Solo se inspeccionaron 4 de cada 10 gasolineras durante la emergencia ambiental

La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, encargada de verificar si las gasolineras contaminan, sólo tiene 72 inspectores para supervisar 843 estaciones y un presupuesto de 452 millones de pesos.

Solo se inspeccionaron 4 de cada 10 gasolineras durante la emergencia ambiental
De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia, la ASEA sólo tiene 72 inspectores para supervisar 843 estaciones Cuartoscuro

A pesar de que es una de las industrias más contaminantes, 60% de las gasolineras y plantas de gas LP del Valle de México no fueron verificadas por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) durante la emergencia ambiental por contaminación —entre marzo y el 1 de junio— para confirmar que cumplen con las normas ambientales.

La ASEA fue creada como parte de la Reforma Energética con el objetivo de tener una entidad dedicada exclusivamente a la supervisión de las industrias relacionadas con hidrocarburos, toda vez que, hasta antes de marzo de 2015, Pemex tenía esa obligación.

De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia, la ASEA sólo tiene 72 inspectores para supervisar 843 estaciones —es decir, un inspector por cada 11 estaciones— y un presupuesto de 452 millones de pesos, equivalente al de una dirección general de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Del presupuesto total, 211 millones de pesos (47% del total) se destinan a pagos y salarios, mientras que los 240 millones de pesos restantes (53%) se ocupan en gastos de operación, indica el Presupuesto de Egresos de la Federación.

La importancia de la ASEA se evidenció durante la emergencia ambiental de la zona metropolitana, iniciada en marzo pasado, pues la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) le ordenó supervisar de emergencia a gasolineras y plantas de gas LP, para asegurarse que dichas industrias no contaminaran, pero hasta el pasado 1 de junio sólo habían avanzado 40%, según información proporcionada por la Agencia.

Lee: El Trolebús, una medicina contra la contaminación caduca y abandonada.

Además de las supervisiones de emergencia, la Agencia debe hacer inspecciones periódicas y de forma aleatoria a todas las industrias.

Cada que una persona acude a cargar gasolina en su vehículo se emiten gases contaminantes.

Animal Político solicitó una entrevista con funcionarios de la ASEA, desde el 6 de junio pasado, para que explicaran las políticas de inspección, pero ha sido negada debido a una “saturación de agenda”, según explicó el área de comunicación social.

¿Por qué deben ser supervisadas las gasolineras?

La contaminación se deriva de la reacción química entre los compuestos orgánicos volátiles (Cov) y los óxidos de nitrógeno (Nox). Los vehículos generan la mayor parte de óxidos, mientras que las industrias, las fugas de vapores de gasolineras, las fugas de gas LP, el uso de solventes y la aplicación de recubrimientos, entre otras actividades, producen la mayor proporción de Cov (68.4%).

Por esa razón, cuando se aplica el doble Hoy No Circula, los niveles de contaminación bajan poco, debido a que solo se disminuyen los óxidos de nitrógeno, mientras que los compuestos orgánicos volátiles continúan en el aire.

La razón principal para inspeccionar a las gasolineras es que cada que una persona acude a cargar gasolina en su vehículo se emiten gases contaminantes. De ahí que están obligados a tener equipos de recuperación de vapores, según lo establece la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-001-ASEA-2015.

Lee: Dime dónde vives y te diré si es la zona con más contaminación del Valle de México.

El investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ricardo Torres Jardón, explica que la emisión de contaminantes en las gasolineras es sólo “una fracción”, por eso “no importa tanto la cantidad sino la composición (química)”.

¿Cómo supervisan?

La ASEA fue creada en 2015 pero fue hasta este año cuando entró en operación.

Octavio Pérez, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas A.C. (AMEXGAS), explica que antes de la creación de la ASEA, los permisos para la industria eran emitidos por la Comisión Reguladora de Energía, mientras que la Secretaría de Energía tenía direcciones generales para la inspección en plantas de gas LP y gasolineras, pero enfocadas en las medidas de seguridad y no a la materia ambiental.

Ahora, la ASEA emite las Manifestaciones de Impacto Ambiental y el estudio de riesgo ambiental para permitir la operación de gasolineras o industria que maneje hidrocarburos.

Según información de la Agencia, al entrar en operaciones habían 650 trámites para gasolineras de nueva operación y hasta el 1 de junio pasado se habían resuelto 96% de los casos; por lo tanto, éstas ya cumplen con las especificaciones de la norma, mientras que “de las anteriores a nuestra norma no se ha detectado alguna que no cuente con este sistema de recuperación de vapores”.

Lee: Si limitan la circulación de autos ¿por qué persiste la contaminación?

Leonardo Martínez, director de AEQUUM, A.C., Centro de Estudios sobre Equidad y Desarrollo, advierte que los empresarios “dicen que cumplen (con las normas), pero hay que dudar”. Incluso, señala, no se sabe a ciencia cierta la cantidad de emisiones de contaminantes que generan porque la demanda de hidrocarburos cambia todo el tiempo.

Entre las disposiciones obligatorias que deben cumplir las industrias de hidrocarburos está la Cédula de Operación Anual (COA), que es un reporte de las emisiones y transferencias de contaminantes a la atmósfera, suelo, agua y de residuos peligrosos del sector hidrocarburos, aunque los reportes comenzarán hasta 2017.

La ASEA tiene la obligación de supervisar el cumplimiento de los ordenamientos legales, reglamentarios y por ello, podrá realizar y ordenar certificaciones, auditorías, verificaciones y visitas de inspección y supervisión.

De acuerdo con el presidente de AMEXGAS, los inspectores de la ASEA son insuficientes para toda la industria, por ello, sólo realizan visitas aleatorias y verificación de cuestiones administrativas. Además, dice, existen verificadores externos que los mismos empresarios contratan, pagan y cuyos reportes entregan a la autoridad.

Lee: Los autos no son los principales culpables de la contaminación por ozono

Esto también se explica en los documentos de la ASEA. La inspección, indica, es “multinivel”, es decir que puede ser realizada por aseguradoras, acreditados e inspectores federales de la ASEA.

Los únicos terceros autorizados para inspeccionar son 21 especialistas del Instituto Mexicano del Petróleo y 10 personas de la Corporación Mexicana de Investigación en Materiales, según informa la Agencia en su página de internet.

Los altos niveles de contaminación han puesto a la Zona Metropolitana del Valle de México en una crisis ambiental. Durante los primeros seis meses del año, solo ha habido 20 días limpios, es decir, con niveles de contaminación inferiores a los 100 puntos Imeca.

Close
Comentarios