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, quien de acuerdo con la Fiscalía veracruzana confesó haber participado junto con otras cinco personas en la sustracción de Moisés Sánchez de su domicilio, el pasado 2 de enero, mismo día en el que le habrían dado muerte tras privarlo de su libertad.

Los otros imputados identificados por Noé Rodríguez son conocidos como: El Harry, El Chelo, El Piolín, El Moi, y El Olmos, a quienes declaró que conoce sólo por sus apodos, a excepción del último, a quien identifica como José Luis Olmos, también exmiembro de la Policía Intermunicipal.

Alcalde y escolta, los autores intelectuales

El procurador de Veracruz indicó que Noé Rodríguez era miembro de una banda dedicada a la venta de droga en Medellín de Bravo, y que en su declaración reconoció que la muerte de Moisés Sánchez la realizaron por encargo directo de Martín López Meneses, subdirector de la policía municipal –quien fungía también como chofer y escolta del edil Omar Cruz-, que habría dado la orden a petición del alcalde de Medellín.

Martín López Meneses permanece arraigado por disposición judicial para determinar la responsabilidad que le resulte en el homicidio doloso de Moisés Sánchez, refirió el fiscal veracruzano.

Móvil del asesinato: protección policial a cambio de callar al periodista

De acuerdo con la declaración de Noé Rodríguez, Martín López Meneses les ordenó “desaparecer” a Moisés Sánchez, “porque le andaba estorbando (a Omar Cruz) en su comunidad y en sus labores de presidente municipal”. Asimismo, el detenido apunta que Moisés “andaba alborotando el panal” al solicitar la intervención de las fuerzas federales por la inseguridad en Medellín de Bravo, motivo por el que también habrían recibido la orden de callar al periodista.

A cambio de asesinar al comunicador, la policía municipal de Medellín les brindaría protección para continuar con sus actividades criminales en la zona, como la venta de droga.

Solicitarán desafuero para el Alcalde

La Procuraduría veracruzana de justicia informó que tiene los suficientes elementos probatorios para solicitar “en los próximos momentos” al congreso estatal el juicio de procedencia contra Omar Cruz, presidente municipal de Medellín de Bravo, por su “probable responsabilidad, en posible grado de autoría intelectual, en el homicidio doloso calificado de Moisés Sánchez”.

En su declaración del día 12 de enero, Omar Cruz negó cualquier responsabilidad en la desaparición del comunicador, y negó también tener una mala relación con éste.

Además, también se solicitará la orden de aprehensión contra los policías municipales arraigados, José Francisco García, y Luigi Heriberto Bonilla.

Las dudas en la investigación

De acuerdo con la declaración del detenido Noé Rodríguez, el grupo criminal que secuestró a Moisés Sánchez el 2 de enero no sabía que además de taxista, éste también era periodista.

Al otro día me enteré por los medios de comunicación que el señor Moisés Sánchez no era nada más un taxista, sino también periodista. Nos espantamos y hablé y dije, ya vieron el pedote que se ocasionó por el señor Moisés Sánchez, a lo que El Harry me dijo que iba a hablar con Meneses, para ver si el alcalde paraba la bronca”, dijo en su testimonio el expolicía intermunicipal detenido.

Sin embargo, de acuerdo con la familia de Moisés, al momento de ser sustraído a la fuerza por el grupo criminal, éste fue secuestrado junto con su computadora, celular, tableta, y la cámara fotográfica. Sus herramientas de trabajo para editar el semanario La Unión.

Por otra parte, a pesar de la Procuraduría resaltó en la rueda de prensa que el esclarecimiento del asesinato de Moisés Sánchez fue resultado de interrogatorios a más de 60 personas y a la revisión de casi 5 mil vehículos, la familia del comunicador y la organización civil Artículo 19 han denunciado en numerosas ocasiones que “nadie en Veracruz” llevó a cabo una “búsqueda inmediata” del periodista.

Tras tener acceso al expediente de la investigación, como asesores legales de la familia, Artículo 19 reveló a Animal Político el pasado 23 de enero que las autoridades veracruzanas tardaron 11 días en identificar una cámara de video del C4 que estaba ubicada en un punto de acceso y salida principal que conecta Veracruz con Medellín. Según expone la familia, el contenido de esa cámara habría sido “vital” para dar con el paradero del comunicador en las primeras horas de sus desaparición.

Asimismo, en el expediente no se informa sobre cuáles son las pruebas periciales realizadas que lleven al esclarecimiento de los hechos. Tampoco se informa sobre los operativos y esquemas de búsqueda del periodista, ni cuáles son las áreas o zonas geográficas que se recorrieron para identificar la ruta de escape del grupo armado que se lo llevó.

Los policías municipales, de acuerdo con su declaración en el expediente, tampoco recibieron ninguna orden de búsqueda de Moisés Sánchez.

Lee aquí cuáles son los elementos por los que Artículo 19 sostiene que, contrario a las afirmación de la procuraduría veracruzana, nadie en Veracruz llevó a cabo “una búsqueda inmediata del director del semanario La Unión.

CNDH revisa el caso

Personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) verificará las investigaciones que llevaron al hallazgo del periodista Moisés Sánchez Cerezo.

A través de un boletín emitido la tarde de este lunes 26 de enero, la CNDH informó que, desde que se dio a conocer el hallazgo del cuerpo del periodista, envió a un grupo de visitadores a revisar las investigaciones que dieron con el cadáver se Moisés Sánchez.

“Esta Comisión Nacional entró de inmediato en contacto con las procuradurías General de la República y la estatal, con las cuales mantendrá estrecha comunicación hasta conocer el resultado de sus correspondientes peritajes”, señaló.

Close
Comentarios