De cada 20 sentencias que dictan los jueces en México, sólo una es absolutoria, revela INEGI

En promedio un juez o un magistrado recibe diariamente un caso nuevo, además de los que ya tiene pendientes. Sólo en el tema de justicia penal, se abrieron 50 mil casos más de los que se cerraron en 2014.En el DF se inicia la mayor cantidad de casos civiles, mientras que Guerrero lidera en mercantiles y el Edomex en familiares.

De cada 20 sentencias que dictan los jueces en México, sólo una es absolutoria, revela INEGI
De las más de 60 mil sentencias emitidas en un año, solo en el 5% de los casos se declaró al detenido como inocente y quedó libre de todo cargo. // Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
De las más de 60 mil sentencias emitidas en un año, solo en el 5% de los casos se declaró al detenido como inocente y quedó libre de todo cargo. // Foto: Cuartoscuro.
De las más de 60 mil sentencias emitidas en un año, solo en el 5% de los casos se declaró al detenido como inocente y quedó libre de todo cargo. // Foto: Cuartoscuro.
Las personas que enfrentan un proceso penal en México tienen escasas posibilidades de resultar absueltos. De las más de 60 mil sentencias emitidas en un año, en 5%  se declaró al detenido como inocente y quedó libre de todo cargo.

La radiografía actualizada del sistema judicial en México, revelada en el Censo Nacional de Impartición de Justicia 2015, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), revela que en proporción, apenas en uno de cada 20 casos la sentencia es favorable para los procesados.

En total, en 2014, los juzgados de todo el país abrieron cerca de 165 mil juicios en materia penal, que son los que tienen que ver con algún delito como robo, violaciones y homicidio, que involucraron a 169 mil personas detenidas. Es un promedio de más de 450 nuevos juicios que se inician todos los días.

Aunque en ese mismo año se lograron concluir 117 mil 901 juicios en materia penal en el país, la carga de trabajo no disminuyó, pues la cifra de procesos abiertos es superior en más de 50 mil nuevas causas.

Los casos que los jueces lograron resolver derivaron en 62 mil 169 sentencias, de las cuales solamente tres mil 664, que equivalen a 5%, fueron totalmente absolutorias, es decir, se comprobó plenamente que la persona era inocente de todos los cargos que le imputaba el Ministerio Público.

En cambio, en 36 mil 250 sentencias —casi 60%— los jueces decretaron que el procesado era culpable de todos los delitos de los que estaba acusado, mientras que en dos mil 514 casos la sentencia fue mixta, es decir, que al detenido se le encontró culpable de alguno de los delitos que pesaban sobre él.

Baja California es la entidad en donde los jueces emitieron más condenas penales, con un total de 18 mil 498; seguido de Sinaloa, con 4 mil 927; Puebla, con 4 mil 708; Chihuahua, con 4 mil 387, y Sonora con tres mil 849.

Cabe señalar que aunque el Estado de México es la segunda entidad —sólo detrás de Baja California— en donde se abrieron el mayor número de causas penales con más de once mil, el número de sentencias dictadas por los juzgados de ese estado no superó las tres mil 500.

Por lo que hace al Distrito Federal, el poder judicial capitalino no proporcionó al INEGI sus cifras relacionadas con el sistema penal, pese a que si lo hizo en otras materias como la civil y mercantil.

Un caso nuevo a diario

El censo del INEGI revela que sólo en 2014 se abrieron un millón 487 mil 888 causas y expedientes en los juzgados y tribunales de las ramas penal, familiar, civil y mercantil. Por otra parte, en el país hay en total cuatro mil 278 jueces y magistrados de acuerdo con el mismo registro.

Lo anterior significa que, en promedio, cada juzgador debe hacerse cargo de 347 casos nuevos en un año, o lo que es lo mismo, prácticamente un nuevo expediente a diario. Lo anterior sin tomar en cuenta los casos que ya tenga acumulados.

El estudio del INEGI revela que aunque los casos de tipo penal son los más sonados, en realidad se trata de la materia con menos procesos. Los de mayor dimensión, por lo menos en 2014, fueron los expedientes de asuntos familiares, con casi 700 mil casos; luego los civiles, con 530 mil 310, y los mercantiles, con 473 mil 671.

Solamente en el tema civil, el número de casos que se lograron cerrar el año pasado superó a los casos nuevos que se iniciaron. La diferencia más significativa fue en el tema familiar con 418 mil procesos que se concluyeron frente a casi 680 mil que se iniciaron.

El poder judicial del Distrito Federal es el de mayor envergadura respecto a casos abiertos en materia civil con más de 63 mil en 2014.

En cuanto a los asuntos de índole mercantil, los juzgados de Guerrero tienen el mayor número de expedientes iniciados a nivel nacional con 88 mil, mientras que el Estado de México ocupa el primer sitio en asuntos familiares, con 88 mil 972 iniciados el año pasado.

Mayoría de hombres, déficit en instalaciones

Los datos del Censo Nacional de Impartición de Justicia 2015 arrojan que existen dos mil 594 jueces y magistrados hombres por mil 684 mujeres. Esto significa una mayoría de 60% para los impartidores de justicia del sexo masculino.

El censo también evidencia que la edad más común entre los jueces y magistrados de los estados es de 40 a 44 años de edad, con 875 integrantes en total, seguido de los 45 a 49 años de edad, con 836 jueces.

Los jueces menores de 39 años son la minoría pero existe el caso de 33 personas que ya encabezan un juzgado aunque sólo tienen entre 25 y 29 años. Además están los casos de dos mujeres, una en Chiapas y otra en Veracruz, que ya laboran como jueces pese a que solo tienen entre 18 y 24 años de edad.

Respecto al personal de apoyo para los jueces, los datos del INEGI arrojan que en los distintos juzgados y salas de los tribunales de justicia laboran 41 mil 310 personas entre secretarios, actuarios y personal administrativo en general.

Llama la atención que el registro del INEGI contabiliza a 152 médicos forenses, 176 peritos, doce químicos forenses y 49 trabajadores sociales, que dependen de los juzgados en el país. Esto se debe, según el propio estudio, a que en la mayoría de los estados los trabajos de medicina forense y servicios periciales dependen de las procuradurías y no de los tribunales.

Respecto a los recursos materiales, el censo revela que los distintos poderes judiciales tenían a su disposición en el país, hasta el cierre de 2014, poco más de 44 mil 681 computadoras, 20 mil 280 impresoras, 443 servidores y 101 tabletas electrónicas.

A lo anterior se suma una flota de 686 automóviles, 96 camionetas y 57 motocicletas, cifras que confirman que en realidad son minoría los juzgados que cuentan con estos transportes propios.

Otro dato que destaca es que la mayoría de los poderes judiciales de los estados carecen de edificios propios. Según el registro, en total hay mil 805 edificios que funcionan como sedes de los juzgados, salas superiores y oficinas de los tribunales estatales, pero de ellos solamente 566 son propios, mientras que 617 son rentados y 115 compartidos.

Close
Comentarios