Mamás de desaparecidos marchan el 10 de mayo para que sus demandas se incluyan en la ley

Los familiares de desaparecidos mexicanos y centroamericanos se movilizarán para pedir a los legisladores que tomen en cuenta sus peticiones para integrarlas a la Ley contra la desaparición forzada.

Mamás de desaparecidos marchan el 10 de mayo para que sus demandas se incluyan en la ley
Especial

Por quinto año consecutivo, mamás y familiares de personas desaparecidas en México se concentrarán este 10 de Mayo en la capital del país, para realizar la “Marcha de la Dignidad Nacional: madres buscando a sus hijos e hijas, y buscando verdad y justicia”, que partirá a las 10:00 horas del Monumento a la Madre, hacia el Ángel de la Independencia.

En esta quinta edición, la marcha de madres de personas desaparecidas tendrá una exigencia particular: que las familias de las víctimas sean tomadas en cuenta, para la redacción de una Ley General contra la Desaparición Forzada.

“La creación de una Ley General contra la Desaparición Forzada fue una recomendación hecha por la ONU al Estado Mexicano en 2015 –señaló la señora Guadalupe Fernández, madre del ingeniero José Antonio Robledo Fernández, desaparecido desde 2009–; de entonces a la fecha se hicieron diversos foros, en los que legisladores y autoridades tomaron nota de todas las necesidades que las familias de víctimas les presentamos, en particular una: que los casos sean investigados por las autoridades federales, ya que las procuradurías estatales sólo brindan impunidad. Sin embargo, nuestras peticiones fueron ignoradas.”

La señora Fernández, integrante del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en México, denunció que la Procuraduría General de la República se ha negado, sistemáticamente, a que la futura ley le asigne la obligación de investigar estos delitos, alegando que eso le quitaría esta responsabilidad a las autoridades de cada estado de la República.

Sin embargo, destacó, que la negativa de las autoridades federales a investigar estos casos representa “un retroceso para las familias, ya que, si la facultad de investigar las desapariciones queda en manos de los gobiernos estatales, como ocurre actualmente, en realidad la nueva ley no generará ningún cambio: las familias de los desaparecidos seguiremos enfrentando a autoridades cómplices o incompetentes, que lo único que hacen con nuestros expedientes es mandarlos al archivo muerto, y eso es algo que no vamos a permitir.”

–¿Cómo debe ser la ley que las familias demandan? –se le pregunta.

–La ley debe obligar a las autoridades federales a investigar los casos de desaparición forzada siempre, sin pretexto. Además, la nueva ley debe reconocer todas las formas en que se comete este delito, incluyendo la desaparición cometida por particulares.

En la actualidad, las leyes mexicanas sólo reconocen los casos de desaparición forzada, cuando éstos son perpetrados directamente por funcionarios públicos, o cuando son perpetrados por particulares con la complicidad de funcionarios públicos.

Sin embargo, las familias de desaparecidos demandan que la nueva ley reconozca la “desaparición por particulares”, es decir, aquellos casos de privación de la libertad cometidos por personas ajenas al gobierno, y cuya intención no es cobrar un rescate, sino, literalmente, que el destino y paradero de su víctima quede sin conocerse de forma permanente.

En la actualidad, las desapariciones cometidas por particulares no son reconocidas por las autoridades, y estos casos son presentados como secuestros extorsivos, aunque la intención de los perpetradores no sea obtener una suma económica a cambio de liberar a la víctima.

En la marcha de mañana en la Ciudad de México participarán mamás de personas desaparecidas en la capital del país, así como en el Estado de México, Morelos, Veracruz, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Jalisco, Tamaulipas, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí, Guerrero, Oaxaca (sólo por citar las delegaciones confirmadas al cierre de esta edición), así como representantes de familias de desaparecidos de Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Desgraciadamente, las desapariciones no son un problema del pasado: siguen sucediendo, apenas hace dos semanas desaparecieron dos muchachos en Naucalpan, luego de tener un altercado con policías del Estado de México, y hasta la fecha no se sabe nada de ellos… entonces, a las personas que tienen un familiar desaparecido las invitamos a que aprovechen este encuentro, pueden llevar las fotos de sus seres queridos, sus mantas, pueden asistir aunque no tengan una denuncia formal o aunque no formen parte de ningún colectivo. Anímense, solos podemos caminar, pero acompañados siempre se avanza más rápido. No nos quedemos en casa, si no los buscamos nosotras, nadie lo va a hacer…”

Cabe destacar que, además de la marcha en la Ciudad de México, en todas las entidades de la república se realizarán manifestaciones paralelas, para conmemorar el Día de las Madres con la consigna: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

En México, las autoridades reconocen 26 mil casos de desaparición forzada; este registro no incluye las desapariciones ocurridas entre los años 60 y 80 en México.

Close
Comentarios