¿Qué falta para saber si el PT pierde o conserva el registro?

No todo depende del conteo que realiza el INE, todavía hay que esperar las impugnaciones ante el Tribunal Electoral y al nombramiento de un interventor, quien se haría cargo de cerrar las puertas del partido

¿Qué falta para saber si el PT pierde o conserva el registro?
Alberto Anaya, exdirigente nacional del PT. Foto: Cuartoscuro Cuartoscuro
Alberto Anaya, dirigente nacional del PT. Foto: Cuartoscuro
Alberto Anaya, dirigente nacional del PT. Foto: Cuartoscuro

El Partido del Trabajo (PT) tambalea entre perder y conservar el registro pero su futuro no depende exclusivamente del conteo que realiza actualmente el Instituto Nacional Electoral (INE), pues todavía podrá acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y poner sus esperanzas en la impugnación de suficientes casillas para alcanzar el 3% de la votación efectiva, el mínimo requerido por la Ley General de Partidos Políticos.

Según el avance en los cómputos distritales, el PT cuenta con el 2.91% de los sufragios efectivos, es decir, sin contar los votos nulos y los emitidos a favor de candidatos no registrados.

La consejera del INE, Pamela San Martín, explicó en entrevista que aún cuando los resultados finales de los cómputos se mantuvieran con 2.91% para el PT, hace falta esperar el proceso de impugnación ante el Tribunal Electoral, en donde podría aumentar el número final de votos para ese partido.

“Después de los cómputos viene la etapa de las impugnaciones, nosotros no podemos tener una certeza absoluta de los resultados hasta que no se resuelvan las impugnaciones porque derivado de las impugnaciones pudieran haber cambios que generan una condición distinta. Una vez que el Tribunal resuelva todas las impugnaciones, en ese momento sí tendríamos ya una información consolidada a partir de la cuál podríamos decir si un partido pierde o no pierde el registro”.

San Martín calcula que a finales de julio o principios de agosto habría certeza sobre el futuro de ese partido fundado en 1990 y que un año después perdió por primera vez el registro.

El PT recuperó el registro como partido nacional en enero de 1992, dos años después participó en las elecciones presidenciales con Cecilia Soto como candidata y se convirtió en la cuarta fuerza política del país. Desde entonces, fue parte de diversas alianzas con otros partidos de izquierda y es hasta ahora, en la elección intermedia de 2015, que está en riesgo de desaparecer en el plano federal, pues todavía podría permanecer como partido local en algunas entidades.

Si el proceso de impugnación ante el Tribunal Electoral no le favorece, corresponde al INE el nombramiento de un interventor, quien según la ley, será el encargado de tomar el control del partido que ya habrá perdido todo derecho y prerrogativa como instituto político.

El interventor nombrado por el INE es el responsable de tomar el control del partido e iniciar el proceso de liquidar el patrimonio, evitando que haya desvíos sobre los recursos o que los bienes muebles o inmuebles sean gravados o donados.

La liquidación de los trabajadores del partido será supervisada por este interventor, quien también estará a cargo de los compromisos fiscales y finiquitar adeudos.

Finalmente, si quedarán recursos disponibles, el interventor vigilará que éstos sean devueltos a la Tesorería de la Federación.

“El interventor es el responsable del control y vigilancia directo del uso y destino de los recursos que tenía el partido. En cuanto se define la pérdida del registro el que se hace cargo de los recursos es el interventor, está obligado a emitir el aviso de liquidación, determinar las obligaciones fiscales y labores con proveedores o acreedores, cuáles son los recursos a ser susceptibles a ser utilizados para cumplir con estas obligaciones y ordenar lo que sea necesario para cubrir las obligaciones”, dijo San Martín.

La consejera del INE no detalló qué perfil deberá tener este interventor o cuál será su origen y la Ley General de Partidos Políticos tampoco lo establece.

En la elección federal de este año, además del PT, está en riesgo de perder el registro el Partido Humanista, que apenas obtuvo el título de partido nacional en julio del año pasado y ronda por el 2.2% de la votación efectiva del 3% que necesita.

En la elección federal pasada, la presidencial de 2012, ningún partido perdió el registro y en la última intermedia, la de 2009, desapareció el Partido Socialdemócrata.

Desde que se creó el Instituto Federal Electoral en 1990 —que se transformó al Instituto Nacional Electoral en abril pasado tras la reforma político electoral— 19 partidos políticos han perdido su registro, cifra a la que están por sumarse tanto el PT como el Partido Humanista.

Partidos políticos que han perdido el registro
Partidos que han perdido el registro desde 1991, tras la fundación del IFE
Close
Comentarios