Más de 1,600 auditorías y solo este programa cumplió sus metas y regresó lo que no gastó

Este programa del Centro Nacional para la Salud cumple con disposiciones legales y normativas; y hace buen uso de los recursos públicos asignados.

Más de 1,600 auditorías y solo este programa cumplió sus metas y regresó lo que no gastó
El Centro Nacional para la Salud compró 40 millones 429 mil 840 vacunas para cumplir con el programa de Vacunación Universal. // Foto: Cuartoscuro. Cuartoscuro
El común denominador en las revisiones que hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Cuenta Pública 2014 es que los programas no cumplen con sus objetivos, los padrones de beneficiarios presentan irregularidades o los recursos públicos no se gastan correctamente. Pero existe uno que según el órgano fiscalizador sí cumplió con sus metas.

El Programa de Vacunación Universal “cumplió con las disposiciones legales y normativas” durante 2014, concluyó la ASF, tras realizar una auditoría de desempeño y una financiera, en la que revisó el destino de 2 mil 781 millones 867 mil pesos.

Aunque se le hicieron 10 recomendaciones para mejorar, entre otras cosas, la logística en la entrega de vacunas y aumentar el control en la aplicación de las mismas, la ASF concluyó que los recursos de este Programa se ejercen correctamente y cumple con sus objetivos.

La ASF realizó 1,659 informes de la Cuenta Pública 2014, que corresponden a 748 auditorías de cumplimiento financiero, 897 auditorías de desempeño, 8 evaluaciones de políticas públicas, 5 estudios, y una revisión de Situación Excepcional.

La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional para la Saud de la Infancia y la Adolescencia, tiene control del Programa de Vacunación Universal, cuyo objetivo es “desarrollar estrategias para la reducción de enfermedades prevenibles por vacunación”.

A través de dos programas presupuestarias —la E036 Reducción de Enfermedades prevenibles por vacunación y la U005 Seguro Popular— el centro adquiere y distribuye a las entidades federativas diferentes vacunas: neumococo, antihepatitis B infantil y adulto; difteria, tétanos, tos ferina, Rotavirus, papiloma humano o la de influenza estacional.

El Centro Nacional para la Salud reportó recursos ejercidos en 2014 por 2 mil 871 millones 297 mil pesos por la operación de esos dos programas presupuestarios.

La ASF encontró que, en realidad, se ejercieron 4 mil 854 menos, pero esa diferencia por “recursos no aplicados” fue reintegrada a la Tesorería de la Federación, justo como debe ocurrir cuando se da un subejercicio.

El órgano fiscalizador también comprobó que el Centro Nacional de Salud pagó en tiempo y forma a los proveedores de once tipos de vacunas, para entregarlas a las entidades federativas.

“Se comprobó que para efectuar dichos pagos, el CeNSIA gestionó 99 cuentas por liquidar certificadas, las cuales se encuentran soportadas en la documentación justificativa y comprobatoria consistente en facturas, reporte de conformidad y aceptación de bienes o prestación de servicios, oficio de liberación de dosis que emite la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, remisión de producto terminado y acuse de recibo; dichos documentos acreditan la entrega de los biológicos en las 31 entidades federativas y el Distrito Federal. Asimismo, se constató que se aplicaron las penas convencionales por los bienes no entregados oportunamente, en los términos previstos en los contratos”.

En total, el Centro compró 40 millones 429 mil 840 vacunas para cumplir con el programa de Vacunación Universal. Las distribuyó entre todos los estados, según lo acordado en convenios que firmó con cada uno de ellos y comprobó las entregas en reportes de “Remisión de producto terminado y acuse de recibo”.

La ASF entregó al Congreso el pasado 17 de febrero el Informe de Revisión y Fiscalización de la Cuenta Pública 2014. Ésta constó de mil 674 informes de auditorías de desempeño, cumplimiento financiero y evaluación de políticas públicas.

El titular de la ASF, Juan Manuel Portal, destacó que el rasgo común de los informes de la Auditoría es que las fallas o irregularidades detectadas se repiten año tras año y eso afecta la operación y ejecución de los programas.

Otros programas con buen desempeño o correcto manejo financiero

De la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Plan Hídrico Integral de Tabasco. 

El gasto de los 119 millones 506 mil pesos destinados en 2014 a este programa se “planearon, programaron, presupuestaron, adjudicaron, ejecutaron y pagaron conforme a la legislación aplicable”.

Según la ASF, para este programa se tramitaron y obtuvieron las licencias y permisos necesarios —incluidos de impacto ambiental y análisis de riesgo— para implementar las obras necesarias para cumplir con el objetivo de disminuir el riesgo de inundaciones en la región.

Del Fideicomiso para Apoyo a la Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, la ASF concluyó que tanto los ingresos como los egresos se autorizaron y registraron según las normas.

De la Comisión Nacional Forestal, el Fondo Forestal Mexicano para promover la conservación, incremento, aprovechamiento sustentable y restauración de los recursos forestales del país.

La ASF determinó que los 8 mil 445 millones de pesos recibidos se ejercieron correctamente con excepción del 8.5% de los recursos que se entregaron para incendios forestales sin justificar su uso.

Close
Comentarios
  • asaravia

    Hola!