“Los políticos son payasos, pero malos”: Lagrimita, aspirante a candidato a alcalde de Guadalajara

Guillermo Cienfuegos, mejor conocido como el payaso Lagrimita, ha reunido alrededor de seis mil firmas y necesita cerca de 17 mil más para ser candidato independiente a la alcaldía de Guadalajara.

“Los políticos son payasos, pero malos”: Lagrimita, aspirante a candidato a alcalde de Guadalajara
Guillermo Cienfuegos, "Lagrimita": Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
Lagrimita (izquierda) y su hijo Costel comenzaron a reunir las firmas para su candidatura desde el 19 de enero pasado. // Foto: Cuartoscuro.

Lagrimita (izquierda) y su hijo Costel comenzaron a reunir las firmas para su candidatura desde el 19 de enero pasado. // Foto: Cuartoscuro.

Con propuestas como “sacar a los animales del gobierno”, “darles un pastelazo” a los funcionarios que no sean bien calificados por los ciudadanos o “poner a payasos como empleados públicos para que siempre se les dé buena cara y sonrisas en la atención a la gente”, Guillermo Cienfuegos, mejor conocido como el payaso Lagrimita, busca convertirse en candidato independiente a la alcaldía de Guadalajara, Jalisco.

Para demostrar que “cualquier ciudadano puede ser alcalde o diputado”, Lagrimita, vestido con pantalones bombachos y su característica nariz roja, insiste en que los políticos “son payasos pero malos”, por lo que decidió usar su popularidad para reunir “23 mil firmas y un poquito más” (23 mil 887, en 491 secciones electorales de Guadalajara, entre el 19 de enero y el 27 de febrero), con lo que contaría con el apoyo de 2% del padrón de la capital de Jalisco, que se conforma por más de un millón 200 mil electores repartidos en 982 secciones.

“La información (sobre cómo obtener una candidatura independiente) la tomé de la publicidad que empezaron a dar en los aeropuertos y en otros lugares. Me llamó mucho la atención que decía que cualquier ciudadano ya podía ser alcalde o ser diputado y entonces empecé a investigar”, señala con voz chillona.

Su tono de voz cambia por completo y se torna serio al momento de hablar de sus “deseos” o propuestas: “Mi sueño es tener un Guadalajara hermoso que nuevamente le llamen el Guadalajara de las rosas (en los años 50 la capital de Jalisco era conocida con ese sobrenombre). Me gustaría que los viejitos tuvieran ese trabajo. Sueño mucho con la policía más amable del mundo. Me gustaría siempre tener orejotas grandes para escuchar lo que cada ciudadano necesita o algunos de sus sueños y llevarlos a cabo”, expresa.

Lagrimita revela que su reto más complicado, además de conseguir la candidatura, es convertir a la policía municipal en la más amable del mundo. “Hay patrones que puede uno copiar como el que sucedió en Nuevo León, que llevaron un coronel del Ejército a la policía y saneó todo”, dice, antes de explicar que “estaría dispuesto a lo que fuera necesario con tal de que la ciudad (Guadalajara) estuviera mejor”.

Para diseñar esas propuestas, Lagrimita cuenta con la ayuda de “amigos” que lo asesoran. “Nada más me dicen ‘oye yo quiero trabajar contigo, no me pagues nada, yo conozco, tengo tantos premios en esto, me ha contratado fulanito de tal’ y me reúno con ellos y nos dan sus puntos de vista y nos asesoran, porque realmente uno no sabe de esto, pero lo que uno sí sabe son las necesidades de los ciudadanos”, indica.

Sin embargo, no todo ha sido diversión en la búsqueda de la candidatura independiente, ya que Lagrimita no conoce a fondo la ley electoral y pensó que si tomaba fotos de las credenciales de elector y presentaba las firmas sería suficiente para demostrar que tenía el apoyo de 2% del padrón electoral de Guadalajara.

Después de juntar alrededor de seis mil fotografías de credenciales de elector en menos de una semana, Lagrimita se enteró que tenía que presentar copias fotostáticas, por lo que le pide a quienes ya le habían firmado que acudan otra vez a sus mítines para que puedan realizar el registro como es debido.

“La mayoría de la gente cuando andamos en la calle me grita ‘¿dónde te firmo? ¡voy a votar por ti!’ aunque no es un voto ahorita, yo lo que les pido es que ahora ellos me regalen su autógrafo”, dice.

A pesar de los problemas, Lagrimita confía en que su imagen aparecerá en la boleta electoral el próximo 7 de junio y, en caso de ganar la elección, el personaje que gobierne tendrá una doble personalidad. “Cuando sea necesario gobernará Lagrimita”, mientras que cuando sean asuntos “más serios” será Guillermo Cienfuegos quien dé la cara.

“La diferencia (entre Lagrimita y Guillermo Cienfuegos) es que yo creo que la política no debería estar peleada con ser feliz o con la risa, porque yo veo que los políticos no saben reír y la diferencia es que Guillermo es un poco más serio, aunque de pronto se avienta sus chascarrillos. Cuando haya que tratar problemas más serios pues tendría que llamarlo a él”, explica.

Hasta ahora, Lagrimita no descarta continuar en la política a pesar de que, casi 15 días después de que comenzó con su búsqueda de la candidatura independiente, todavía necesita alrededor de 17 mil firmas para aparecer en la boleta electoral.

Close
Comentarios