5 claves para entender la jornada violenta del 1 de mayo en Jalisco

¿Qué significa la ofensiva del viernes pasado? Además de mostrar el poder y organización del grupo delictivo, Animal Político presenta en 5 puntos el saldo de esa agresión.

5 claves para entender la jornada violenta del 1 de mayo en Jalisco
Incendio de gasolinera en Puerto Vallarta, Jalisco. // Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
Incendio de gasolinera en Puerto Vallarta, Jalisco. // Foto: Cuartoscuro.
Incendio de gasolinera en Puerto Vallarta, Jalisco. // Foto: Cuartoscuro.
Los ataques que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) perpetró el viernes 1 de mayo en la zona occidente del país no fueron una agresión cualquiera, ya que además de confirmar la amplia capacidad del grupo criminal, arrojaron algunos aspectos hasta ahora inéditos en la campaña de lucha contra el narcotráfico en México.

A partir de la información que se ha dado a conocer y de otros datos revelados a Animal Político por fuentes federales, se desglosa en cinco puntos el saldo de esta nueva agresión, que prácticamente cierra un año de ofensiva de este grupo delictivo en donde la mayoría de las pérdidas humanas y materiales han estado del lado de las fuerzas de seguridad.

1) Primer aeronave inhabilitada por narco en la historia

El ataque de los sicarios al helicóptero Cougar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que dejó tres militares muertos, es la primera agresión del crimen organizado – por lo menos reconocida oficialmente – en la que se logra inhabilitar una aeronave del Ejército.

De acuerdo con la respuesta a la solicitud de transparencia 0000700182513, hasta diciembre del 2013 la Fuerza Aérea no tenía registro de alguna aeronave derribada “por disparos” en operaciones contra el narcotráfico. Incluso, la Sedena negó que hubiera percances con cables metálicos colocados por criminales, como se rumoró en casos anteriores. En 2014 tampoco hubo reportes de ese tipo.

NO DERRIBOS DE HELICOPTEROS HASTA 2014

Pero el pasado 1 de mayo la Sedena reconoció oficialmente que su helicóptero Cougar matrícula 1009 (modelo EC725) fue alcanzado por disparos de arma de fuego, situación que obligó al aparato a “descender de emergencia” dejando un saldo hasta ahora confirmado de tres muertos y más de una decena de heridos.

Oficialmente el Ejército no ha detallado el estado final de la aeronave pero de acuerdo con el comisionado de Seguridad Monte Alejandro Rubido, los disparos destruyeron por lo menos el rotor trasero del helicóptero.

2) Casi 30 policías y militares muertos… y podrían ser más

Los ataques del 1 de mayo dejaron un saldo confirmado de tres militares y un agente de la policía de investigación muertos.

Con estos casos el Cártel de Jalisco acumula del 12 de mayo del 2004 a la fecha un balance letal: siete soldados, cinco policías federales de la División de Gendarmería, 15 policías estatales y un agente judicial asesinados en emboscadas y ataques de sus sicarios.

Por lo menos desde 2006 ningún grupo delictivo había causado en menos de un año ese número de bajas repartidas en cuatro corporaciones distintas. A lo anterior se suma más de una veintena de agentes lesionados. En comparación, del lado de los delincuentes solo se registraron cuatro personas abatidas.

Por si fuera poco hay tres elementos del Ejército mexicano que aún no han sido localizados luego del ataque a la aeronave y que se presume podrían haber perdido la vida. Con esos tres casos el número de bajas en las filas militares y policiales llegaría hasta 31.

3) Fuerza coordinada de al menos 250 sicarios

Autoridades de la Comisión Nacional de Seguridad estimaron que tan solo en las agresiones y bloqueos perpetrados la mañana del 1 de mayo en la zona centro del estado de Jalisco participó una fuerza coordinada de por lo menos 250 sicarios.

La forma de operación – según las fuentes consultadas – no es un mecanismo improvisado sino planificado y que ya en ocasiones anteriores fue puesto en marcha aunque en menor escala. Por ejemplo en agosto del 2012 se realizaron en un lapso de doce horas 28 bloqueos en el estado.

La diferencia esta vez, y por lo cual las autoridades estiman una fuerza de por lo menos un cuarto de millar de delincuentes, es que los bloques se realizaron en un lapso de menos de 90 minutos. Además, a esta estimación habría que agregarle los delincuentes movilizados en Colima, Michoacán y Guanajuato que también llevaron a cabo bloqueos coordinados.

4) Armas y entrenamiento para la guerra

Para inhabilitar el pesado helicóptero Cougar del Ejército el 1 de mayo se necesitaron combinar dos factores: armas muy potentes y personas con el entrenamiento suficiente para usarlas. De ahí que resulte complejo y poco común que una fuerza no militar consiga infligir daño a un aparato de este tipo.

Basta recordar que los helicópteros Cougar diseñados por la compañía Eurocopter en Francia superan velocidades de 250 kilómetros por hora y cuentan con una armadura blindada que los protege de los disparos de cualquier fusil de asalto.

La Sedena reconoció que la aeronave fue alcanzada por disparos de arma de fuego sin detallar cuales, pero que lograron dañar el rotor trasero del aparato y lesionar además a los tripulantes. Entre el arsenal que ha exhibido el Cártel de Jalisco en distintos sucesos, con capacidad para hacer ese daño, se encuentran los fusiles francotirador tipo Barret calibre 50 que pueden atravesar blindajes ligeros o los lanzamisiles RPG-7 de fabricación rusa.

En ambos casos se requieren disparos precisos por parte de los usuarios de esas armas.

No es la primera vez que los delincuentes utilizan con éxito armas de alto poder contra las fuerzas de seguridad. De acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República (PGR), en la emboscada al convoy militar el 14 de mayo de 2014 en Guachinango, Jalisco se usaron granadas de fragmentación y en el ataque a la Fuerza Única Regional el pasado 6 de abril los sicarios atacaron con lanzagranadas los vehículos.

5) Y de los líderes del cártel nada…

Dentro de la Operación Jalisco el gabinete de seguridad tiene identificados por lo menos a cuatro integrantes del Cártel de Jalisco cuya captura es una prioridad. Los ataques del 1 de mayo nulificaron – por lo menos ese día- la posibilidad de captura de alguno de ellos.

La identidad de estas personas no ha sido revelada por las autoridades, pero la PGR y el gobierno de Estados Unidos han reconocido públicamente a Nemesio Oseguera Cervantes alias “El Mencho” como máximo líder del cártel.

En los últimos años el gobierno ha intentado capturar en cinco ocasiones a Oseguera Cervantes, principalmente en Guadalajara, Zapopan y municipios aledaños, pero en todas ellas no lo ha conseguido. Algunos de esos incidentes terminaron en enfrentamientos y bloqueos como los del pasado 1 de mayo.

El segundo en importancia del Cártel y jefe de la célula conocida como Los Cuinis es Abigael González Valencia, cuya detención fue reportada el pasado 28 de febrero en Puerto Vallarta. De acuerdo con un comunicado de la Marina, González contaba con una orden de extradición a EU y fue entregado a la PGR. Desde esa fecha no se ha informado oficialmente si fue arraigado o liberado.

Close
Comentarios