La policía investigará la muerte del gorila del zoológico de Cincinnati

Las autoridades del zoológico mencionaron que no tuvieron más remedio que matar al gorila, después de que un niño de cuatro años cayera en su recinto.

BBC Mundo

La policía investigará las circunstancias que rodean la muerte de un gorila en el zoológico de Cincinnati, en Estados Unidos. Los responsables del parque le dispararon después de que un niño de cuatro años cayera en su recinto.

El fiscal del condado de Hamilton, Joseph Deters, dijo que una vez que la investigación policial termine “van a analizar posibles cargos criminales”.

El zoológico dijo que no tuvo más remedio que matar el gorila y defendió sus medidas de seguridad en el área donde se encontraba el primate.

Activistas animales acusaron al zoológico de negligencia.

La organización Detengan Ahora la Explotación Animal (Stop Animal Exploitation Now), un grupo de derechos de los animales con sede en Cincinnati, dijo que había presentado una demanda federal contra el zoológico ante el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Los padres del niño -que sufrió heridas leves en el incidente- también se enfrentaron a fuertes críticas en las redes sociales.

“No es adecuado”

El niño cayó el sábado dentro del recinto de Harambe, un gorila de 17 años en peligro de extinción.

Las imágenes de video muestran que el animal arrastra al niño por el agua poco profunda de su estanque.

Poco después, los cuidadores del zoológico disparan a Harambe.

El lunes, el zoológico defendió sus acciones, diciendo que no tenía más remedio que disparar al gorila porque los tranquilizantes no habrían hecho su trabajo a tiempo para salvar al niño.

También dijo que el espacio donde habitan los gorilas es seguro y que superó todos los protocolos requeridos.

Pero Michael Budkie, de Detengan Ahora la Explotación Animal, dijo que la USDA debería multar al zoológico por tener un recinto al que el público puede acceder.

Muchos se manifestaron en la puete del zoológico por la muerte de Harambe. AP
Muchos se manifestaron en el zoológico por la muerte de Harambe.

“Lo que pasó este fin de semana pone en claro que las barreras físicas en el zoológico de Cincinnati no son adecuadas para mantener a la gente fuera de los recintos”, dijo, añadiendo que ese espacio lleva construido más de 30 años.

Budkie también dijo que el zoológico había sido criticado en marzo después de que dos osos polares fueron capaces de deambular por fuera de su jaula en un pasillo de servicio.

BBC Mundo
Close
Comentarios